domingo, 2 de marzo de 2014

Noticias de Crimea

 

- Hace demasiado que no hablas de actualidad.
- Podemos estar buceando dentro de nosotros mismos unos días y al regresar todo estará igual para volver a hablar del estado de la cuestión. Por desgracia siempre hay una guerra en Crimea. El mapa entero del mundo está lleno de Crimeas. Todas iguales. Todas con los mismos muertos, aunque tengan diferentes uniformes o sean paisanos, aunque sean ortodoxos o católicos, cristianos o musulmanes, altos o bajos, rusos o ucranianos, hombres o mujeres, adultos o niños, zurdos o diestros, todos nuestros porque los muertos nunca son de ellos.

18 comentarios:

DORCA´S LIBRARY dijo...

Lo triste de esta y de todas las guerras es que los muertos caen por un puñado de dinero. Pobre del país que tenga algo de interés para una potencia, ya sea gas (como en este caso), petróleo o diamantes, que siempre habrá una superpotencia dispuesta a quitárselo. Y encima quieren hacer creer que lo hacen por saldar deudas históricas.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Me gusta la fotografía, con ese aire como casual. Y lo que dices, claro.

Un abrazo

Neogéminis dijo...

"siempre los muertos son nuestros"...cómo me gustaría que así sintiéramos todos. De esa manera se acabarían las guerras.
Un abrazo

Edurne dijo...

Levantarse y acostarse cada día y cada noche con estas mismas noticias... es terrible!
Pero presumo que muchos ya hayan (o hayamos) perdido un poco de sensibilidad, de "tembleque" interno ante tamañas tropelías!

Como tú bien dices, hay muchas Crimeas, todos los días, y en lugares tan recónditos, que ni siquiera imaginamos que existieran...

Esto es un fraude, el ser humano muchas veces es un gran fraude. Menos mal que siempre hay honrosas excepciones!

Beso, y un abrazo solidario!
;)

mojadopapel dijo...

Me suenan mucho estas dos puertas.

pancho dijo...

Ya hubo otra Guerra de Crimea entre las potencias de entonces, como aquí estábamos enzarzados entre nosotros, todo el siglo lo estuvimos, no nos hacía falta buscar quimera fuera.
Otra foto sacada a la contra(buscando escaleras),pero no al revés.

Paco Cuesta dijo...

Cierto. Todo el mapa es Crimea, incluso nuestro modesto callejero personal.
Un abrazo

Emilio Manuel dijo...

Si, siempre son los mismos muertos y son los mismos los que ganan dinero a costa de ellos. si se conocen ¿porqué no los eliminamos?, seguro que acabaríamos con ellas.

Saludos

Anónimo dijo...

Para ellos, "nuestros muertos" son un mal menor, necesario para sus fines.

Joselu dijo...

Es sencillo intepretar los conflictos que desencadenan guerras. Forma parte de nuestra idiosincrasia humana que tiene en el territorio la expresión del poder. Todas las guerras tienen como origen el territorio. Es mío. No, es mío. Así. Y no es fácil desentrañar ese nudo que nos ata a las guerras.

moderato_Dos_josef dijo...

Lo peor, no sabemos si Crimea puede acabar llamándose Europa...
No me gustan las guerras pero siempre hay guerras "olvidadas"; como las de la República Democrática del Congo, Mali o Sudán... esas guerritas nos la sudan de verdad. Pobre África. A este paso y dentro de poco, con la exscelsa calidad de líderes políticos que pululan ahora por el mundo, nosotros también podríamos ser una buena carnaza para las armas...

Un abrazo.

Camino a Gaia dijo...

La única gloria en la guerra es unaa escusa para la destrucción. Los recursos energéticos menguantes empiezan a fructificar en genocidios.
Un saludo

elisa lichazul dijo...

el comentario de Josef me interpreta
buena semana Pedro

bss

XuanRata dijo...

Espléndida imagen, Pedro, sin necesidad de asomarte del todo, retratando el dentro y el afuera, en perfecta continuidad de elementos unidos por un hilo que solo la fotografía hace visible.

Un abrazo.

dafd dijo...

El caso es que es así. Todos nuestros. Y cuando no lo parezca es que, seguro, no lo hemos mirado bien.

virgi dijo...

Es impresionante como somos los humnanos, siempre a punto de empezar una guerra, aquí, allí o al otro aldo. Son más los países en convulsión que el resto. t
Total, los que mandan los que las organizan nunca caen bajo las balas.
Un beso

Myriam dijo...

Si lo miramos así, el mundo da asco y en pleno S. XXI, más asco aún.

Particularmente de esta Crimea, he estado pensando en mi abuela paterna (era ucraniana de Odessa, judía y hablaba ruso e idish) tratando de imaginar lo que diría...

Besos

Myriam dijo...

y español, hablaba, no se si ucraniano. Nunca la oi hablarlo.