miércoles, 6 de julio de 2016

Hoy me he acordado del otoño


Hoy me he acordado del otoño. Sin razón alguna. Quizá la necesidad de umbría en mitad de estas horas de bochorno. Quizá echar de menos abrigarme y salir a la sierra de buena mañana para sentir que la luz se hace más humana. Debería comenzar a recoger leña para encender la chimenea en la primera noche fría de las que ya están cerca.

11 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Por aquí un sempiterno otoño nos abraza.
Habrá que dejarlo partir...
Pues es tiempo de olas, y de resacas...
De rozar con los dedos ese horizonte, que se nos escapa, de no llegar a tiempo.
Que ...ya llegarán las noches frías con sus hojas muertas.

Qué tal, si mientras, nos bebemos este verano y con los labios abiertos... (?)

;)

Bss, Pedro.

mojadopapel dijo...

Y poder arrogarse para guardar calor.

Emilio Manuel dijo...

Siempre ocurre lo mismo, nos acordamos de santa rica cuando truena.

Abejita de la Vega dijo...

El otoño es otra luz y cierta melancolía muy poética. Ahora toca verano.

Myriam dijo...

Deseos de saltarte el verano? Aún nos queda mucho por delante, pero todo llega, también el otoño...

Besos

Doctor Krapp dijo...

Haces bien en recordar el otoño, a mi el verano me sienta bastante mal y necesito alguna cura.
Aquí lo dejé expresado: http://suicidasperezosos.blogspot.com.es/2014/06/el-verano-tiene-cura.html

Un abrazo, Pedro

Campurriana Campu dijo...

Por un momento, he pensado que eran percebes.

Rita Turza dijo...

Es mi estación favorita, y hoy también la eché de menos. Sera que necesito rutina y volver a la normalidad.

Besos.

dafd dijo...

Me produce alegría esta anotación

Paco Cuesta dijo...

Recoger ideas acumuladas para alimentar el fuego creativo. Luego pedernal, chispa y un breve tiempo para que la llama avive.
Perdón por la tardanza.
Un abrazo

JL Ríos dijo...

Apenas he encendido la chimenea este invierno pasado, me servirá la misma leña que no he acabado. Por aquí quedan todavía muchos días de calor, pero muchos. Cuando era joven prefería el calor al frío, ahora no.

Un abrazo