lunes, 10 de febrero de 2014

El teléfono de un buen cerrajero


Se cierra uno la vida como se cierran las puertas, al descuido. Y nos quedamos fuera de ella, con las manos en los bolsillos y silbando para disimular la torpeza de haber olvidado la llave dentro. Por si acaso, siempre hay que llevar el teléfono de un buen cerrajero.

21 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Detector de buenas personas. Muy importante.

María dijo...

Y por supuesto, para poder llamar, el móvil jajaja.

Un beso.

Spaghetti dijo...

Mejor llevar una barra de uña...a esa no ha cerradura ni vida que se le resista...

Aristos Veyrud dijo...

Buena medida de seguridad la de guardar el número en el bolsillo...nunca se sabe.
Saludos!!!

Rita dijo...

La vida hay que mimarla y tener cuidado con los descuidos. Hay puertas que no las abren ni cerrajeros expertos.
Precioso post, un placer leerte.

Mil besos.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Creo que sólo los gatos cuando salen por una puerta se arrepienten inmediatamente y quieren volver a entrar.

Un abrazo

Esther dijo...

Sin entrada, sin salida, atrapado?
Sólo tres palabras:
Kafka, Franz, Kafka.

Un buen cerrajero:
Johann Sebastian Bach
"Kunst der Fuge"

pancho dijo...

Yo buscaría un buen pintor de brocha gorda para que dejara el lienzo practicable, después a otro que trabajase más fino y lo dejara visible, como un palimpsesto de lo antiguo.

José Núñez de Cela dijo...

Muy buena reflexión. Más de una vez la tendría que haber hecho, en sentido literal!

Alicia Montero dijo...

Disfruto mucho estas reflexiones tuyas!! <3

un abrazo querido profe y maestro!!

Ali

Edurne dijo...

Ahora mismo voy a vaciar el bolso, que, cualquiera sabe, entre tanta cosa (nada de inutilidades...) puede que encuentre el teléfono adecuado!

Besos!
;)

impersonem dijo...

Pero que no sea de esos de 24 horas porque cobran a lo sin sentido...

Las puertas de la vida y las ventanas y otras salidas o entradas están llenas de misterios y de imprevistos... la reacción posterior a un despropósito es muy personal...

Kety dijo...

Buena reflexión.
Un abrazo

Myriam dijo...

:-)

Besos

Montserrat Sala dijo...

MUY BUEN CONSEJO PROFESOR.-LAS LLAVES SIEMRPE EN EL BOLSILLO,POR SI A CASO...PERO Y SI LA VIDA ESTÁ FUERA? HABRIA QUE TENERLO EN CUENTA. ¿NO TE PARECE?
UN SALUDO

Paco Cuesta dijo...

Cuando una puerta se cierra otra se abre. De cualquier modo un duplicado de la llave en el lugar adecuado soluciona muchos conflictos.
Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Es importante ese "por si acaso" porque nunca se sabe si tenemos que volver a abrir la puerta que pensábamos cerrada para siempre.

Un abrazo

Luz

elisa lichazul dijo...

siempre habrá una rendija por donde la luz penetre o se cuele

todo depende de nuestra decisión PEDRO

pero es mejor echarle la culpa al empedrado del camino que al andar propio


besos




pd...hoy ando con la pluma parada

elisa lichazul dijo...

pd 2.... el cerrajero eres tú mismo

casa de herrero cuchillo de palo?

elisa lichazul dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cerrajeria llobregat dijo...

"Por si acaso", el teléfono de un buen cerrajero en www.cerrajeriamirna.com :)
Salu2 desde Barcelona