sábado, 1 de marzo de 2014

Cuando me destrozaron el alma


Cuando me destrozaron el alma tiré la vida a pedazos por los túneles. Pienso si merece la pena volver a recogerlos, uno a uno, ahora que no son necesarios, como quien detalla la filiación de un conocido en el depósito de cadáveres.

14 comentarios:

Alicia Montero dijo...

Querido Pedro... a cada instante nos vamos renovando...nacer-morir-renacer...
Algunos se quedan en lo mismo de siempre...y otros "escuchan" el llamado....tú eres un ser sensible,
observa cómo atiendes a este llamado... el mío ya lo escuché!

te abrazo como siempre!

Ali



Anónimo dijo...

Merece la pena. Te lo dice quien ha recogido sus pedazos del pozo más profundo y oscuro, salí gateando, herida y seguramente hiriendo a los demás al agarrarme con uñas y dientes hacia la luz con mi remendada vida. Metí en la mochila que todos llevamos los fragmentos que no tenían arreglo y aun cargando con ella mi alma pudo volverse a ilusionar.
Un saludo

Mariluz Gonzalez Hidalgo dijo...

Siempre merece la pena. Seguro.
un abrazo, Maese Pedro.

Abejita de la Vega dijo...

Se recompone el puzzle y adelante.

elisa lichazul dijo...

de trozos y despojos nuestra historia evoluciona

bss

LA ZARZAMORA dijo...

Me he hecho esa misma pregunta en varias ocasiones.
Y a veces vale la pena, pero otras, no...

Besos, Pedro.

DORCA´S LIBRARY dijo...

Creo que ahora más que nunca hace falta tener alma, aunque esté pegada con tiritas. Es lo único que te puede distinguir de los que nunca la tuvieron. Que sepan que aunque te intenten destruir, eres capaz de surgir de tus propias cenizas.

María dijo...

Yo creo que siempre merece la pena recoger los pedacitos del alma y recomponerlos para hacerla aún más fuerte.

Un beso.

Edurne dijo...

Yo ahora mismo tengo todos los pedacitos en una bolsita metidos... Creo que algún día los numeré, tal vez en previsión de momentos como estos...

Ponerse a la tarea cuesta, lo sé, y de eso tú también sabes, pero no hay otra, alma solo hay una, y ni loca que pienso perderla o dejar que se extravíe ella solita Dios sabe por qué vericuetos...!

Que sí, que merece la pena!

Besos nada desalmados!
;)

mojadopapel dijo...

la vida no la tires nunca...recógela siempre.

Paco Cuesta dijo...

¿Podemos vivir sin vida? Creo que habrá que conservar lo conservable.
Un abrazo

XuanRata dijo...

También esta foto parece estar hecha de pedazos, como un puzle. Allí donde la luz no llega, la cámara pinta el espacio con extraños colores, con tonos inesperados que tal vez provienen, no se, de la memoria de otras fotos.

Un abrazo.

virgi dijo...

Recogerlos y volvernos a recomponer. No queda otro camino si queremos hacerle frente a la vida.
Abrazo y beso

Myriam dijo...

La foto es estupenda ¡¡me encanta!! y sobre el texto, decirte que por suerte el alma (la vida toda) tiene capacidad para recauchutarse. Es más, luego del caput mortum, regenera en algo mejor. O debería.

Besos