viernes, 19 de junio de 2015

Pisar la luna


Pisar la luna para ensuciarla. Es curiosa esa actitud de los seres humanos: tentación de no dejar nada virgen, que nada se libre de nuestra huella y que si alguien guarda con mimo una luna en casa no nos detengamos hasta robársela, sacarla a la plaza y pisotearla.

10 comentarios:

lichazul alqantar dijo...

evolución?... na' Pedro!
seguimos siendo monos con juguete nuevo

bss y buen fin de semana

lichazul alqantar dijo...

pd... a propósito de monos
https://www.youtube.com/watch?v=3hBlmFdUziI

pa'bailarla :D

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

No hemos aprendido lo que es contemplar.

Un abrazo

Emilio Manuel dijo...

Es condición humana. Como han dicho por ahí arriba seguimos sin bajar de los árboles aunque lo parezca.

Saludos

DORCA´S LIBRARY dijo...

Si lo piensas, debajo de esa actitud sólo hay una buena capa de envidia. Y esa sí es totalmente humana.
Saludos.

Joaquín Galán dijo...

Somos una plaga peligrosa.La evolución (si es que fue ella) ha hecho un flaco favor al planeta con nosotros...

Saludos

María dijo...

Qué poco cuidamos las cosas que son tan necesarias.

Un beso.

Abejita de la Vega dijo...

La luna ni tocarla.

dafd dijo...

Y no solo pisarla, quizá en un futuro toque hacerse amigos y saber compartirla entre todos.

JL Ríos dijo...

Sé que soy un pesado: "Naturaleza virgen", de Robert MacFarlane.

Un abrazo