martes, 9 de junio de 2015

Razones para labrar una puerta


Hay varias razones para hacer una puerta, pero solo unas pocas para labrar en ella un detalle.

11 comentarios:

São dijo...

Bela foto com legenda a condizer,

besos, amigo mio

Alicia Montero dijo...

Existen puertas, que como sean invitan a entrar o a salir...
Ésta tuya me invita a entrar...;-)

Labrar la madera, arte,que generalmente se heredó ;-)
belleza, precisión, sentimiento, perfección...
me encantó!

gracias,

Ali

L. N.J. dijo...

Así es el arte, tan mundano y variopinto. Y por supuesto, bello.

Saludos

José Núñez de Cela dijo...

Depende de lo que guarde la puerta.

JL Ríos dijo...

Labrar en ella un detalle. Deseo de eternidad (prosaica); ...deseo de eternidad, definitivamente.

Un abrazo

Joselu dijo...

Y así cada puerta es única. Se pueden hacer muchas puertas pero solo una será así por mucho que se le parezca. Es imposible la identidad de lo labrado.

Ele Bergón dijo...

Hay que saber escoger la puerta que merece el detalle. Bonita foto.

Besos

(Ayer no me pude acercar a ver a Fermín Herrero. Cuando íbamos a salir, comenzó a diluviar por Pardilla y era imposible salir de casa. Cuando escampó ya se hacia tarde. Me hubiera gustado estar con vosotros. Ya me contó Mª Ángeles que estuvo muy bien)

lichazul alqantar dijo...

solo un artesano con alma es capaz de dejar ese detalle Pedro

bss

Luis Antonio dijo...

No me gustan las puertas iguales. En algunas ciudades de Irlanda las pintan de colores distintos para que los que se han pasado con la Guinness o lo que sea sepan identificar sus domicilios cuando regresan a casa dando tumbos.

Mejor labrarlas para que tengan personalidad propia. De eso pueden presumir tan pocas puertas como personas...

LA ZARZAMORA dijo...

Como el de empezar a hacerla nuestra.
Besos, Pedro.

dafd dijo...

Jeje, el hombre es así. En la cosa más utilitaria, en el objeto menos artístico, no es capaz de abstenerse de dejar un detallito de arte.