viernes, 7 de febrero de 2014

Asociarse para leer en red

Gracias, querido Manolo.

Las lecturas colectivas no son una novedad. Antes de que se fijaran por escrito los textos, la oralidad era la forma de trasmitirlos y en las reuniones las personas se contaban historias con fines espirituales, mágicos, adoctrinadores, de ánimo o de puro entretenimiento. La demanda provocó que, en todas las culturas, surgieran figuras de profesionales que se ganaban la vida de esa manera.

Cuando el texto pasó a ser escrito y no todos sabían leer se hacían corrillos para escuchar la lectura en voz alta de quien daba voz a las letras. Siempre se ha leído en voz alta: en los teatros, en los colegios, en los lugares de trabajo, en los refectorios de los monasterios. Al aumentar el número de lectores individuales con la alfabetización y el abaratamiento del libro impreso no desapareció la necesidad de comentar en grupo lo leído. Los amigos comentan el último título leído y se lo recomiendan unos a otros. A veces un título aumenta el número de ejemplares vendidos sin apenas publicidad por este camino del boca a boca.

La idea de los encuentros o clubs de lectura es antigua y procede del mundo anglosajón. Son reuniones de personas de todo tipo y condición -preferentemente mujeres, pero esto es una cuestión a desarrollar otro día- que proponen un libro para leer a la semana o al mes y comentarlo en un encuentro. Lo que comenzó en casas particulares rápidamente se extendió a las bibliotecas públicas y hoy las más activas de todo el mundo cuentan con su propio club de lectura y con la participación en las reuniones de los escritores leídos. No hay estadísticas, pero sería interesante saber cuántas personas hay implicadas en un país en estos grupos de lectores y qué leen. Contribuiría mucho a un estudio certero de la cultura del libro.

Tampoco ha desaparecido esta necesidad de comentar lo leído con la proliferación del libro electrónico y de las redes sociales. Hay una necesidad permanente de cotejar la propia lectura, de dejarse guiar por aquellos cuya opinión se estima, de preguntar lo no comprendido, de argumentar las opiniones personales que a uno le ocasiona el acercamiento a un texto. Leer es más que nunca un acto individual pero sigue conservando, por su misma esencia, la necesidad de compartir lo leído. No conozco a nadie capaz de guardar el secreto de las emociones que le provoca la lectura de un libro durante mucho tiempo. Ahoroa, además, existe la posibilidad de compartirlas con alguien que se encuentra a miles de quilómetros. La posibilidad de enriquecer la propia lectura, por lo tanto, aumenta.

En los últimos tiempos proliferan las noticias sobre tertulias literarias en Internet, clubs de lectura que usan las posibilidades tecnológicas que la era digital ha puesto a nuestro alcance. La mayor parte de ellos son organizados por grupos editoriales que, lógicamente, quieren promocionar sus propios títulos y autores con fines comerciales. Todavía son pocos los clubs de lectura en abierto, sin interés económico ni comercial, como el que sostengo en este blog desde el año 2008, cuando lancé la idea de la primera lectura colectiva y completa del Quijote y que, desde el 2011 cuenta con un formato presencial gracias a la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la Universidad de Burgos.

Es un trabajo complicado para el coordinador: acertar con los títulos propuestos, contar con la participación activa de otros autores de blogs y comentaristas, enlazarlo todo y que los participantes se encuentren cómodos, sin agobios de tiempo (no todo el mundo lee al mismo ritmo) y sin sentirse intimidados por las opiniones de otros, etc. He de reconocer que he tenido suerte. Desde el año 2008 este club cuenta con la participación activa y entusiasta de muchos de vosotros y es hora de que deis vuestra opinión. Siento un profundo agradecimiento por todas las aportaciones que habéis hecho y quiero escuchar ahora las propuestas que queráis hacer. Por eso, no publicaré una nueva entrada hasta el lunes que viene, para daros tiempo a opinar, tanto aquí como en mi muro de Facebook.

