sábado, 17 de octubre de 2015

Pararse un minuto


A veces uno debe detenerse. Pararse, así, a contemplar el paso del tiempo. Un minuto. Ver a los demás afanarse en ir de un lado a otro, a sus cosas. Se sabe si ese minuto ha sido provechoso si el primer paso, el siguiente tras la honda infinitud de ese minuto, se acompasa con el ritmo de la respiración.

21 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

buena estrategia...
=)
Un abrazo

Marina dijo...

Lo haré cuando me permiran caminar sin mirar hacia arriba. Yo creo k ya me queda poquito.
Bsdd

Joselu dijo...

No suelo hacerlo, pero entiendo que debe ser algo minuciosamente pensado. Eso de acompasar el ritmo de la respiración con el siguiente paso.

Emilio Manuel dijo...

Que fácil es decirlo o escribirlo y que difícil es ejecutarlo. No te dejan ni ese minuto, que decir de ir un poco más allá.
Saludos

LA ZARZAMORA dijo...

O dos...
;)

Besos, Pedro.

Fackel dijo...

Sé qué pared es, ante ella siempre me apeteció más observar su color que la vida de los humanos, a veces tan descolorida ésta última...Pero un punto de detención da al hombre ¿la salvación?

Rita Turza dijo...

Es muy necesario pararse aunque solo sea un minuto, si no la vida con sus prisas puede engullirnos.

Edurne dijo...

¡Necesito ese minuto!

Besos.
;)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Curioso. Yo he tomado varias fotos de esa pared por su color. Algunas de ellas las he publicado en este blog.

Kety dijo...

De vez en cuando lo hago. Viene bien.

SAU dijo...

holis pedro sau aki reportandose recomenzando con mi blog....
sobre pararse un minuto: lo hice varias veces o mejor dicho me paso de pararme un minuto en el q quizas el mundo prosigue su ritmo habitual ..pero uno ha logrado deterlo en no se que ragmento del tiempo...
besines pedro desde argentina
SAU

Abejita de la Vega dijo...

Y respirar.

lichazul alqantar dijo...

hace años escribí un poema que hablaba de lo que hoy tú hablas...
sin duda
detenerse un instante hace muy bien, y no solo uno, sino un montón de veces en los años

bss

DORCA´S LIBRARY dijo...

Yo a veces lo he hecho. Pararme, sentarme en un banco y ver cómo corren los demás. Así me he dado cuenta de lo absurda que puedo llegar a ser, siempre con paso acelerado, como si quisiera adelantar al reloj. A veces nos comportamos como esos ratoncillos de laboratorio que corren y corren dentro de una rueda, que no les lleva a ningún sitio.
Saludos.

Amapola Azzul dijo...

Cierto. Vivimos en un mundo "sin tiempo".
Un abrazo.

Campurriana Campu dijo...

Dedicarse un minuto. Y ni mirar siquiera.

JL Ríos dijo...

Supongo que todos, en algún momento, tenemos la sensación de vivir en un gran error, en que la vida no es esto que vivimos.

Un abrazo

Ferragus dijo...

A tu propuesta, me detuve en esta entrada; ha sido provechosa.

dafd dijo...

Sí, sí. Hay que parar porque la cabeza se ha quedado atrás.

Abraham Cuesta dijo...

Dice "LA ABUELA" que aquel que se para a observar las nubes, es aquel que se para en las cosas importantes de la vida....

Abraham Cuesta dijo...

Como dice "LA ABUELA" aquel que se para a observar las nubes, es quien se para en las cosas importantes de la vida...