lunes, 25 de enero de 2016

Cinco años del Club de lectura presencial


El 25 de enero de 2011 se celebró la primera sesión del Club de lectura de La Acequia en su formato presencial. En Internet, el club de lectura había nacido el 24 de abril de 2008 con la primera lectura colectiva y completa del Quijote de Cervantes en la que se utilizaban los recursos de la web 2.0 y que terminó en diciembre de 2010 ante una olla podrida sanchopancesca que compartimos todos los que pudimos acercanos a Ibeas de Juarros.

A petición de muchos de los colaboradores en aquella lectura, me había decidido a continuar el proyecto. En esas estaba cuando a finales del año 2010 recibí en mi despacho la visita entusiasta de varias personas de la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos proponiéndome la creación en la Universidad de un club de lectura. No sabía yo todavía que la AAAAUBU se iba a convertir en un apoyo constante y fundamental hasta el punto de que hoy no se puede entender el Club de lectura sin ella hasta el punto de que puede denominarse de una u otra manera. Uno de mis objetivos desde entonces fue hacer confluir ambos formatos. Las entradas de los jueves en este blog y las que publican los blogs asociados son fuentes de referencia para los lectores del formato presencial. Y las actividades programadas gracias a la AAAAUBU han deparado encuentros entre los que colaboran en uno y otro formato y a fecha de hoy, en las reuniones mensuales, varios lectores participan de ambos desde el primer título que leímos conjuntamente (Inquietud en el paraíso). La lista completa de títulos puede consultarse en la columna de la derecha de este blog.

Durante el curso, una vez al mes nos reunimos para comentar las obras sometidas a lectura. Las reuniones han resultado siempre muy interesantes y la variedad de opiniones y aportaciones de todos los miembros redundan en beneficio de todos. Incluso para mí. Una de las cosas que he aprendido con esta experiencia es a comprender que solo desde la suma de perspectivas muy diferentes puede comprenderse bien cualquier obra literaria porque su recepción es parte de ella y nadie, por muy especialista que sea, tiene todo el conocimiento sobre ella.

Pero un club de lectura de vida tan larga y actividades diversas como este proporciona mucho más que el placer de leer en grupo. Desde el año 2011 han ocurrido circunstancias personales de todo tipo entre los lectores y el grupo ha funcionado también como un apoyo para todos. Si hablo por mí, no puedo más que estar agradecido a la constancia en el cariño en alguno de los momentos más duros de mi vida.

Sé que todos los que participan en el Club de lectura en su formato presencial comprenderán que personalice en Paloma Fernández-Villa mi agradecimiento. Sin su trabajo eficaz, su entrega y su cariño nada hubiera sido posible. Yo puedo hablar de la forma en la que ha llevado alguno de mis silencios y del apoyo constante y el entusiasmo que desarrolla en cada una de las ideas.

Desde aquel 25 de enero de 2011 hemos leído 40 títulos. Impuse una norma para el club de lectura: leeríamos siempre obras escritas en español y alternaríamos entre autores vivos y clásicos y entre todo tipo de géneros. No porque no crea en la necesidad de las obras traducidas, sino porque considero que una de las diferencias de este club de lectura es que comprende la obra en su forma original. También quise que no nos olvidáramos de nuestros clásicos ni cayéramos en las redes de la novedad y los intereses editoriales. No son los interesados listados de libros más vendidos los que confeccionan el nuestro. Tiempo hay a lo largo del año para leer otras obras.

Otra de las características de este club son las actividades programadas a partir de las lecturas. Por una parte, los encuentros con los autores. He de agradecer que todos ellos se hayan prestado generosamente a desplazarse a Burgos para encontrarse con nosotros y pasar un tiempo que para los miembros del club es inolvidable: Laura Castañón, José Antonio Abella, Fermín Herrero, Diego Fernández Magdaleno. Óscar Esquivias debió haber sido el primero de todos ellos pero circunstancias personales me impidieron gestionarlo en su día. Esto va a ser subsanado este curso con su presencia en un encuentro en el próximo mes de marzo. Todos estos encuentros se han celebrado en abierto, con la asistencia de todos los interesados.