Os pido sugerencias sobre el funcionamiento de un club de lectura virtual como este que sostengo en La Acequia: títulos, formatos de participación y de actividad, temporalidad de las lecturas, etc. Recordad que solo pongo dos condiciones: que sean títulos en español fácilmente accesibles desde cualquier parte del mundo -bien en papel bien en formato electrónico- y que se alternen los autores clásicos con los autores vivos. En el formato presencial del club se ha elaborado, sin mi participación (fue una decisión voluntaria para no influir en la propuesta), una lista de títulos para el próximo curso que os daré a conocer en breve a los que se pueden añadir los que se propongan desde aquí. Anuncio que, para el próximo curso habrá que leer la segunda parte del Quijote, escrita por Avellaneda: toca centenario y aquellos que participamos en la lectura del Quijote hecha aquí tenemos buena oportunidad para reunirnos de nuevo con todos los nuevos ante una nueva olla podrida. Y en el 2015, centenario de la segunda parte del Quijote de Cervantes...

17 comentarios:

DORCA´S LIBRARY dijo...

Hola Pedro:
Te agradezco que nos pidas la opinión sobre el funcionamiento del club de lectura.
Una sugerencia que se me ocurre a raíz del título que nos toca leer para este mes, es que los libros elegidos sean de menos páginas. No es por pereza, es porque la vida diaria, por lo menos a mí, nos absorve también su tiempo. No creo que se trate de leer deprisa y corriendo el libro, sin enterarse de nada. Para mí lo importante de un tertulia literaria no es la cantidad de páginas leídas, sino el debate que la lectura pueda sugerir.
Hay que tener en cuenta también que en un momento determinado, se te pueden cruzar otros libros, otras lecturas, y si te tienes que leer 500 páginas para la tertulia, al final lo haces como una máquina, no como un verdadero lector. Concretamente con el que nos toca este mes, me temo que no me va a dar tiempo a terminarlo. No voy a leerlo a todo correr. Eso le haría flaco favor a la autora a la hora de sacar una conclusión de su obra. Y a mí como lectora, acabaría quemándome.
En cuanto a los títulos elegidos, no sé quién los sugiere, pero soy más partidaria de conocer títulos nuevos que de volver a otros como "Veinte Poemas de Amor y Una Canción Desesperada". No sé, a lo mejor estoy equivocada, pero me da la impresión que hay una época para todo y pasada ésta, es mejor mirar hacia delante.
Quizás sea la menos indicada para decir todo esto porque acabo de incorporarme, pero ya que nos has dado la oportunidad, he pensado que debía hacerlo.
Gracias por dejar oir nuestra voz en este tema. Saludos.

Abejita de la Vega dijo...

Que sigamos como ahora. Sólo se me ocurre añadir la Celestina, el Lazarillo y alguna de Unamuno.

La de Torrente Ballester...entraremos en ella, con tu ayuda y la de los compañeros de lectura.

Lo de hacer otra olla, estupendo.

Besos

Aristos Veyrud dijo...

La lengua española es un bien universal que sus hablantes no podemos desperdiciar y menos despilfarrar. Propuestas como las de este blog contribuyen en mucho en su mantenimiento y construcción para los futuros tiempos.
Me gustaría por una parte se tuviera un patrón histórico a seguir de acuerdo a los distintos periodos y estilos del arte y la influencia y participación de la literatura en lengua española en ellos, pues el legado tiene una riqueza incalculable para nuestras culturas y para el resto del planeta, y si los que hablamos español no lo hacemos esperar a que otros lo hagan sería la pena de las penas. Por otra ir viendo las nuevas propuestas literarias que son las que posicionarán nuestro sentir y pensar desde nuestro decir.
Saludos!!!

Rita dijo...

Me encanta este club de lectura virtual, leo todo y os leo siempre, cierto que no comento las lecturas, poco a poco me iré animando.

Estoy con Abejita, Unamuno seria genial, me gustaría mucho releer "Niebla". También sería interesante algún autor novel, ahora mismo no me acuerdo de ninguno. La Regenta de Clarín sería otro clásico muy interesante.
La poesía creo que no debe faltar, autor me cuesta decantarme por alguno son muchos los que admiro y leo.
Y ya sería un lujazo escucharte recitar como lo hicimos con Neruda.

Gracias por todo, es un placer pertenecer a este club virtual de lectura.

