domingo, 8 de mayo de 2016

El día en el que descubramos la democracia


El día en el que la libertad de unos no se construya sobre la esclavitud de otros, habremos descubierto de verdad la democracia. Supongo que es una forma demasiado simple de entender el problema. Pero las otras me parecen demasiado complicadas.

9 comentarios:

Myriam dijo...

Y no basta con ello, habría que superarla hacia aún una mejor forma de gobierno que sintetice en ella lo mejor de cada una d ellas mejores conocidas. ¿Estamos preparados para el desafío?

Besos

Campurriana Campu dijo...

Pedro, demos sentido a la esperanza con nosotros mismos.

Emilio Manuel dijo...

Cuando hablan de democracia y de libertad ¿que quieren decir?

Fackel dijo...

Digamos que hasta la fecha, en ciertos países, la Democracia como forma convencional y de representación electoral, formal, existe, con sus altibajos e insatisfacciones. Que tal procedimiento de gobierno puede tener un recorrido más amplio y profundo si otras aspiraciones como la justicia, el reparto más equitativo y otras maneras de participación cívica se afianzan, sería de desear. Como puede suceder todo lo contrario, que la Democracia se torne obsoleta, se retraiga hacia veleidades autoritarias. Si llamamos Democracia a un ideal, tipo eso que llamamos Felicidad, Libertad, Justicia, etc., no soy optimista respecto a que la humanidad la alcance. Hoy por hoy, el juego europeo está en riesgo y no quiero ni pensar si retornan los nacionalismos y se ignora al ciudadano. Por cierto, hay tantas formas de esclavitud que eluden tal denominación...

Andres Lopez dijo...

La tuya es una ética fácil de entender, la lógica no necesita de la ciencia. CUando los demás son importantes eo es lo que vale.
bESOS
aNDRÉ

Amapola Azzul dijo...

Uff!!
Besos.

São dijo...

Me parece ser muito longínquo esse dia, Pedro, infelizmente !

Mas tenhamos esperança---


Boa semana e abrazos, amigo mio

XuanRata dijo...

Simple o no, probablemente es la única forma de empezar a superar el problema.

LA ZARZAMORA dijo...

Empezar por lo sencillo, ya es bastante complicado...
Besos, Pedro.