domingo, 20 de septiembre de 2015

El leve gesto con el que dejar caer los vilanos


La belleza puede ser el leve gesto con el que dejar caer los vilanos.

9 comentarios:

Alicia Montero dijo...

así, tan sutil, que no siente el alma...

cada dia más te voy conociendo querido maestro...

gracias,

Ali

Emilio Manuel dijo...

Puede ser.

Saludos

Ele Bergón dijo...

Hermosa foto, también esa levedad y esos colores son belleza.

Besos

JL Ríos dijo...

Y seguirlos con la mirada. ¿Qué película comienza con la cámara siguiendo durante unos minutos el movimiento de unos papeles por el suelo? No la recuerdo, quizás tú sí.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

El escritor, de Polanski. Una película magnífica e inquietante.

dafd dijo...

El escritor. No la he visto. Pero es atractiva.
Cuando en el campo veo estas extrañas formaciones me fascina su precisa esfericidad, al mismo tiempo matemática y evanescente. Parece un regalo de la naturaleza a los geómetras. Como si les estuviera diciendo: mírala, no es ningun sueño de la razon; tan exacta como una fórmula, tan sutil como una abstracción.

Abejita de la Vega dijo...

Echar a volar un vilano y seguirlo con ojos de niño. Y pedir un deseo.

JL Ríos dijo...

También en esta película sale esta escena, Pedro, que seguro conoces. No tiene la gracia de los vilanos (no conocía la palabra, lo reconozco), pero el director sí sabe lo que quiere mostrar.

https://www.youtube.com/watch?v=gHxi-HSgNPc

Un abrazo

Myriam dijo...

Podemos, si queremos, crear belleza en cualquier acto
que emprendamos en nuestra vida, por pequeño e intrascendente que parezca.

Tu foto la crea, sin duda alguna.

En estas fechas en que publicaste esta entrada
estaba de viaje por lo que se me pasó, por lo visto, comentarla.
Lo enmiendo hoy, que el azar me trajo felizmente de nuevo a ella.

Besos, Pedro.