martes, 27 de enero de 2015

Auschwitz


A la distancia de una biografía.
Mírate esta noche en el espejo y pregúntate
si tu lugar hubiera estado
entre las víctimas,
entre los carceleros,
entre los políticos e ideólogos
o entre los que miraron para otro lado.
Y después intenta conciliar el sueño.

17 comentarios:

São dijo...

Estupenda entrada para celebrar a libertação de Auschwitz-Birkenau.

Querido amigo, abraço grande

LA ZARZAMORA dijo...

De ahí una buena parte de de mis pesadillas...
Y cuando escucho susurros justificando el horror que guarda el ser humano en su interior, me duele hasta el hígado, ya que para mí son injustificables todos y cada uno de los crímenes...y que de niña a través de la memoria transmitida y acunada con una nana de tolerancia, y respeto...
Acuné a los Justos, y es así como mi instinto de supervivencia prevalece, y allá ellos.

Ya sabes y conoces la cita aquella a la que haces referencia :
"Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí"

Besos, Pedro.

María dijo...

Me miraré esta noche en el espejo y me lo preguntaré, lo que pasa que no voy a pegar ojo en toda la noche.

Prefiero mirar en el espejo y encontrarme con la PAZ.

POR LA PAZ

CONTRA LA VIOLENCIA.

CONTRA LA CORRUPCIÓN.


Un beso.

DORCA´S LIBRARY dijo...

Me da miedo pensar que por sobrevivir sería capaz de hacer cualquier cosa. Y que después de eso, mi vida ya no valdría nada.
A ver ahora cómo me duermo.

Rita Turza dijo...

Solo de pensarlo se me quita el sueño.

Maravilloso poema, Pedro.

Besos.

Kety dijo...


No podría conciliar el sueño.

La cita de Zarzamora es espléndida.

Un abrazo

Emilio Manuel dijo...

Aquí, sí aquí en España, hubo quien miró para otro lado, aún no se han pagado las consecuencias, ¿no es extraño que no se quiera mirar atrás?, si se hiciera, saldrían nombre y apellidos e hijos de aquellos desalmados.

Saludos

Omar enletrasarte dijo...

yo hubiese estado del lado del ejército que creó Trotski, pero al llegar a Polonia y encontrarme con tal oprobio a la humanidad hubiese llorado los 70 años que han pasado desde el 27 de enero de 1945
.
abrazo

pancho dijo...

Los campos de concentración son los ecos del espanto, la razón pisoteada, la maldad en estado puro que enluta al genero humano entregado a la intolerancia y a desangrar al considerado inferior por no ser de los tuyos. Nunca se debe bajar la guardia para que no vuelvan a tener asiento estas ideologías bastardas. La semilla del mal es difícil de erradicar. Cada ser humano que cae debido a la intolerancia nos incumbe, significa que la tuya propia está más cerca.

pancho dijo...

Algo hay que decir de estas últimas imágenes tan enigmáticas con las que encabezas tus escritos.

José Núñez de Cela dijo...

No hay consuelo. En los últimos meses me he topado de bruces con Auschwitz por motivos "académicos". Cuanto más se conoce, menos consuelo. Imposible.

Saludos!

dafd dijo...

Buena anotación

mojadopapel dijo...

Escalofriante, y contundente!!.

Nora dijo...

Creo por lo que pude percibir en Alemania, que la culpa es el sentimiento que queda, tarde, insufciente, pero todos dieron vuelta la cabeza, iglesias, políticos, aliados....

Campurriana Campu dijo...

Tremendo. Tremendo que ocurriese hace nada. Las guerras muestran el peor y el mejor lado de los seres humanos. Sin duda.
Una lección para no repetir.

Paco Cuesta dijo...

Comprender que al otro lado también el dolor tenía su asiento no quita dramatismo a este.
Un abrazo

Estrella dijo...

Miedo da contestar a eso, Pedro. Hasta el ser humano más bondadoso puede ser capaz de la mayor atrocidad. Sólo nos queda pedirle a la vida que no nos ponga ante esa posibilidad.