domingo, 16 de febrero de 2014

Un proyecto para España


De esta crisis no saldrá España vendiendo troceado su patrimonio y trabajando a dictado de los grandes intereses financieros globales. Tampoco saldremos con el turismo, que es solo un parche aunque sea la industria más estable del país, ni trabajando más por menos. De esta crisis España solo saldrá si somos capaces de crear un proyecto como país, tanto en lo material como, sobre todo, en lo histórico: qué quiere ser España. No hablo de una dimensión universal y eterna, que ya de eso hemos tenido ración suficiente en nuestra historia, sino de algo que nos sirva para los próximos cincuenta años. Y eso nunca sucederá con separatismos, españolismos de pandereta ni recentralización sino con un proyecto que o será decididamente federal o no será. Un proyecto en el que se reconozcan las diferencias y se cohesione el conjunto. Hace falta una nueva transición, una nueva Constitución y una refundación de los grandes partidos. Para eso hay que tener capacidad de diálogo, generar ideas y dejarse los prejuicios, los tópicos y las heridas fuera de la mesa.

13 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Yo creo que todos deberíamos ponernos a servir copas...
Bueno, ha sido un pensamiento fugaz y nocturno, Pedro.

Tenemos, eso sí, que apostar por algo.

Emilio Manuel dijo...

De entrada solo me conformaría en estar de acuerdo en algo, no se en que, solo en estar de acuerdo, luego, ya veremos hasta donde llegamos.

Saludos

José Núñez de Cela dijo...

Estoy de acuerdo en que hay que replantearlo casi todo de nuevo y la única vía el diálogo sin posiciones maximalistas o inamovibles de entrada. Difícil.

Saludos!

Abejita de la Vega dijo...

Miré los muros de la patria mía...

Montserrat Sala dijo...

Estoy de acuerdo contigo que hay que replantearse redactar una nueva Constitución y refundar los partidos, poner caras nuevas y ajenas a toda corrupción. Y dejar al pueblo lo que quiere,aunque sea un fracaso. Y hablar, hablar y hablar todavia mas. Decir no, no ,no, no, no, nó, no; no nos lleva a ninguna parte.
Saludos amigo y profesor.

Luis Antonio dijo...

Ojalá me equivoque, pero no veo nadie capaz de encandilarnos a la inmensa mayoría con un proyecto de la envergadura que sugieres...

Omar enletrasarte dijo...

aventaja cualquier idea, el que hoy impone el status quo ¿porqué?
porque quienes desean comunidad, transparencia, representatividad, democracia plena...y honorabilidad, se dividen porque este es vasco y ya ves es porfiado, el otro gallego y solo sabe trabajar como un burro y el otro es catalán y quiere independizarse, el otro es gitano y anda de navaja y el otro es navarro y no quiere ser tan vasco y bla, bla, bla
.
ey a doce mil kilómetros de distancia se ve muy mal ¿oyen?
es mi vista o es que allí hay un entrevero
.
el abrazo solidario de siempre, tu lo has dicho, eso hay que hacer

Aristos Veyrud dijo...

Espero que España en su destino acoja estos puntos que planteas para la solución a los actuales conflictos.
Saludos!!!

DORCA´S LIBRARY dijo...

Más que una refundación de partidos lo que hacen falta son nuevos líderes con las manos limpias y un corazón de león para enfrentarse a toda la chusma que van a tener alrededor intentando llevarles al huerto.
Líderes que devuelvan la credibilidad a la política y que valoren mucho más al pueblo que representan.

dafd dijo...

Igual sí se sale, de algún catastrófico modo, troceando el país y poniéndolo servilmente a los pies de intereses lejanos, o solo con turismo. Igual es lo que nos espera. Ahora bien, no será donde queramos estar seguramente.

José Luis Ríos Gabás dijo...

De acuerdo, y con mucha más educación. Pero mucha más. Olvidamos con frecuencia de dónde venimos.

Un abrazo

elisa lichazul dijo...

el patrimonio... casi todo está en manos de privados alrededor del mundo, sean personas , sean corporaciones, sociedades y cuanta afiliación empresarial exista

solo falta que el aire que se respira tenga licitación pactada PEDRO

besos

Paco Cuesta dijo...

El más importante de los proyectos será siempre el personal. Sin él nada es posible.
Creo.