lunes, 12 de enero de 2015

Encuentro de los lectores con el novelista José Antonio Abella

Fotografía del autor tomada de la página de la editorial La Isla del náufrago.

Mañana martes, día 13 de enero, tendremos con nosotros a José Antonio Abella, el autor de la novela La sonrisa robada que nos ocupa en las últimas semanas. Con tal motivo, el encuentro mensual del Club de lectura tendrá lugar en el Museo del Libro Fadrique de Basilea de Burgos (Travesía del Mercado, 3. El Hondillo) a las ocho de la tarde. Será una buena ocasión para compartir con él nuestra experiencia como lectores y comentar los aspectos esenciales de su obra. Tendremos la ocasión de disfrutar de la presencia de una persona con unas cualidades humanas relevantes.

Entrada libre hasta completar el aforo.

José Antonio Abella (Burgos, 1956), es médico y escritor. Su primera novela, Yuda, se publicó en 1992. Desde entonces su producción literaria ha crecido notablemente hasta la publicación de La sonrisa robada, por la que ha obtenido el Premio de la Crítica de Castilla y León en su última edición.


Aquellos que tengáis problemas para encontrar la novela, podéis adquirirla en este enlace de forma eficaz y rápida
Podéis consultar el listado con los títulos del presente curso y las condiciones de participación en este enlace.

4 comentarios:

Abejita de la Vega dijo...

Saldremos al encuentro.

Omar enletrasarte dijo...

no podré estar, pero he disfrutado de una entrevista a María Jesús Jabato, que es profe en la Universidad, como tú
.
me gana una envidia indolora, porque en esa Univesidad los chiquilines tienen mucha fortuna
un abrazo, el de siempre

José Luis Ríos Gabás dijo...

Supongo que, tarde o temprano, comentarás el encuentro.

Un abrazo

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

A José Antonio Abella le atrajo la historia de la correspondencia entre Edelgard y José, a mí -además- lo ha hecho su investigación y cómo lo explica en su estupendo libro.
En la lectura, se me han ocurrido algunas teorías diferentes respecto a Edelgard.
José Fernández-Arroyo -en su diario- es transparente.
Seguiré dedicando entradas a LA SONRISA ROBADA, en mi blog en este mes de marzo.

Abrazos