martes, 29 de diciembre de 2015

El aliciente de esperar tu regreso



Cuando no estás todo tiene el aliciente de esperar tu regreso. Hacer las tareas de la casa, ordenar los papeles, tomar un café en El Bolís a media mañana o calzarme las zapatillas y salir a correr, hacer la compra, ir a dar clase, esas cosas. Quedarme embobado con la maestría de la imagen fijada en un verso o la disposición de las naranjas en el escaparate de la frutería. Hasta que te sé llegando y entonces todo se desordena de forma hermosa y exacta.

16 comentarios:

Myriam dijo...

Hermoso texto, hermoso.

Besos

Pamisola dijo...

Es necesaria la espera, para celebrar la llegada.

Abrazos.

Marina dijo...

Un comentario y una maldad:

COMENTARIO.

¿Qué tendran las esperas que nos arrancan sonrisas continuas con el recuerdo de lo que llegará?

MALDAD

He visto esa felicitación navideña de Mónica y no te encontraba, he llegado a preguntarme si eras el gato negro disfrazado. Entonces me cansé de la cancioncilla chillona (perdona Mónica) y cuando fui a quitarla descubrí el vídeo y en él a un Pedro debajo de un atuendo estrámbotico y de camuflaje... vamos que no tenía otra foto más horrorosa ¿Tú estás seguro que a Mónica le caes bien??

Mónica es broma, me encanta meterme con el profe ;)

Fin de la maldad. Besos a ambos :)

Joselu dijo...

¡Qué congruente es tu prosa poética con tu visión del mundo! Hermoso, amor que da sentido a la existencia, importancia de los detalles más pequeños de la cotidianidad. El mundo está bien hecho. El adjetivo que mejor define lo expresado es hermoso, pero también exacto. ¡Exacto! Sin duda, eres un hombre sin rincones oscuros, con galerías del alma iluminadas y traslúcidas. A veces me pregunto cómo debe ser vivir una vida así.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Para desagravio de Mónica. Ella me pidió otra foto pero yo solo tenía a mano esta foto que me hice un día en el Calvitero rodeado de nieve...

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Se está bien. Pero a veces se sufre mucho, Joselu.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Se está bien. Pero a veces se sufre mucho, Joselu.

LA ZARZAMORA dijo...

Y así es como llega el más dulce de los desórdenes ;)

Besos, Pedro.

jg riobò dijo...

Hermoso, muy hermoso

María Perlada dijo...

Paso volando para desearte un muy feliz año y darte las gracias por acompañarme durante todo un año.

Que el nuevo año 2016 nos traiga a todos mucha paz y amor.

Un beso muy grande.

São dijo...

Uma preciosidade de beleza e ternura este teu breve texto, Pedro!

Para ti e quem desejares bom resto de ano e um esplendoroso 2016, amigo mio, y besos :)

Amapola Azzul dijo...

Un desorden maravilloso. Bs.
Feliz 2016.

Omar enletrasarte dijo...

somos un caos, pero el mejor de los caos es cuando ella llega y desbarata la montaña de ideas que teníamos, de planes que vamos a postergar, de acciones que quedarán para más tarde u otra oportunidad
ella viene con su propio caos, a modificar el nuestro, a crear juntos el caos que resulta el amor
un abrazo

Ele Bergón dijo...

La espera en el regreso de los anhelado, es una de las sensaciones y emociones que más vida aportan a nuestra existencia.

Bello texto y bella flor, llamada diente de león, que después de evapora... como le ocurre a los momentos que nos aportan la felicidad.

Besos

JL Ríos dijo...

Me ha gustado mucho, Pedro, un abrazo.

impersonem dijo...

Me gusta el texto... cotidianidad y magia...