viernes, 29 de enero de 2016

He venido a comprobar si aún existe el mar


He venido a comprobar si aún existe el mar. Es un miedo irracional de los que somos de tierra adentro: que un día lleguemos al mar y ya no exista. No he llegado aún, me he quedado aquí, en Punta del Moral, atrapado por un sueño, como si no quisiera llegar a la orilla y encontrarme la certeza de que alguien, durante la noche, hubiera huido con el mar en un saco, dejando al escapar un reguero de agua salada y una bandada de gaviotas y en su lugar hubiera rellenado las fosas marinas con plásticos y bolas de gomaespuma pintadas de azul cobalto y verde esmeralda.

14 comentarios:

DORCA´S LIBRARY dijo...

De temer, no es la desaparición del mar a lo que más deberíamos temer, sino todo lo contrario. El deshielo de la Antártida debido al cambio climático, provocado por la ambición del hombre, lo que está ocasionando es, precisamente, que cada vez haya más mar. No hay saco donde quepa tanta inmensidad.
Saludos, Pedro.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:
Ambas imágenes -poética y fotográfica-, bellas, con olor a mar y sonidos de pájaros.
Un abrazo

Edurne dijo...

Pues yo te aseguro que nadie se lo ha llevado, que por aquí sigue, rugiendo a ratos, dando lentos lametazos en las orillas, otros...
Al del saco lo largamos hace tiempo.
¡Tranquilo!

Besos marineros.
;)

María del Carmen Ugarte García dijo...

Por muchos trigales que naveguemos, a los castellanos nos tira el mar. Es nuestro destino histórico.

Emilio Manuel dijo...

No solo de esas porquerías puede ser rellenado el mar, de un tiempo a esta parte el Mediterráneo se está llenando de muertos.

Saludos

XuanRata dijo...

Si no hubiera mar, ¿a dónde volveríamos? ¿dónde nos buscaríamos? Siempre que tengo oportunidad de quedar con alguien procuro que sea cerca del mar. Nunca nadie se me ha extraviado.

São dijo...

Que o mar não desapareça como estão se evaporando os lagos, mesmo os muito grandes.

Querido amigo mio, buen finde


Joselu dijo...

Es una buena duda. Yo dudo si existe el mar cuando no lo miro o estoy delante de él.

Abejita de la Vega dijo...

Tráenoslo.

pancho dijo...

Playas para escurrirse por las sombras en las noches de luna y clavel. Y qué gambas...

Marina dijo...

No me puedo poner seria, imposible, he agotado la seriedad creo que por varias semanas.

Mejor te dejo besos y ya me contarás a que has ido tú al mar ;)

Besos salados.

Fanny Sinrima dijo...

Me reafirmo en que me encanta tu prosa porque no solo es poética sino que está impregnada de mensajes que comparto.
Mi felicitación

dafd dijo...

Buf, no des ideas.

JL Ríos dijo...

Pocas cosas tan seguras como que el mar seguirá allí donde está, cuando vuelva en verano.

Un abrazo