viernes, 4 de diciembre de 2015

Si te construyes un santuario


Si te construyes un santuario, que sea tan frágil que puedas cargar con él cuando te marches. Sé que es difícil vivir sin dioses pero ellos lo tienen más difícil sin nosotros.

14 comentarios:

Fackel dijo...

Esos dioses mochila, esos dioses espejo de humanos, esos dioses invención, esos dioses excusa que ni sienten ni padecen porque no son los conceptos los que sufren, sino los individuos.

DORCA´S LIBRARY dijo...

Yo creo que, en el fondo, todos tenemos a alguien que nos puede servir de referencia a la hora de enfrentarnos a situaciones complicadas. No tiene que ser forzosamente alguien "divino".
Por otra parte, ¿quién no ha subido alguna vez a alguien que admira, a una especie de altar?
Tus reflexiones hacen poner las neuronas en el programa de "centrifugado".
Un abrazo.

Emilio Manuel dijo...

Esos dioses o duendecillos, han estado ahí desde que dimos nuestros primeros pasos como homínidos.

Abejita de la Vega dijo...

Nuestro yo donde no hay nadie más.

Ele Bergón dijo...

Realmente la foto te ha salido con esa luz a la orilla de la cruz que nos lleva "al más allá" y si es verdad que llegamos a algún lugar, lo mejor es dejar aquí las cuentas saldadas e ir "ligero de equipaje" y a los dioses y diosecillos, no hacerles mucho caso.

Besos

Joselu dijo...

¿Qué es un santuario? ¿Construimos santuarios? ¿Lugares de culto? ¿Lugares de refugio? Las dos posibilidades significativas tiene el vocable santuario.

¿Acaso los dioses nos necesitan?

Nos hicieron de su misma sustancia y luego nos abandonaron a nuestra inercia limitada por la muerte.

Ellos ni nos miran.

Rita Turza dijo...

Prefiero ir ligera de equipaje, sin santuarios, solo con lo que cabe en mi corazón.

Me encantan tus retratos de interior.

Besos.

lichazul alqantar dijo...

para quienes creemos en el alma no tenemos problema en cargar con nuestro santuario ... distinto es para quienes no creen en nada y necesitan piedras en sus bolsillos para no perder el camino

bss

ibso dijo...

Mi santuario está en cualquier sitio aunque, con frecuencia, a los dioses (dios) me resulte más difícil encontrarlos.

impersonem dijo...

Mejor no llevar nada...

Dioses y hombres.. hombres y dioses... tal vez un asunto sin resolver tras muchos velos...

Abrazo.

Myriam dijo...

El verdadero santuario es el que construimos en nuestro interior
y por ende, de fácil transportación.

Besos

XuanRata dijo...

Un santuario móvil, del tamaño apenas de la mano. A veces, cuando voy por la calle o entro en las cafeterías, pienso que ese deseo se ha cumplido ya y de la peor manera posible. Otra veces en cambio comprendo que no hay nada nuevo, que solo cambiamos el nombre y la forma de los dioses para no aburrirnos.

Campurriana Campu dijo...

Lo más importante, lo que llevamos dentro.

dafd dijo...

Pues es una buena idea. Es en cierto modo como aquello de andar ligero de equipaje.