sábado, 31 de enero de 2015

Demorar el regreso a casa. Con un ministro al fondo.


Algo que nunca se olvida es la forma en la que de jóvenes demorábamos el regreso a casa hasta el límite de la hora marcada para estar con los amigos.

- No te escapes, habías prometido entrada sobre el último decreto Wert sobre la reforma de la duración de los títulos universitarios en España.

- Es que prefiero esperar a verlo publicado en el BOE porque el ministro, según parece, necesitó traducción simultánea.

8 comentarios:

José Luis Ríos Gabás dijo...

Estoy seguro de que es lo que parece. Creen que somos tontos.

Un abrazo

Edurne dijo...

Esto sí que parece un reino bananero!
No sabe una si reír, llorar, mesarse los cabellos, rasgarse las vestiduras...
Besos.
;)

Abejita de la Vega dijo...

"En evitación eventual de posibles disfunciones que se pudieran plantear con el ritmo de implantación" . ¿Qué podemos esperar de quien suelta algo así?

Campurriana Campu dijo...

Alguna vez he escrito en tu blog lo que pienso de la Universidad, Pedro. Hablo, claro, desde mi experiencia como alumna. Me parece increíble este baile de legislaciones sin importar los fondos de las cuestiones. No interesa transmitir conocimientos sino ignorancia. Creo que ése es el fondo muchas veces...
En fin.

Lo de las horas de llegada a casa marcadas. Yo, aunque te parezca increíble, nunca las tuve marcadas. Debí de ser una hija buenísima.
:)

DORCA´S LIBRARY dijo...

En más de una ocasión ha dado la sensación de que nuestros políticos aprueban reformas y leyes que ni ellos mismos entienden. Y si no lo entienden, ¿cómo van a poderlo explicar?
¡Señor, en manos de quién estamos!
Saludos.

Luis Antonio dijo...

Del Sr. Wert solo cabe esperar "güenza"...

dafd dijo...

No lo entiendo muy bien. ¿Se estira y se comprime el tiempo y eso no trae ningún beneficio ni deterioro a la formación?

Paco Cuesta dijo...

No acierto a entender como es (hacen) todo tan complicado.