viernes, 20 de mayo de 2016

Como volver a casa. Recital en Bizarte


Mañana sábado estaré en Bizarte para recitar y hablar de poesía. Para mí, volver a Béjar es como volver a casa. Desde hace unos cuantos años, esta localidad salmantina ha significado muchas cosas en mi vida. No solo es un lugar cargado de referencias históricas y culturales y un paisaje lleno de lugares admirables en todas las épocas del año y que siempre recomendaré visitar. Es, sobre todo, un grupo de amigos, de complicidades y de experiencias. La vida da muchas vueltas y de vez en cuando uno tiene la fortuna de llegar a un sitio en el que desea quedarse. En aquel entorno y con estas personas tiene sentido piel, mi último poemario. En esa sierra se escribió la mayor parte del texto y en Candelario se presentó el libro por vez primera en el pasado mes de diciembre. Y allí tiene su asiento Luis Felipe Comendador, que lo ha editado con fines solidarios. En Bizarte, el espacio cultural en el que intervengo mañana sábado a las ocho, también he tenido experiencias siempre agradables. Cruzar la puerta de esa antigua farmacia convertida hace años por un grupo de amigos en Notesalves. Contenedor de Arte, es siempre sentirse en un lugar especial. Allí presenté Esguevas en el 2013, escrito a medias con Javier García Riobó, que fue quien me llevó por primera vez a Béjar para ser algo más que un turista de paso.

Pues eso, que vuelvo a casa, a estar entre amigos. Y allí será un placer recibir a todos los que quieran acercarse. Hablaré de mis tres poemarios recientes, de poesía y de experiencias y leeré alguno de los textos de Esguevas, Echo al fuego los restos del naufragio y piel.

4 comentarios:

María Perlada dijo...

Cómo me alegro de tus proyectos personales, Pedro, y que los compartas con nosotros, así como tus emociones. Y un placer sería verte de cerca recitando tus poesías, y aunque no estaré en presencia, sí me acordaré.

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

Como los indios.

Myriam dijo...

Espero que nos cuentes...
Seguro que todo , como siempre,
salio muy lindo.

Besos

Edurne dijo...

Seguro que no es como el turrón... Pero volver a casa es la mejor de las sensaciones.
Sé que ha sido todo un éxito, como no podía ser de otra forma.

Besos.
;)