sábado, 12 de marzo de 2016

Huela a azahar Sevilla


Huela a azahar Sevilla. Y, entonces, todo se explique por sí mismo. En el Aljarafe visité la Hacienda de Valparaíso, el lugar en el que dice la leyenda que el Duque de Rivas situó parte del Don Álvaro o la fuerza del sino y mi paisano José Zorrilla la quinta de don Juan Tenorio. Quizá sea cierta la voz de la tradición y aquella balconada abierta al campo hacia el Guadalquivir es en donde imaginara el encuentro del seductor y la novicia robada del convento. Yo me imagino todo -ya sabéis que, en el fondo, soy un romántico- en noche de luna llena, embriagado el cerebro de intenso olor a azahar hasta la pérdida de la cordura. A veces la naturaleza se pone tan intensamente aroma y alfiler de sentido que nos domina. Los naranjos apuntan blancura. Ya huele a primavera en Sevilla, como si nunca hubiera dejado de serlo.

Este viaje mío a Sevilla viene motivado por la presentación de piel en el Círculo Mercantil e Industrial ayer viernes. Esta institución se ha convertido en un lugar de referencia para la cultura en Sevilla por su generoso esfuerzo en promover todo tipo de actos. Todo un ejemplo para instituciones similares de toda España. El acto fue presidido por el Tesorero, Fernando Rodríguez Galisteo y cerrado por el Bibliotecario, Francisco Cárcamo Balboa. Agustín Pérez, presidente de la Asociación Artístico Literaria Itimad, hizo una certera presentación de mi libro, que le agradezco. Colaboraron conmigo en la lectura Ana Villalobos y Felisa Lería y contamos con la actuación de Mariló Casanova (voz) y Miguel Pérez (guitarra) que redondearon una tarde agradable en la que me sentí bien acogido por todas las personas que tuvieron la gentileza de acercarse a la calle Sierpes. Al finalizar el acto, se me hizo entrega de este recuerdo que me acompañará para siempre en un lugar privilegiado.
Fotografía tomada del Twitter oficial del Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla.

12 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Yo nací en Sevilla. Me ilusiona que hables así.
Ahora no vivo allí. Besos.

Marina dijo...

Y no será que te conviertes de repente en Hombre Lobo??

:)

Rita Turza dijo...

Que bonito Pedro, me encanta leer el recorrido que lleva piel. Y no me extraña que donde vayas triunfe, primero por ser un libro que enamora es completamente bello, lleno de sentimientos y por tu generosidad con todo el mundo. Me alegro mucho.

El sur amigo mío tiene duende.

Besos.

Campurriana Campu dijo...

Esa piel merece viajar mucho. Y nosotros también lo merecemos.

Ele Bergón dijo...

Cuanto más conozco Sevilla más me gusta pasearla. Enhorabuena por tu recorrido con "piel".

Besos

Abejita de la Vega dijo...

Pienso en el olor a azahar y mis cromosomas andaluces bailan sevillanas.

pancho dijo...

¿Cuántas sílabas tiene "Huela a azahar Sevilla? Ale, buena pregunta para un concurso... Un pacto con el diablo para averiguarlo y pronunciar este imperativo tan sugerente y olvidado para empezar el verso.
Yo quitaría los corchetes del párrafo final para que vuele el libro todo lo que pueda.

impersonem dijo...

O sea, sigue teniendo un color especial, sigue teniendo su duende y sigue oliendo a azahar y no se está nada mal con su gente ¿no?

Enhorabuena por esa presentación de tu libro y te deseo que sea un éxito.

Abrazo.

Luis Antonio dijo...

Enhorabuena por el éxito de esa presentación en Sevila. Era previsible.
Un abrazo

Myriam dijo...

Me encanta Sevilla, creo que es una de
las ciudades más lindas de mi mundo conocido
y hasta aquí me ha llegado esa fragancia a azahar
y primavera.

Me alegro de que todo haya salido lindo.

Besos

mojadopapel dijo...

Nada puede evitar en esta época ese intenso olor a azahar que lo impregna todo y marca el recuerdo.

JL Ríos dijo...

Me alegro de que todo te fuera tan bien.

Un abrazo