miércoles, 4 de noviembre de 2015

30 refugiados de 600.000


Europa ha conseguido ponerse de acuerdo e inicia la reubicación oficial de los refugiados que han llegado en los últimos meses. Una comitiva de políticos, acompañados de sus asesores, jefes de prensa y guardas de seguridad se han hecho una fotografía con los 30 primeros reubicados de los 400.000 que han conseguido alcanzar las costas griegas tras jugarse la vida en el mar. 30 de un total de 600.000 que han llegado a las fronteras europeas -algunas estadísticas elevan la cifra por encima del millón de personas.

Es tan desproporcionada la cantidad, tan ridícula la operación de imagen que no puede servir ni como ejemplo ni como consuelo ni como aviso a las mafias que controlan los accesos y se lucran con la necesidad de estas personas. Esta fotografía no es un éxito y ni siquiera puede entenderse como la esperanza de que se comienza a solucionar el problema. 30 de 400.000 o de 600.000 o de 1.000.000 es la estadística de un fracaso. El fracaso de una política europea equivocada en su acción exterior, incapaz de comprender la magnitud de una cuestión que ha llamado a sus puertas como si ningún servicio de inteligencia lo hubiera detectado antes, como si ningún estadística o estratega hubiera previsto lo que las organizaciones internacionales advertían desde hace tiempo.

Algunos de los que lean estas líneas pensarán que es un problema que no es nuestro, que no vengan, o que es imposible de solucionar porque ya tenemos suficientes dificultades económicas internas. Lo siento, ya están aquí. Desde el inicio, desde que tuvieron que dar el primer paso para abandonar sus países -desde antes incluso, desde las causas que lo motivaron- es un problema nuestro en el que nuestros dirigentes políticos han tenido mucha responsabilidad. Y nosotros somos los que los hemos votado. Porque esto también se vota cada vez que tenemos elecciones en los países de esta Europa que ahora quiere poner puertas al campo, como si fuera posible frenar la necesidad humana, como si una oleada de refugios de este tamaño pudiera esconderse bajo las alfombras y mirar para otro lado.

8 comentarios:

mojadopapel dijo...

Tienes toda la razón Pedro,mirando para otro lado no se solucionan las cosas, se posponen,agravando la situación a costa del sufrimiento y muerte de muchos.

DORCA´S LIBRARY dijo...

Por muchas fotos que se hagan, no pueden disimular el fracaso de las decisiones políticas. No entiendo para qué sirve tanto estratega o consejero. Mientras, personas utilizadas y bamboleadas como mercancía.
¿Cómo puede la gente conseguir "refugiarse" de tanto inútil sin escrúpulos?
Saludos.

Omar enletrasarte dijo...

oh, las cruzadas por la democracia en aquellos países de turbantes
y rostros con velo, tan diferentes, tan a "su manera"
qué se fue a buscar?
riquezas o emigrantes?
democracia o destrucción?
ahora hay que hacerse cargo!!!
abrazo

Ele Bergón dijo...

Qué desesperación e impotencia para los refugiados y qué ridículo y fracaso para nuestros políticos europeos y nosotros, como bien dices, sus votantes.
Es que no podemos hacer algo más decente?

Un abrazo

Emilio Manuel dijo...

Es la Europa que hemos dejado hacer.

Saludos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Una cifra irrisoria, por cierto, pero interpreto que debería ser solo visto como el inicio, aunque muchas veces la experiencia nos dicta que los inicios suelen ser lo único que les importa a muchos políticos: sacarse la foto, dar la puntada inicial y listo... después se especula con que la gente (sus votantes) no mire y pierda interés. Sobre el hecho de no entender el problema de la migración como propio, creo que es una postura sumamente egoísta e infantil. Las causas que hoy hacen que toda esta gente se movilice, no son ajenas a quienes eventualmente las reciben. Muchas veces son cómplices y hasta causales de que la debacle ocurra. Además, ayer fueron sus abuelos quienes debieron emigrar y mañana la historia podría repetirse.
Un abrazo

Fackel dijo...

Las medidas y, sobre todo, la exhibición ridícula, presuntuosa y tipo caridad cristiana de las autoridades europeas es un absoluto sarcasmo. Por otra parte, a través de su organización de defensa atlántica, ya están metiéndonos miedo sobre el peligro proveniente del Norte de África y Próximo Oriente. Como si el riesgo no lo hubieran creado los mismos que ahora dicen que nos van a proteger. Lamentable.

São dijo...

Concordo de todo contigo, Pedro

A União Europeia está, quanto a mim, desfazendo-se aos bocados , sem soluções e sem rumo .

Além disso, fechou-se sobre si mesma sob a orientação medíocre e férrea da Alemanha, de cujas boas intenções eu desconfio .mesmo relativamente aos refugiados

Beso, querido amigo