lunes, 3 de febrero de 2014

La vida no es sencilla ni fácil


Clavar alfileres en los ojos para que no veamos. La vida no es sencilla ni fácil, si alguien te insiste en que todo es tan fácil como una consigna repetida, sospecha porque te están clavando alfileres para que no veas. Construir el propio argumento de cada día es una tarea que implica esfuerzo pero solo uno mismo debe optar por la narración de su historia y el aliento de su futuro. Y cuando llegas, por ese camino, a la sencillez es porque, al fin, te has encontrado y puedes explicarte a partir de tus propios engaños, que nunca han de servir para contar la historia de otro.

23 comentarios:

Misterio dijo...

Cierto, nunca se podría contar la historia de otro, porque no se podría vivir lo mismo...

Sí, la vida es dura, no es un camino de rosas...

Podemos engañar a alguien, pero nunca a nosotros mismos.

Muchos besos.

Campurriana Campu dijo...

Nunca sirves para contar historias de otros. Ya es complicado contar la propia...

Pedro Carcedo dijo...

¡¡¡ Genial !!!

Esther dijo...

La vida puede ser tan sencilla como la vida ilusoria de la publicidad. Pero para saber lo que una quiere y poder hacer su vida una tiene que pasar por la difícil tarea de conocerse. No, no es fácil vivir fiel al aforismo de Apolo. "Clavar alfileres en los ojos" qué fuerte! Quizás sea algo retorcida pero me ha hecho recordar al famoso rey que al saber quien era se quitó los ojos con los broches del vestido de Yocasta.

elisa lichazul dijo...

apenas alcanzamos para historia propia

besos

Alicia Montero dijo...

Cada vida es una historia irrepetible, como las huellas...
Que repitamos historias es otro cuento, porque las familias somo un sistema...y como tal todos formamos parte, y les "somos leales" en lo bueno y en lo difícil..
Bert Hellinger
Mi maestro de Constelaciones Familiares

un abrazo y feliz de saber siempre de ti...;-)

Ali

Aristos Veyrud dijo...

...Y menos que otro cuente nuestra historia que es precisamente en lo que siempre cedemos, desde niños nos colocan un nombre, nos sugieren y nos indican una profesión y una pareja etc etc.
Abrazos!!!

casilda garcía archilla dijo...

Las consignas, otra peste para nunca decir la verdad ni dejar verla

Natàlia Tàrraco dijo...

Ni cuando creemos inventar otras vidas escribiendo, no nos alejamos de nosotros mismos.

Txema dijo...

La idea de los alfileres en los ojos es curiosa porque, creo yo, además implica cierto dolor. Quizá el descubrimiento de que no todo es fácil ni sencillo.

Saludos

Abejita de la Vega dijo...

Como dice Paloma, un personaje importante de "Dejar las cosas en sus días", la vida es "una tomadura de pelo" y añade:

"Si tuviéramos sentido del humor, le pillaríamos la gracia, pero como no lo tenemos, no entendemos la broma y nos desesperamos en la contradicción: la vida está llena de calamidades, y encima coño, encima no dura nada."

Besos

impersonem dijo...

Sí, la vida es muy dura y está sembrada de interrogantes... para unos es de una manera y para otros de otra... pero siempre una experiencia personal, un solo ante el peligro.

Anabel Rodríguez dijo...

A veces más que alfileres un pegamento amoroso contraindicado. Las cosas son difíciles y no estamos preparados, ¿alguna vez se simplifica el camino? No sé, a mí me parece un peregrinar complicado. Si llego al punto de sencillez te lo haré saber (palabra de honor)

virgi dijo...

¿Nos engañan? ¿Nos engañamos?
Lo que sí es cierto es que tratan de cegarnos para contarnos sus historias.
Beso

LA ZARZAMORA dijo...

;-)
Hoy te suscribo al 100%
Es lo que siempre he pensado...
Nunca he aceptado más errores que los míos, ni he dejado que nadie se atreviese a pensar por mí. Si me gusta equivocarme, y levantarme, es porque sólo mis errores son míos, y sólo yo sería capaz de aprender de ellos.
A cada cual su ritmo, su sencillez, su manera de entender la vida, su ficción y su realidad, sus castillos y sus héroes; y luego, siempre nos queda nuestra realidad, y lo que son capaces de entender e interpretar los que ni siquiera nos conocen y nos dan lecciones de moral.

Besos, Pedro.

Paco Cuesta dijo...

Una vez construido el argumento uno se pregunta con quien compartirlo, las más de las veces es una voz que clama en el desierto.
Un abrazo

elisa lichazul dijo...

qué linda sorpresa me diste!!!
pensé que ya no ibas más por el blog

ten una semana deliciosa
besitos

María dijo...

Y nos hacen ver "con sus mentiras" que la vida es de otro color, cuando la realidad está completamente "oscura".

Un beso.

São dijo...

Belissima reflexão.

Só nós podemos construir a nossa história e , para isso, temos que estar alertas e não embarcar naquilo que em Portugal se chama "a canção do bandido"

Meu querido pedro, bem hajas!

Omar enletrasarte dijo...

Mirá, mi querido Profe, hay que vivir mucho, muchísimo, hasta el calvario
y morir
si, si, si,
reventar de risa
matarse por solidaridad
y
morirse de amor
y después que te quiten lo bailado
-aquel abrazo-

DORCA´S LIBRARY dijo...

Esa pseudo-filosofía que nos han vendido con pensamientos tales como que si deseas algo, lo consigues, ha hecho mucho daño. Me pregunto dónde estarán ahora todos esos "iluminados". Seguramente se han hecho tan ricos con sus libros, que ahora lo de la crisis, les suena a chino.
No basta con pensar que un problema se va a solucionar para conseguir que así sea. Hay que levantarse todas las mañanas con ganas de ver lo que tenemos frente a nosotros y arreglar lo que se pueda. Lo que no, quedará para otro día. Pero es el esfuerzo personal lo único que te puede llevar a donde tú quieres. Lo demás, son cantos de sirena.
Saludos.

pancho dijo...

El lanzador de cuchillos falló el lanzamiento, se clavó los alfileres en los ojos, a duras penas alcanzaba a ver la escalera de bajada a los cimientos. Allí se quedo quieto, inmortalizado en nobleza de bronce para los restos.

José Luis Ríos Gabás dijo...

No es sencilla, pero realmente podría serlo. El entorno suele hacer todo más complicado, y hay que luchar contra eso.

Un abrazo