viernes, 7 de noviembre de 2014

Escombreras


Estos días, que he caminado tanto por ese límite impreciso de la ciudad, he fotografiado decenas de escombreras. No fueron los árboles quienes arrojaron nuestra huella allí.

15 comentarios:

DORCA´S LIBRARY dijo...

Pues no, Pedro. Somos nosotros los que dejamos nuestra huella en forma de basura allá por donde pasamos. Una pena.
Saludos.

María dijo...

¡Qué mal cuidamos a nuestra madre naturaleza! deberíamos mimar la tierra y todo cuanto nos rodea.

Un beso.

São dijo...

Que tristeza....que tristeza !

Bons sonhos, querido amigo mio

Marina dijo...

Nada más bonito que un bosque y nada tan feo como una escombrera.

Besitos

Abejita de la Vega dijo...

Guarrerías preciados.

Ele Bergón dijo...

No no fueron los árboles, los árboles nos dejan si acaso, su hojas, y gusta pisarlas en el otoño, aunque les moleste a los de la limpieza.

Si somos los humanos los de los escombros, debemos de ser también los que reflexionemos sobre ellos y los empecemos a retirar, no sin antes, llevarlos a la basura directamente.

Un abrazo

Luz

Emilio Manuel dijo...

Para muchos, ¿que es eso de ecología?. Vivimos al día, el futuro ¡¡que mas da!!.

Saludos

pancho dijo...

Las afueras de la gran mayoría de pueblos y ciudades de España son espejo de la modernidad, zonas degradadas por la idea actual del desarrollo mal entendido: consumismo sin tasa, usar y tirar.
Una de las cosas que más me llamaron la atención es que la zona que visité del desierto del Sahara esté lleno de plásticos y botellas tiradas por cualquier sitio...
Terminaremos por hacer del mundo una montonera de escombros, sin necesidad de guerras que lo aceleren.

Luis Antonio dijo...

Es una obviedad lo que voy a expresar: los humanos somos capaces de hacer lo mejor y lo peor....Las escombreras nos definen bastante.

poemas lichazul dijo...

pensé que aquello era solo de países tercermundistas como el mío jajajja
en fin que en todos lados hay gente cochina

bss

XuanRata dijo...

Esta imagen tiene algo de negativo
fotográfico, un negativo que revela lo suficiente sin necesidad de ser revelado del todo.
Algo de eso hay también en nuestras escombreras.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Y lo sorprendente es que la vida continúa y, a pesar de todos nuestros desmanes, la naturaleza se manifiesta por cualquier resquicio.

Un abrazo

José Luis Ríos Gabás dijo...

Incluso en las escombreras hay categorías, como bien sabemos.

Un abrazo

dafd dijo...

Pues no, no han sido los árboles. Y eso que ellos se comen buena parte de la escombrera (la del aire).

LA ZARZAMORA dijo...

Ya estamos pagando con creces estos desagravios que le hacemos a la madre Tierra.

Besos, Pedro.