miércoles, 25 de junio de 2014

Ha fallecido Jan Puerta


Ayer día 24 de junio falleció Jan Puerta. Gran persona, viajero, agudo en la mirada y en la palabra, buen amigo, excelente fotógrafo. Falleció en una calle de Limache (Chile), seguro que buscando un rostro, una estampa, una conversación. En la calle, amando la vida de los otros, la luz y las sombras. En la calle, como buen Quijote, esperando que sus fotografías sirvieran de voz a la gente cotidiana, a las ciudades vividas, a los paisajes tocados por lo mejor que tiene el ser humano. Gracias, querido amigo, por tanto como has aportado al mundo de la fotografía, al mundo digital. Gracias, querido amigo, por tanto como aportaste a La Acequia, en especial en aquella aventura quijotesca a la que te sumaste para leer juntos El Quijote. Quien lee con otros comparte la vida de la mejor manera y deja su huella en los que lo sobreviven.

Hoy, al abrir el ordenador, recibí consternado la noticia de tu muerte. Que la tierra te sea leve, compañero.

(Ilustro esta entrada con uno de los dos autorretratos quijotescos que me remitió para la lectura compartida del Quijote. El otro es este. Recomiendo la visita a su blog, Imágenes y Palabras, en el que está toda su esencia como persona y como fotógrafo.)

19 comentarios:

Manolo dijo...

Echaré de menos su entrada diaria. Nos quedarán todas las que publicó para recordarle,junto a la carta que leíste en Ibeas.
Qué la luz, tan bien utilizada por él, le siga iluminando.
Un abrazo, Pedro. Trasmiteselo a su familia

Campurriana Campu dijo...

¿Qué decir de Jan Puerta, Pedro?. Le echaremos tanto de menos...
Bonito homenaje. Se nota que ha dejado una importante huella en este mundo. Sé que servirá de mucho.

María dijo...

No le conocía pero me parece que me suena su nombre de haberlo visto comentar por tu blog.

D.E.P.

Un beso.

Marina dijo...

Un beso Pedro.

Myriam dijo...

Siempre lo recordaremos, siempre.

Requiescat in pace, Jan.

Abejita de la Vega dijo...

Sabía que ibas a poner ese magnífico autorretrato de Jan Puerta.

Todos los días echaba un vistazo a sus fotos obras de arte. Me acuerdo especialmente de la serie de perros vagabundos.

Caminantes, desead que la tierra le sea leve.

Ahí estarían Tuccitano y Jan, en una Mancha celestial...si hubiera cielo.

Besos, Pedro.

Juan Luis Garcia dijo...

Descanse en paz.

XuanRata dijo...

Tenía mucho de caballero andante, Jan, y yo creo que a su lado (fueron casi 7 años caminando juntos, aunque el siempre iba un paso por delante) uno no podía dejar de sentirse un pequeño Sancho, un aprendiz que ahora se queda con la sensación de no haber aprendido lo suficiente.
Brindamos contigo, Jan. Hasta siempre.

São dijo...

Que pena!

Sentimentos à família e a quem o estimava.

Que Jan esteja na Luz!

Para ti, meu querido amigo, abraço solidário neste momento triste .

pancho dijo...

La verdad es que no sabía que su trayectoria profesional hubiera sido tan sobresaliente y activa, nos enteramos de los méritos de las personas cuando nos faltan.
Una gran pérdida para internet y el mundillo de los blogs.
Descanse en paz.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me has dejado de piedra, Pedro. No puedo creerlo...¿así de repente?
El único consuelo es pensar que se fue haciendo lo que más le gustaba. Retratar la calle y su gente. Me quedo muy triste. Lo conocía virtualmente desde hace mucho y regularmente le visitaba y comentaba. Lo lamento muchísimo...

Un abrazo

Gelu dijo...

Buenas tardes, profesor Ojeda:

Ayer dediqué una entrada al amigo Jan Puerta, bloguero de oro.
Sus imágenes llevaban su sello reconocible. Y siempre sus palabras certeras y amables.
Alguien, sintiendo su desaparición, decía -en su comentario- que allá donde se encuentre creará un blog.
Me pregunto: ¿Quién retratará ahora a esos perros callejeros de mirada triste? ¿Y a los gatos presumidos y curiosos? ¿Se acordará de él aquel otro, de mirada valiente, enfadado porque había salvado al pajarillo caído que iba a ser su desayuno?
¿Y esas gentes sencillas, con las que conversaba, esperarán su fotografía?
Pienso ¡cómo le gustaba visitar los cementerios!
Que la tierra le sea leve.

Abrazos

ana julia maleta marin dijo...

Participé poco en su blog, sin embargo, ayer cuando Pedro, publicó la noticia en facebook, me quedé petrificada. No podía ver con claridad la noticia, pensé que era otra persona con el mismo nombre y apellido.Un escalofrío se instaló por todo mi cuerpo recorriendo poro a poro toda yo.Pensé y pensé y entonces ví claramente lo fugaz que puede ser esta vida.Un abrazo amigos/@s.
Permitidme este lazo negro, que ayer coloqué, en duelo por Jan Puerta, un amigo agregado en el que un día solicitó mi amistad virtual.

Omar enletrasarte dijo...

"los artistas no mueren, se van de gira"
.
un abrazo, el de siempre

Isabel Huete dijo...

Siempre en el corazón, Jan. Ya puede escribir otro blog desde donde esté porque hoy por hoy me siento incapaz de abrir el que nos ha dejado. Una entrada preciosa, Pedro. Gracias!

Montserrat Sala dijo...

Me uno a todos los homenjes que se le vayan a hacer.
Era un extraordinario fotógrafo y un libre pensador,comopocos haya conocido. Sabia de el que no tenia família . me sabe muy mal su desaparicion. Se acabaron las fotos callejeras, los perros i gstos abandonados, sus cementerios, y sus paredes viejas
y desconchadas. Y cada dia acudia a su cita con sus admiradores. Sin fallar uno.
Te echaré de menos querido Jan. Aunque tuvieramos diferencias, te seguia considerando un amigo de vedad.

impersonem dijo...

Pues eso, que la tierra le sea leve... yo he visitado su blog algunas veces, y sí, sus imágenes trasladan mensajes sobre la vida y los transitos y quehaceres de la gente...

Abrazo.

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Ha sido un duro golpe la pérdida de este gran fotógrafo que trasmitía bondad y humanidad.Ultimamente nos comunicabamos más a través del facebook, que fue por donde me enteré a las pocas horas del suceso por mi amiga Remei.
Jan hacía pocos días que había hecho un Post con la fotografía de una pared con ninchos, filosofaba a menudo sobre la muerte.
Descanse en Paz nuestro amigo.
Unaludos desde Valencia, Montserrat

Paco Cuesta dijo...

Brindamos con, y por Él.