lunes, 25 de abril de 2016

Conocer y no conocer Córdoba. Presentación de piel en Córdoba.

En la presentación del sábado. Fotografía de Jesús Garrido.

Yo conocía Córdoba pero no conocía Córdoba. Mis viajes anteriores a esta ciudad habían sido por motivos laborales o turísticos: formar parte de un tribunal de Tesis Doctoral, asistir a algún congreso de mi especialidad, visitar la Mezquita y callejear por el casco antiguo de la ciudad... No conocía Córdoba, en verdad. Nos suele ocurrir. Vamos a los lugares y los convertimos en escenarios de nuestras ansiedades y deseos o parques temáticos, con la urgencia del turista que hoy está en Córdoba y el martes en Granada para terminar el jueves en Sevilla. Gracias al entusiasmo de Pilar María Martínez Navarro, una de las amigas más antiguas de este blog (autora, a su vez, de uno bien interesante que cerró hace tiempo), mi libro piel me ha llevado los días pasados a Córdoba. Sin ella, no hubiera sido posible.

El viernes pasado firmé ejemplares en la Feria del Libro de la ciudad. Aunque llevar un libro de poesía a una feria del libro y que te toque turno después de un famoso cocinero andaluz te hace poner los pies en la tierra, desde luego. La experiencia fue muy interesante y recuerdo con cariño a las jóvenes lectoras que se acercaron para hacerme una encuesta para la revista de su centro de secundaria.

El sábado presenté el libro en el patio del Mayflowers Hostel, un moderno establecimiento enclavado en el centro del tradicional barrio de San Basilio que ha sabido aunar la comodidad que requieren estos negocios con el respeto al entorno y al propio edificio, una casa típica de ese barrio cordobés. A sus propietarios -en especial a María José, toda dulzura y generosidad- quiero agradecer las facilidades dadas y la cariñosa acogida durante estos días. También debo agradecer a todos los asistentes su presencia pero quiero destacar que hasta Córdoba se llegaron Amparo (Calamanda) y Jesús Garrido (magnífico fotógrafo al que hace mucho que quería conocer porque admiro su mirada y los textos con los que solía acompañar las imágenes en su blog).

Por supuesto, el acto no hubiera tenido el mismo significado sin la colaboración de Susana (Susana Sicilia Peña), pintora cordobesa que dio forma en óleo a la imagen diseñada por Luis Felipe Comendador para la portada del libro, y sin la de Rafael Girón, diseñador y creador de Patia. Patia es una muñeca de reciente creación que es muy visible en toda Córdoba y que pretende convertirse en una seña de identidad de la ciudad en su sector. He podido constatar su éxito, su presencia en la ciudad y su participación en actividades culturales, de contenido solidario y social. Susana ha donado tanto el cuadro que pintó durante el acto como uno de los ejercicios previos, ambos un recuerdo inolvidable. Rafa Girón ha donado también una de las muñecas, firmada por él. Ambos objetos se entregan a SBQ Solidario para que contribuyan a financiar las actividades de esta ONG. Como saben los lectores asiduos de este espacio, piel es un libro editado por lfediciones para la colección Libros del consuelo y contribuye a las actividades de esta organización. En esto nadie tiene más protagonismo que los niños a los que ayuda esta ONG en los cerros de Alto Trujillo de Perú.

Quiero apuntar otra cosa. En vez del derrotismo que nos invade hoy en España y el pesimismo con el que algunos afrontan el presente, en cada viaje para presentar este libro de poemas -también me sucedió con los anteriores- me hallo con puñados de gente que hace cosas. Que decide no conformarse en sus vidas y que comienza a actuar sin esperar que las instituciones o los políticos cubran las necesidades sociales o culturales. En España hemos estado muy acostumbrados a una mirada estatalista sobre el mundo (quizá por esa herencia del franquismo que parece habérsenos metido en los huesos), pero el mundo ha cambiado mucho en estos años. Lo que tenemos que pedir -exigir- a las instituciones y a los políticos es que no entorpezcan la acción de los ciudadanos porque veo en todas las ciudades grupos de personas que han comenzado a obrar, a ser solidarios con los otros y a promover actividades culturales sin esperar nada de las administraciones. Personas que buscan reunirse en pequeños grupos para tomar las riendas de su vida, organizar actividades artísticas, promover eventos que hagan de sus barrios y sus ciudades un mundo más amable. Si todos dedicáramos una parte de nuestro tiempo a tomar las calles de esta manera nunca volverían a suceder muchas de las cosas que han ocurrido en España en los últimos tiempos. Y muchos ceños solitarios y enfurruñados desde el café de la mañana se trasformarían en sonrisas porque tendrían algo que hacer cada semana. Se puede. Sin gastar dinero. Basta con salir a la calle y buscar a personas con las mismas inquietudes que nosotros, ser solidario y creativo. Yo lo estoy comprobando con esta gira de presentaciones de un libro que nació ya solidario gracias a Luis Felipe Comendador. Lo ocurrido el sábado en Córdoba ha sido un buen ejemplo. De allí me he llevado para siempre un puñadito de amigos que podrán contar conmigo en el futuro.

