lunes, 1 de diciembre de 2014

Somos un experimento sociológico sobre el mundo líquido


Llega uno a pensar que en España somos víctimas de un experimento sociológico: cuánto aguanta una sociedad la pérdida de derechos y el aumento de la pobreza y la desigualdad. Por ahora todavía no tienen la respuesta y siguen investigando.

11 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Entonces estamos siendo parte del mismo experimento. Nada más que aquí estamos en una fase -o dos- más adelante que ustedes
=(

Campurriana Campu dijo...

No sólo España, Pedro...
Este mundo líquido, y muy mentiroso, nos está convirtiendo en una masa uniforme y superficial. Un chollo para tantos...

Abejita de la Vega dijo...

Nos cuecen poco a poco.

Isabel Barceló Chico dijo...

Ahondando hasta que den en hueso. Aún cortarán mucha carne hasta llegar a él. Un abrazo, querido amigo.

poemas lichazul dijo...

España siempre tiene esos giros, será su Karma en definitiva
na'que hacer
acá tenemos un dicho ... es lo que hay y si hay limones buenas son las limonadas

bss

Paco Cuesta dijo...

Experimento: no se. Conejillos de Indias. Sí

DORCA´S LIBRARY dijo...

Lo malo es que para investigar se suelen utilizar ratones de laboratorio. Y ahí estamos, dando vueltas a una ruedecita dentro de una jaula, mientras que los "cerebros" del experimento, saben cada vez más de nuestras debilidades y reacciones.
Tus comentarios son como los buenos perfumes, cuanto menos dosis de palabras tienen, más intensas son sus reflexiones.

Ele Bergón dijo...

Deseo que a esos experimentadores se les vuelva en su contra nuestro experimento. Yo también a veces lo pienso así.

Besos

elena clásica dijo...

Querido Pedro:

Y esa investigación se está tornando cruel, terrible, despiadada, como la que se practica a los seres que se consideran inferiores.

Sugerente imagen.

Un beso.

LA ZARZAMORA dijo...

:)
Por suerte ha habido brotes de rebeldía por aquí y por allá... tenues, suaves, pero gérmenes de un malestar que va latiendo y que adormecerá la Navidad, pero esperemos que los fantásticos Reyes magos nos regalen Primaveras por venir.

;)

Besos, Pedro.

dafd dijo...

Por lo visto, la que nos tocó vivir no era tendencia histórica (la tendencia hacia ir conquistando los derechos que nuestros mayores fueron logrando con gran esfuerzo), tan solo se trataba de una corta etapa de la evolución social a lo largo del tiempo. Un fugaz estallido de distribución más equitativa de la riqueza. Un sueño.