lunes, 7 de marzo de 2016

Que la nieve borre los recuerdos de los caminos



A veces a uno le vienen las ganas de ser de algún sitio en el que la nieve borre los recuerdos de los caminos.

14 comentarios:

Rita dijo...

Hay días que ese lugar es muy necesario...

Fackel dijo...

Al menos que sean los malos recuerdos de los caminos, que la historia europea sabe de lo arduo que fue transitar por ellos en siglos pasados. Mucho. Buena senda.

mojadopapel dijo...

Sólo los malos.

Pamisola dijo...

Se posarán por encima de la nieve. Los recuerdos sólo se van con la desmemoria.
Abrazos.

JL Ríos dijo...

No es posible. Lo sería si miráramos de otra manera.
Un abrazo

María Perlada dijo...

Que se borren los malos recuerdos y que siempre permanezcan los más bellos.

Un beso.

DORCA´S LIBRARY dijo...

Los caminos conservan los recuerdos de las muchas huellas grabadas en ellos. Cuando los nuevos pasos pisan sobre ellas, las viejas historias se apoderan del lugar.
Buen camino, caminante.

Amapola Azzul dijo...

Pero no es fácil.
Un beso.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Esas talas...
La nieve se convierte en blanca manta protectora.

Un abrazo

Emilio Manuel dijo...

La frase es bonita, pero prefiero a caminos que tengan historia o senderos que se les vaya haciendo con las pisadas de aquellos que los atraviesan.

Saludos

Abejita de la Vega dijo...

Los recuerdos se quedaron ahí, agazapados. No se van. Ni los malos no los buenos.

São dijo...

De acordo..o pior é que quando a neve derrete, as memórias lá estão!

Besos, querido amigo mio

Ele Bergón dijo...

Los recuerdos se van cuando quieren o los dejamos y aunque estén con nosotros, tanto los buenos como los malos, los podemos mirar con cierta distancia y ya no nos importan tanto. Como los caminos cuando los miramos en otro tiempo.

Besos

Myriam dijo...

...También los buenos?