Con Pilar y su hija en la caseta de firmas de la Feria del libro de Córdoba el viernes 22.
Mª José, una de las propietarias del Mayflowers Hostel, anfitriona y presentadora del acto.
Fotografía de Jesús Garrido.

Con Susana antes de comenzar el recital. Fotografía de Calamanda Águeda Martínez, como la de abajo.


Durante el recital. Fotografía de Jesús Garrido.

Acto de entrega de una muñeca Patia dedicada generosamente por Rafael Girón,
 que la donó para los fines sociales de SBQ Solidario. Fotografía de Calamanda.
Pilar con Rafa Girón y la muñeca Patia. Fotografía de Jesús Garrido.



14 comentarios:

Anna dijo...

Felicidades Pedro por tu libro, por tus logros, por tu profesión, no se me ocurre nada más bonito que impartir literatura a los demás y además escribir libros.

Este medio es único para encontrar a otras almas con las mismas inquietudes.

¿Hay algo más hermoso que escribir y transmitir lo que sientes?

María Perlada dijo...

Enhorabuena porque tus proyectos se vean cumplidos.

Me ha encantado ver las fotos y tu cara de felicidad.

Mil felicitaciones.

Un beso.

Rita Turza dijo...

Me encanta ver el bonito recorrido que esta teniendo "piel", pero más me gusta ver la cara de felicidad en cada una de tus fotos.

La gira de piel te sienta de lujo.

Enhorabuena y un abrazo muy fuerte.

Campurriana Campu dijo...

Pedro, no podemos dejar nuestra vida en manos del Estado. Estaremos perdidos entonces. Muy perdidos. Me ha encantado veros :)

Myriam dijo...

¡Qué lindo todo! ¡¡Enhorabuena!!.

Besos

Edurne dijo...

Leía yo anoche, tarde ya, tu encantadora y alegre crónica, y me fui a la cama con ese regusto de saber que todavía hay cosas, personas, momentos... buenos en la vida de todos nosotros.

No hay duda de que tú estás viviendo uno de esos pasajes vitales que se nos agarran a las entrañas para tiempos postreros.

Me congratulo por ti y contigo de estos éxitos que alimentan el alma y dan ganas de seguir caminando con toda la gente que nos acompaña y nos aúpa.

¡Que todo sea igual de bien y de bueno, profe!

Un beso grande y abrazo apretado.
;)

Edurne dijo...

Acabpo de leer tu comentario en la Orilla...
¡Jajajaja!
He de confesarle a vuestra merced que también pensé en que era un pequeño presente para los amantes del ilustre manco y del caballero de la lanza en ristre y rocín flaco...
(Además el viernes nos marcamos un super monográfico en clase de los buenos, y respondieron con ganas los pupilos.)
Se agradece.
Besos.
;)

Cornelivs dijo...

¡Que cerquita has estado! ¿Por que no me has llamado, Pedro, y hubiera ido a verte alla?

Por cierto en mi entrada de hoy hablo de mi 8ª maraton de Madrid "con final Cevantino", en ella hablo, al final, de vosotros, y de la lectura que hicimos en La Acequia, del Quijote, con quien, por cierto, me hago una foto enfrente del congreso de los Diputados.

Un abrazo, amigo Pedro.

http://cornelivs.blogspot.com.es/2016/04/maraton-de-madrid-cronica-fotografica.html

mojadopapel dijo...

Valiosos momentos nos depara "piel" allá donde vaya.

Ele Bergón dijo...

Querido Pedro, se te ve feliz y eso me encanta. Es lo que tiene la solidaridad que nos hace sentirnos bien.

Buen recorrido de "piel" en tantos lugares y en esta ciudad especial de Córdoba.

Besos

Kety dijo...


Merecida ¡Enhorabuena!

Un abrazo

JL Ríos dijo...

Me pongo al día yo también leyéndote. Es verdad que hay gente, en todos los sitios, que hace cosas interesantes desde muchos puntos de vista, y hay que unirse a esa gente. Me han propuesto una exposición de fotos, así que allá voy.

Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Qué alegría verte sonreír...
Enhorabuena por esa Piel, que ya rozan muchas pieles...

Besos, Pedro.

impersonem dijo...

Veo que la presentación de tu libro te está proporcionando buenos momentos en buena compañía... me alegro y te deseo lo mejor.

Abrazo.