sábado, 2 de julio de 2016

Presentación de piel en Ayamonte

En el recital de ayer. Fotografía de José Luis Rúa.

Anocheció lentamente durante mi presentación ayer de piel en el patio del centro cultural la Casa Grande de Ayamonte. Previamente se había celebrado la inauguración de la  exposición de Antonio Garrido en la Sala de las Tinajas, pero de eso hablaré mañana en este espacio. Quiero dar cuenta hoy de mis emociones durante la presentación del poemario. De este ya he hablado en otras ocasiones y del acto puede hallarse una detallada reseña de José Luis Rúa en Huelva Ya.es y Huelva24.com, acompañada de sus magníficas fotografías.

Ayamonte debía ser una parte del circuito de presentaciones de este libro porque algunos de sus poemas se escribieron allí y hay mención expresa a sus marismas. Con piel he pretendido varias cosas pero también la vivencia del paisaje y de sus gentes. Y fueron las personas que pudieron acudir ayer al patio de la Casa Grande las que hicieron muy especial este acto. De la mano eficaz y cariñosa de José Luis Rúa (que me presentó) todo es más fácil, desde luego. Cualquier cosa que uno pudiera plantearse él ya la había solucionado previamente. Su capacidad de promover la cultura de la zona es algo sobradamente conocido por todos.

Quiero agradecer la presencia del alcalde de Ayamonte, Alberto Fernández, que abrió el acto de forma cercana y lleno de impulso por su tierra, y de la concejala de Cultura, Gemma Martín, que siempre puso a mi disposición ese maravilloso edificio que es la Casa Grande. A todo el personal de este centro cultural del Ayuntamiento de Ayamonte y, en especial, a Juan José Castellano, quiero manifestar mi reconocimento por todas las facilidades dadas para que pudiera celebrarse con éxito el acto de presentación y recital desde el primer día que acudí para interesarme sobre esta posibilidad hasta ayer por la noche, prestándose a solucionarlo todo con eficacia y cariño.

Anochecía en el patio de la Casa Grande mientras me acompañaban el tenor Francisco Javier Vera (todo un descubrimiento para mí y que emocionó a los presentes) con su actuación al inicio y como cierre y los poetas Estrella García (que leyó con la suavidad y hermosura de su carácter el poema que le repartí intuyendo que correspondería a su forma de entender la poesía), Augusto Lourido (que puso delicada y nostálgica voz a un poema que escribí en Praia Verde), Antonio Cabrita (que además de participar en este acto ha traducido mis poemas permitiéndome leerlos y escucharlos en esa lengua tan amada) y Eladio Orta.  Eladio recitó uno de los poemas del libro haciéndolo tan suyo que voy pensando que fue él quien lo escribió sin que yo lo supiera, lo que es todo un honor para mí.

Se hizo de noche pero el ambiente que se había creado en el patio de la Casa Grande era tan especial que prolongamos durante mucho tiempo la estancia en el vino español que se ofreció después. Y allí se habló de proyectos, de literatura, de arte, de cultura, de solidaridad (siempre recuerdo que piel, editado por los Libros del Consuelo para SBQ apoya los fines solidarios de esta organización) pero, sobre todo, de amistad. Que es lo que finalmente importa siempre. Gracias a todos los que asistieron al acto hasta llenar el patio de la Casa Grande, gracias a todos los que lo hicieron posible y sigamos adelante en todo tipo de proyectos.

Cartel de la presentación, obra del artista y diseñador gráfico Antonio Garrido.
Alberto Fernández, alcalde de Ayamonte, durante el discurso de recepción. Fotografía de José Luis Rúa.
José Luis Rúa en la presentación. Fotografía tomada de su muro de Facebook.
Con Alberto Fernández. Fotografía de José Luis Rúa.
José Luis Rúa durante la presentación del libro.
 Foto de Calamanda, que tuvo el detalle de acercarse desde Jerez para esta presentación
 como antes había acudido a las de Córdoba y Sevilla. 

Foto de Estrella García.
Foto de Calamanda.
Foto de Calamanda.
El tenor Francisco Javier Vera. Foto de Calamanda.
La poeta Estrella García recitando el poema de la página 27 de piel.
El poeta Augusto Lourido recitando en portugués el poema de la página 51 de piel.
El poeta y traductor Antonio Cabrita recitando el poema de la página 44 de piel.
Eladio Orta recitando con la inestimable ayuda del poeta  Juan José Domínguez.
El poeta Eladio Orta recitando el poema de la página 59 de piel.
 

El tenor Francisco Javier Vera en el cierre de la velada.
Una foto para el recuerdo, con todos los Poetas del Guadiana que pudieron acercarse a la presentación
y a los que agradezco su cálida acogida. (Todas las últimas fotografías son de José Luis Rúa.)

11 comentarios:

Marina dijo...

Quizá, mi querido poeta, todo surge, cálido, cercano, suave y entrañable, porque ir paseando por tu piel así lo pide.

Me alegro tanto y tanto de que viváis estos momentos que cierro los ojos y casi estuve allí.

María Perlada dijo...

Me alegra muchísimo, Pedro.

Gracias por compartir tus vivencias.

Un beso.

Omar enletrasarte dijo...

ese niño (tu poemario) te ha llevado por los rumbos de la aceptación y el reconocimiento
me alegro sobremanera
un abrazo

Rita Turza dijo...

Me emociona ver el recorrido de piel. Enhorabuena amigo. Largo recorrido a piel y a los próximos proyectos.

Un abrazo muy fuerte.

Myriam dijo...

¡Maravillosa!¡Maravillosa!
¡Cuánto me alegro!

Abejita de la Vega dijo...

Piel no podía sino ser bien recibida. Enhorabuena Pedro.

María del Carmen Ugarte García dijo...

Ahora que vuelvo a tener piel a mano, voy a montarme mi Ayamonte particular. No será lo mismo, pero merecerá la pena la relectura.

Marina dijo...

Por cierto... yo no encuentro mi libro... ¿dónde lo habré puesto? Quizá alguien lo encontró y pensó que era un libro huérfano,,sin nombre, pobrecillo ;)

(Jajajaja)

Paco Cuesta dijo...

Pedro: distrae el ánimo con algún descanso.
Un abrazo

Edurne dijo...

Te está dando un montón de satisfacciones esta piel...
Me alegro muchísimo.
Besos
;)

JL Ríos dijo...

Me alegro de que todo te fuera tan bien, con música en directo y todo. Un abrazo.