A partir de las lecturas comenzamos a viajar. Primero nos trasladamos a Valladolid para seguir la ruta urbana en la que se desarrolla El Hereje de Miguel Delibes, luego a Aranjuez, que es el escenario de las últimas páginas de El río que nos lleva de José Luis Sampedro, y el curso pasado al norte de África para visitar los escenarios en los que se desarrollan Las crónicas de África de Núñez de Arce. En el presente curso están organizados dos viajes: uno a tierras quijotescas para conmemorar el año cervantino y otro a la Provenza francesa.

Sigamos leyendo juntos. Es una experiencia muy provechosa y compatible siempre con la lectura en soledad. Doy las gracias a todas las personas que han pasado por el club durante estos años. Algunos han estado uno o dos cursos, otros se han convertido en un núcleo constante y verlos año tras año es una de las cosas más agradables de mi vida. Seguirá también, por supuesto, el club de lectura en su formato virtual.

10 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

¡Larga vida al Club de Lectura en sus dos modalidades!
Y gracias a ti, Pedro. Y a Paloma, por supuesto. Y a todos los compañeros lectores, los presenciales y los virtuales.

Entré a comentar el Quijote en septiembre de 2008 y desde entonces he seguido todas las lecturas. Tardé más en incorporarme a la lectura presencial, a pesar de vivir en Burgos, por problemas de horario y por andar algo despistada,no sabía como apuntarme y si podía hacerlo. Por fin, gracias al viaje a Valladolid, para la Ruta del Hereje, encontré el camino. Desde entonces, encantada de asistir a la sesión mensual también. Y de recogerla en mi blog.

Que sigamos muchos años. Besos para ti y para todos los compañeros lectores.

Campurriana Campu dijo...

Pedro, sin duda, es para sentiros orgullosos. Yo os sigo de alguna manera y participé una vez con Neruda. Me encanta esta iniciativa. De las mejores que he visto en internet.... ¡Felicidades a todos! A los más activos y también a los más pasivos...

JL Ríos dijo...

Te seguimos, participando más o menos activamente, al menos públicamente, y te doy las gracias, ya lo sabes. Espero y deseo que sigas, mejor que sigamos. a pesar del esfuerzo que, sobre todo por tu parte, haces. Los títulos y la manera de abordarlos siempre me han parecido muy adecuados.

Un abrazo

Marta Fernández dijo...

Que podamos brindar otros cinco años juntos y mi reconocimiento para ambos dos ( mi amiga Paloma y tu Pedro)
¡¡¡¡FELICIDADES!!!!!!

aaguaron dijo...

Espero poder conmemorar otro año más con la misma ilusión y alegría que siento hasta ahora. En todos los asistentes presenciales del club he encontrado un gran cariño y yo, la "pequeña" de la pandilla, ¡me dejo querer!. No dejeis de seguir haciéndolo. Gracias y besos para todos. Turri

Myriam dijo...

5 años ya!!! Cómo pasa el tiempo.
Enhorabuena y felicidades

Luis Antonio dijo...

Enhorabuena. Estáis llevando a cabo una labor encomiable. Ahora, a por los diez años

LA ZARZAMORA dijo...

Enhorabuena por un gran trabajo.
Y aseguir en la brecha!!

Besos, Pedro.

Ele Bergón dijo...

Me he incorporado tarde al club presencial y he de decir que me ha encantado las pocas veces que he compartido con vosotros las lecturas por su enriquecimiento de las mismas, por el profesor y los alumnos. Espero veros en febrero y ya nos hemos apuntado para Alcázar de San Juan.
Larga vida al Club

Besos

Paco Cuesta dijo...

Como ocurre con "Los Pazos" y "Madre naturaleza", Virtual y Presencial son dos miembros de un mismo cuerpo: El Club, Tu Club. Gracias.