miércoles, 19 de noviembre de 2014

El mar no asoma en los picos más altos


Sentí nostalgia de mar y anochecía. Quizá la tibieza de tu piel y la locura de tus labios. Pero esta tierra es ya inverniza y el mar no asoma en los picos más altos.

9 comentarios:

Aldabra dijo...

Es... es como un sentimiento enorme que se nota que rebosa. Lo ves llegar tan grande que te quedas paralizado.

Bicos

María dijo...

Yo sí que siento nostalgia del mar, y más éste año que no pude ir en busca de su encuentro.

Un beso.

José Luis Ríos Gabás dijo...

No nacimos en el Mediterráneo.

São dijo...

Prosa a transbordar de poesia e que me agradou muito.

Querido Pedro, espreita no "são", sim?

Abraço grande :)

Kety dijo...

Nostálgica reflexión.

un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Al menos cubre los picos más altos... del lecho marino.
=)

José Núñez de Cela dijo...

Comprendo esa nostalgia. No sé si podría vivir alejado del mar ni de su piel.

Saludos!

Omar enletrasarte dijo...

pero mira que interesante, el piélago apenas con una esporádica marejada
y
el cielo arrepollado en nubes algo rezongón
.
es dable en esas ocasiones que sean venidos besos y locuras, hace algo de frío y el calor del amor se necesita como la vida misma
.
aquel abrazo

XuanRata dijo...

Pero el mar sigue ahí, solo hay que saber escucharlo.