lunes, 28 de abril de 2014

Que el agua te salpique el rostro


Hay días así, hermosos, como dejar que el agua te salpique el rostro en pleno verano y yo te seque con mi mano mientras te ríes.

14 comentarios:

Myriam dijo...

¡No hay mejor toalla! Besos

Pamisola dijo...

Un segundo, todo en un segundo...


Besos

elisa lichazul dijo...

cuanta ternura en el ademán Pedro
bss

Rita dijo...

Que bonito. Precioso.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Y la felicidad, concentrada en ese sencillo gesto.

Saludos.

Alicia Montero dijo...

yo quierooooooooooo!!

saludos Pedro...

Ali

José Luis Ríos Gabás dijo...

¡Ah, Pedro, somos jóvenes!

Un abrazo

Esther dijo...

Os he visto;-) qué requiebro de agua más alegre! Muy contagioso, y aunque aquí hoy llueve, de la alegría me he colocado las katiuskas y he salido a chapotear, como dice el Sr. J. L. Rios: ¡Ah, Pedro, somos jóvenes!

impersonem dijo...

Bonita fotografía...

Omar enletrasarte dijo...

una saeta con destino preciso!!
pues, vale (como dicen ustedes)
.
sonríe amigo, que la vida es bella
aquel abrazo de siempre

Abejita de la Vega dijo...

Hay días.

María dijo...

Enternecedora entrada, sentir la mano acariciando el rostro que seca la humedad.

Un beso.

Ele Bergón dijo...

Por fortuna hay días de esos y es entonces cuando la felicidad nos acaricia el rostro.

Besos

virgi dijo...

¡Uy, uy, uy, que romántico, chiquillo!
:) :) :)