sábado, 23 de enero de 2016

Hilachas del último verano


Todas las playas, en invierno, son estampas nostálgicas de otros tiempos. No sé por qué pero no hay futuro en ellas sino hilachas del último verano.

9 comentarios:

María Perlada dijo...

Solo recuerdos, estampas de un pasado, nada más que eso. Así recuerdo yo la playa.

Un beso.

Emilio Manuel dijo...

Dicen que estamos en invierno, ni más ni menos que en el mes de enero, pues bien, ayer en la costa granadina como si fuera verano.

Saludos

Joselu dijo...

A mí me gustan las playas en invierno. Mucho más que en verano. Si acaso, las playas de verano son las hilachas nostálgicas de las playas en invierno.

LA ZARZAMORA dijo...

Será porque llevan estremecidas en sus olas algunos recuerdos felices que se esconden entre las caracolas...
Besos, Pedro.

coroentreaguas dijo...

A mí me parecen más auténticas.

Ele Bergón dijo...

Me gustan las playas en invierno, debe ser por su silencio y amplitud.

Besos

Abejita de la Vega dijo...

Me gusta pasear por la playa en invierno, cuando puedo, que puedo poco. En Estepona, aunque sea enero, algunos ingleses se bañan como si estuvieran en agosto. Yo no llego a tanto, pero paseo por la orilla.
Hilachas, me gusta la palabra.

JL Ríos dijo...

Me gusta más la montaña, ya me entiendes.

Un abrazo

Eme dijo...

Me gustan las playas en verano. En invierno están como desnudas. Hasta el olor que trae el mar es diferente.
Aún así suelo pasear por ellas a menudo. Y me gusta el frío que se pasa cuando se hace tarde y la humedad te penetra. Y me gusta esa sensación como de hambre cuando te marchas...
Un saludo.