martes, 3 de noviembre de 2015

Iconos del cine. Fotografías de Sam Lévin


Bastaría teclear en cualquier buscador de imágenes el nombre de Sam Lévin (1904-1992) para darnos cuenta de que buena parte de las imágenes que recordamos de muchos actores y directores de cine de las décadas centrales del siglo XX nos remiten a este fotógrafo, especialmente de los que tuvieron relación con la industria cinematográfica de Francia o Italia en los años cuarenta a sesenta. En los tiempos en los que no existía mejor soporte que el fotográfico para promocionar una película Sam Lévin trabajó para muchos de los grandes directores franceses e italianos cubriendo los rodajes. Su calidad y el trato amable del personaje fotografiado (al que siempre intentaba dar un aire elegante, seductor, a veces gracioso a veces misterioso pero que en todo momento ponía de relieve su condición de artista para sus seguidores) le hizo un profesional imprescindible.

Hoy todo es demasiado cercano y cotidiano, la mayoría de los actores cuelgan sus propias fotos en las redes sociales, en las que también publican sus opiniones o los aspectos más vulgares de sus vidas. Tanto la proximidad como la moda hacen que no se busque aquella distancia elegante de los actores de hace unas décadas. Conocemos demasiado de sus vidas y no guardan el misterio y distancia que tenían entonces. Ya no hay estrellas sino personas que trabajan como actores. No es que sea malo pero trasforma nuestra mirada, nuestro acercamiento a estos personajes públicos,

Sam Lévin no buscaba retratar a la persona sino a la estrella que todos llevaban o pretendían llevar dentro. Varios de aquellos nombres hoy no nos dicen nada pero gracias a estas fotografías los identificamos en seguida como artistas del cine, igual que a los rostros más conocidos. Eso es lo que muestra Iconos del cine. Fotografías de Sam Lévin, una oportuna exposición realizada especialmente para Valladolid en tiempos de la SEMINCI (Sala Municipal de Exposiciones de la Iglesia de las Francesas de Valladolid hasta el 29 de noviembre, producida por el Jeu de Paume de París en colaboración con la Médiathèque de l`architecture et du patrimoine del Ministerio de Cultura de Francia, comisariada por Marisa Ortega). Pasear por entre estas fotos, para los que sentimos el cine como uno de las artes mayores, es como esperar que pasen todos ellos por la alfombra roja vestidos con sus mejores galas y nos permitan admirarlos durante unos segundos mientras posan para los fotógrafos en gestos ensayados que nos desvelan que son esos, artistas del cine, y no personas como nosotros. Al menos durante unos minutos.

7 comentarios:

mojadopapel dijo...

La época de la elegancia y el glamour desgraciadamente se ha perdido en este mundo tan globalizado y despersonalizado.......daré un vistazo a este fotógrafo para rememorar aquellos tiempos. Gracias Pedro por presentarnoslo.

LA ZARZAMORA dijo...

Les pedimos poco... verdad?
Y es que nos dejen seguir soñando con aquellas sesiones contínuas, con aquellos fotogramas, y todos los besos recortados que fuimos con el tiempo y la revelación cibernautica recosiendo...
Lévin, como tantos otros seguirán meciéndonos entre pipas, y celuloide y susurrándonos, que el Paradiso... sigue vigente.
Que no nos lo manden al spam como basura vieja.

Es poco lo que pido ya, y no obstante... lleno de un blanco y negro que muchos han borrado con arcoíris de quimeras.

Bss.

Ojalá nadie arañe ese 7º arte.
Es cultura, es recuerdos, es más que un simple me gusta, o un asidero de estúpidos que no saben de the ends y sin final feliz o dramáticamente desgarradores.
Pero es que no soy de Titanics....

Disculpa si me excedí en este comentario, pero este tema me toca la médula.


Si lo considerases hiriente para alguien, me borras, y ya.

Un beso, eso siempre.

Y lo entendería.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Prefiero esas excelentes imagenes eventuales a las miles de millones que continuamente suben los 'famosos" para exhibirse y contentar a sus fans!
Un abrazo

dafd dijo...

Gracias por el aviso. Habrá que tratar de verla.

Luis Antonio dijo...

Me gustaría ver esa exposición...

São dijo...

Infelizmente, o mistério vale pouco nos dias de hoje...

Gostaria muito de ver essa exposição, sem dúvida.

Besos, amigo mio

JL Ríos dijo...

No conozco a este fotógrafo, creo, así que lo miraré despacio, como deberíamos de hacer todo.

Un abrazo