miércoles, 11 de marzo de 2015

La gratitud, de Fermín Herrero, XIII Premio de la Crítica de Castilla y León


El Jurado del XIII Premio de la Crítica de Castilla y León, del que soy miembro, se ha reunido esta mañana en el Palacio de los Verdugo de Ávila para fallar el correspondiente al mejor libro editado por autor castellano leonés en el año 2014.

A la fase final habían accedido libros de una gran calidad y variedad: 

- Rukeli de Carlos Contreras Elvira (Madrid, Centro de Documentación Teatral, Premio de Teatro para autores noveles Calderón de la Barca 2013), una interesante obra de teatro construida a partir de la vida de Rukeli, un boxeador alemán de origen gitano que tuvo un final trágico en la época de la Alemania nazi.

- Mientras nieva sobre el mar de Pablo Andrés Escapa (Madrid, Páginas de Espuma), un bellísimo libro de relatos breves en los que se mezcla la vida y la literatura, la proyección de la imaginación sobre lo real,  la intervención de la literatura en el mundo, todo ello con un trabajo estilístico que dota a la prosa de lirismo y misterio.

in memoriam de Eduardo Fraile Valles (Valladolid, Tansonville), un paso más en el excelente proyecto  poético de recuperación de la memoria que lleva a cabo este autor tras la senda de Proust y en el que traza con precisión no solo pasajes y personajes de su biografía sino senderos en los que se puede reconocer toda una generación.

- Tierra violenta de Luciano G. Egido (Barcelona, Tusquets), una novela ambientada en Salamanca en la que está lo mejor de este autor, que conserva todo el vigor narrativo de sus mejores años. El trazo de personajes y caracteres sociales, de ambientes y de miserias es magnífico, hasta el punto de que el final -con una Salamanca devastada por una inundación bíbilica- no podría ser otro.

- El viento en las hojas de J.A. González Sainz (Barcelona, Anagrama), una colección de cuentos unidos por el valor simbólico de los elementos de la naturaleza. En estos relatos se recrea el ambiente de una urbe de provincias, con sus pasajes y personajes.

- La gratitud de Fermín Herrero (Madrid, Visor, XXIV Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma), un poemario que lleva a la culminación el trayecto estilístico de uno de los mejores poetas españoles actuales.

- Indies, Hipsters y gafapastas. Crónica de una dominación cultural de Víctor Lenore (Madrid, Capitán Swing), una de las sorpresas del mundo editorial desde que se publicó hace unos meses. A partir de la recreación de los gustos, modos y maneras de estas tribus urbanas de modernos actuales, Lenore lleva a cabo una inteligente crítica cultural y social que busca intencionadamente la polémica y el debate. Un ensayo, además, que se lee de un tirón.

- La puerta de los pájaros de Gustavo Martín Garzo (Madrid, Impedimenta), una novela en la que el autor vallisoletano vuelve a la literatura fantástica para proponer un mundo legendario en el que se hable de valores y comportamientos universales.

- Alabanza de Alberto Olmos (Barcelona, Random House), excelente novela con varias capas de lectura en la que se reflexiona sobre la literatura misma y las relaciones sentimentales. Desde su inicio hasta el final el lector queda atrapado en esta diversidad de propuestas.

- La vida mitigada de Tomás Sánchez Santiago (León, Eolas), un libro en el que se juntan apuntes, notas, relatos, retratos y reflexiones de diferente extensión e intención. Una interesante propuesta que permite su lectura completa o parcial siempre con aprovechamiento.

Finalmente, el Jurado otorgó el Premio al poemario de Fermín Herrero, un libro de sobrecogedora belleza reflexiva en el que el yo poético reflexiona sobre su circunstancia como parte de una cadena de la existencia. El paisaje soriano en su realidad y en su valor simbólico, la condición del individuo como hijo y como padre, la dignidad de la vida incluso en sus momentos más duros y un trabajo lingüístico de gran altura son las claves de este poemario en el que Fermín Herrero utiliza el clasicismo formal para romperlo y proponer una voz personal y honda.

Como me comprometí, este poemario pasa a ser el título que leeremos en el Club de lectura de La Acequia en el próximo mes de mayo.

7 comentarios:

mojadopapel dijo...

Ya me has interesado.

Myriam dijo...

Felicidades a Fermín Herrero, recuerdo muy bien su "De la letra Menuda", me gustó mucho.

Besos

María del Carmen Ugarte García dijo...

Completa entrada para ver de un vistazo el estado de nuestras letras.

Abejita de la Vega dijo...

Lo leeremos, seguro que habéis elegido bien.

pancho dijo...

No hay quien compre un libro, pero los autores siguen creando con generosidad y calidad. No sé cuánto podrá alargarse la situación.

LA ZARZAMORA dijo...

No los conocía, me voy a comprar el de Víctor Lenore. Me apetece leerlo.
Besos, Pedro.

Paco Cuesta dijo...

Nuevo encuentro con la poesía
Un abrazo