domingo, 28 de septiembre de 2014

España como escombrera


Con la humedad de estos primeros días de otoño, tengo la extraña sensación de que España está a medio terminar. Por la noche, a escondidas, los españoles han tirado los escombros en las cunetas hasta que ya no se puede circular por las carreteras. Es lo que tiene un país como este, que hay que rehacerlo cada cincuenta años y nunca termina de obtener la cédula de habitabilidad.

10 comentarios:

Edurne dijo...

Y al paso que vamos, me parece a mí que nunca la obtendrá.
Pepe Gotera y Otilio lo harían mejor, seguro!
Ánimo!
Besos.
;)

María dijo...

Esperemos que España se rehaga, lo veo algo complicado.

Un beso.

Marina dijo...

Y que sería de lo nuevo si no pudiera deshacerse de sus escombros??

Besos otoñales.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Por aquí también las subidas y las bajadas suelen ser cíclicas. Cada tanto nos hundimos en una crisis que aparenta ser imposible de remontar. Esperemos que sigan siendo difíciles, pero no imposibles.
Un abrazo

Emilio Manuel dijo...

Mi problema es más grave, es que creo que ni tan siquiera la hemos empezado a levantar, hubo un momento en que lo creí, desde hace un tiempo, largo ya, me encuentro desencantado.

Saludos

José Núñez de Cela dijo...

Siempre en construcción. No creo que eso sea malo. Pero construir para mejorar y, por supuesto, eliminar los escombros o, ya que estamos, reciclarlos.

Saludos!

Abejita de la Vega dijo...

Hay escombros que hay que eliminar.

José Luis Ríos Gabás dijo...

En construcción, siempre en construcción, no hay remedio.

Un abrazo

pancho dijo...

España está "In the pendiente".

LA ZARZAMORA dijo...

Es una joven democracia, y hay que tener paciencia... mucha paciencia.
Y no empezar la casa por el tejado como solemos hacer casi siempre.

Besos, Pedro.