domingo, 15 de junio de 2014

Aquella noche en la que inventaste las luces de colores


Aquella noche inventaste las luces de colores. Una a una. Decías: hágase el rojo o el verde o el amarillo intenso. El azul también y hasta un blanco puro. Tu piel olía a azahar y yo me senté a escucharte mientras las acariciabas y la brisa del mar jugaba con tu pelo. El día vino a apagarlas con fiereza de sombrillas y crema bronceadora.

10 comentarios:

Edurne dijo...

Triste final para tan hermoso arcoiris...
Pero ya vendrán pronto otras noches de luz y brisa de mar...

Besos!
;)

Rita Turza dijo...

La belleza de la noche se funde con la realidad de un nuevo día...

Precioso Pedro.

Besos.

Emilio Manuel dijo...

Entre noche con luces de colores y el día ¿no pasó nada más?, que aburrido.

Saludos

José Luis Ríos Gabás dijo...

De lo que tienes ganas es de verano, ya lo veo.

Un abrazo

Myriam dijo...

¡Sólo un hada puede crear esas luces de colores!

Besos

elisa lichazul dijo...

ella enciende las luces personales dentro del observador y no solo en el exterior eso es genial

ojalá a ella , él también le encienda las luces porque todo ha de ser recíproco, de lo contrario el naufragio es inminente

bss

Joselu dijo...

Ese territorio mágico que es la noche.

María dijo...

Se me ha olvidado decirte en el anterior comentario que me ha encantado la imagen, al igual que ésta, Pedro..

La noche se viste de colores, sombras y luces que juegan con besar a la luna.

Un beso.

LA ZARZAMORA dijo...

Así es, entre poesía y prosaísmo navegamos...
;-)

Besos, Pedro.

impersonem dijo...

Luz,color e imaginación... y la noche se torna mágica.

Abrazo