miércoles, 3 de diciembre de 2014

Dos formas de mirar este otoño



Son dos formas de mirar este otoño. Cuidado, limpio, como recién peinado por los empleados de parques y jardines enviados por el Ayuntamiento la tarde del sábado para salir en la foto que hice este domingo. Humilde, oxidado, substrato orgánico de la próxima primavera en los senderos apartados. He de reconocer que este año mis ojos se fijan en lo que no ha arreglado el ser humano, en la naturaleza que cumple sin vanidad el ciclo de la vida. Solo eso: hojas que caen al suelo, se oxidan en admirable variedad de tonos, todos ellos próximos ya a dejar de ser para ser más plenamente.



14 comentarios:

Estrella dijo...

Si es que ya casi nos da miedo asomarnos a lo que arregla el ser humano.

elena clásica dijo...

La naturaleza que cumple el ciclo de la vida nunca falla, nunca se le olvidó a Faetón dar su vuelta con el carro, siempre tan atento y cumplidor. Así las hojas siempre fieles a su belleza, y el otoño estallando de color ante nuestra vista.

Qué necesidad de sentarse ante la naturaleza y contemplarla, de callar y de prestar oído a los elementos básicos, sin voces que distorsionen el paisaje, imparables en su parloteo.

Besazos.

Joselu dijo...

No he salido a la naturaleza desde el mes de agosto. Desde entonces vivo encerrado con mi ordenador o en las aulas. Espero este fin de semana poder hacer fotos pues voy a pasar el fin de semana largo en Olot para ver el hayedo d'en Jordà que preveo de una gran belleza. Haré fotos al respecto. A ver si capto un poco del otoño. Esta vez las haré con color porque el otoño sin color es poco otoño. Un saludo.

Abejita de la Vega dijo...

También hay otoño en el suelo, sí.

Anabel Rodríguez dijo...

Prefiero las hojas caídas y muertas, el problema son los resbalones, por lo que termino por agradecer su ayuda a los empleados del Ayuntamiento. Un saludo

José Núñez de Cela dijo...

El ser humano nunca ha podido arreglar el otoño. Esperemos que ni lo intente y sigamos disfrutando de él.

Saludos!

Ele Bergón dijo...

Ha sido y es tan largo este otoño, que se puede mirar de diferentes puntos de vista.

Me gusta mucho esta dicotomía que haces entre uno y otro otoño, como lo es el camino de nuestra propia vida.

Un abrazo otoñal.

Luz

María dijo...

Es tan bonito el otoño en la mirada de tus fotografías, me han encantado.

Pero no me gusta el otoño en mi mirada, lo veo tan frío, tan nublado, tan sucio por todos, ese aire tan impuro que desprendemos estropeamos la naturaleza.

Me encanta tu reflexión, Pedro.

Un beso.

Luis Antonio dijo...

Me gusta el otoño/galas con que se viste la naturaleza, sobre todo la poblada de árboles de cualquier especie...Me gusta contemplar cómo caen las hojas y las alfombras que tejen...

El otoño de la vida es otra cosa...

virgi dijo...

Me cautiva el rumor otonal bajo mis pasos
Bessssssss

LA ZARZAMORA dijo...

No sabría elegir...
Las dos miradas me cautivan.

Besos, Pedro.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Bueno, los medios de comunicación (o de formación de opinión, la televisión sobre todo, aunque no solo ella) intentan cada año que veamos el otoño sólo desde un punto de vista, siempre el mismo, simplificador y estereotipado. Yo me canso, qué le voy a hacer.

Un abrazo

dafd dijo...

El campo está alfombrado con tantos matices. La luz del otoño e invierno no ilumina, baña.

Paco Cuesta dijo...

Esta, según mi criterio mejor tal cual.