sábado, 10 de enero de 2015

La política del miedo


Los terroristas desean extender el miedo, los poderes fácticos quieren despertarlo en los votantes que no depositan en la urna la papeleta que ellos desean, los sacerdotes fanáticos de algunas religiones atenazan con el terror a los que no cumplan sus preceptos, los manipuladores y maltratadores dominan con el miedo a las personas que están bajo su influencia. El miedo es la forma más antigua de sometimiento del otro. Una de las primeras formas de ser libre es que el miedo no influya en tus decisiones.

12 comentarios:

Pamisola dijo...

O sea, que se mire como se mire, todo es una trampa calculada.
Estamos aviaos.

Besos

DORCA´S LIBRARY dijo...

Nada más hay que ver cómo tratan las noticias. Inculcan la idea de que estamos expuestos a un peligro constante. Como si todos los que nos rodean fueran enemigos en potencia. Quieren crear el aislamiento. La falta de comunicación real entre unos y otros. La mayor amenaza son sus mentiras e intento de manipulación.
Saludos.

Campurriana Campu dijo...

Sin duda.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Gracias a las personas que no se han vendido y se han arriesgado a hacer frente a los abusones y crueles de todos los tiempos, las gentes han podido tener menos difícil el paso por la vida.
Cuando seamos conscientes de lo que hay detrás de la fachada de esos poderosos, y nos unamos –sin miedo- para que reinen la justicia y la verdad, habremos ganado lo que nos pertenece compartir –por derecho- como humanos e iguales desde el nacimiento.

Abrazos

P.D.: La fotografía es genial.

Edurne dijo...

Yo ya estoy más ue harta.
Casi nos va a dar miedo hasta respirar! Es lo que pretenden...

Besos.
;)

Emilio Manuel dijo...

Cuando se inocula el miedo, la esperanza se pierde, es lo que pretenden.

Saludos

Luchida dijo...

Con miedo ciertamente no vamos a ningún lado. Pero demasiado inculcado está desde la cuna como para eliminarlo de un día para otro.

mojadopapel dijo...

Sin miedos!!!!!

Ele Bergón dijo...

Podemos tener miedo, pero sabiendo que vamos a ser valientes y nos vamos a enfrentar, por suipuesto pacíficamente, a los que nos quieren dominar. Como bien dices, es la única forma de ser libres.

Un abrazo

Joselu dijo...

El miedo se interioriza y no se es consciente de ello. ¿Qué es eso de no tener miedo? ¿Que el miedo no influya en tus decisiones? Todo tiene consecuencias. Uno no elige solamente en función de sus preferencias y sueños. Todos tenemos algo que perder.

LA ZARZAMORA dijo...

Pero lo que ellos, todos ellos no saben, es que hay valores que son más fuertes que el miedo...
;)

Besos, Pedro.

dafd dijo...

Si fuésemos libres para tener o no miedo sería más sencillo. Pero despojarnos de él es como despojarnos de nuestra humanidad.