Besos.

Esther dijo...

No tengo experiencia en clubes de lectura virtual, es la primera vez que sigo uno y me gusta. Para ser sincera tampoco tengo mucha experiencia de la literatura en lengua española aunque es mi lengua materna, por lo que creo que todo lo que se proponga aquí me será interesante. Cuando me suelte algo seguro que me animo y participo activamente, no solo con comentarios a las lecturas.

Estoy con Abejita y Rita, me encantaría que se leyese a Unamuno, aun no lo he leído nada de él. Hace unas semanas escuché por primera vez en este mismo blog un poema de Ángel González que nos recomendó Pancho, me gustó mucho y he apuntado al poeta a mi lista de autores por leer, de todas maneras todo lo que proponga de poesía será un placer, hasta Garcilaso.

Aunque al teatro mejor se va, a mí me fascina leerlo, de teatro todo. Lo último que leí de teatro en español fue la obra de un amigo y esta lectura me devolvió la curiosidad por la lectura en mi idioma materno, de esto hace algo más de dos años y desde entonces no he dejado de leer español, la mayoría novelas de escritores contemporáneos, y desgraciadamente, salvando dos excepciones, no publicadas, desgraciadamente digo porque ninguna fue mala, todo lo contrario, algunas de ellas en mi opinión excelentes. Creo que el negocio de escribir nunca fue buen negocio y actualmente sigue siendo así (no digo nombres por no hacer publicidad, aunque no niego que me gustaría). En fin, autores actuales que me gustan mucho y sí publican son Javier Marías y Ángel Olgoso, para mi actualmente dos clásicos, pero estoy segura que habrá muchos más por lo que será un placer ampliar horizonte.

Ah! escritores americanos de lengua española que me gustan: (leídos en mis tiempos mozos): García Márquez, Borges, Alejo Carpentier, Juan Rulfo y Ernesto Sábato. Cortázar, excelente escritor pero me cae "gordo", no lo puedo evitar, pero no me importaría leer de nuevo su famosa "Rayuela", a lo mejor, después de viente años he madurado y cambio de opinión al respecto.

Pero bueno, lo dicho todo lo que aquí se proponga será para mí interesante. Los títulos más actuales no sé si podré leerlos para las fechas propuestas pero seguro que cuando me pase por Granada, mi ciudad natal, podré conseguirlos y leerlos. Ya sé que hoy en día casi todo se puede conseguir por internet pero no me gustaría que terminaran por desaparecer las pocas librerías que nos quedan es por eso, cuestión de principios, que no compro en internet.

Saludos !!

virgi dijo...

Hola Pedro,
desde hace un año soy coordinadora de un club en La Laguna y estoy muy satisfecha. Pero no sabría ahora mismo aportar nada sobre un club virtual, la verdad.
Si se me ocurre alguna idea, te la diría.
También llevé durante más de diez o doce años un proyecto en un colegio para fomentar la lectura en las familias (sobre todo eran madres) y eso sí que me dió muchas gratificaciones.
Un beso

elisa lichazul dijo...

se me ocurre que para hacerlo entretenido
se proponga una fecha y un hora donde los interesados se conecten al Chat y así en simultáneo puedan escucharse y verse y comentar o conocerse, y tú PEDRO serías el moderador

existe el Facebook donde se puede chatear, o el Google más y sus hangouts y está el Skype

es cosa de elegir uno de los tantos sitios para chatear y ya

besos

Pamisola dijo...

Están muy bien los Clubs de Lectura por la red, por la facilidad de dar tu opinión y mirar la del que lo pone sin movernos de casa. Y me parece que tú lo llevas muy bien.
He asistido y ahora asisto a uno presencial,y ves la diferencia sobre todo en la facilidad de hablar con los demás en ese mismo momento y poder hasta discutir de algo, rebatir algo en lo que no estás de acuerdo.
Sin embargo en la red, te da la oportunidad de además de dar la opinión, hacer casi un ensayo, y apoyarse en las imágenes ya sean propias o de la red, y puede ser mucho más creativo y enriquecedor. Es diferente.
Me parece bien como está este, tampoco puedo opinar mucho porque no suelo leer todos los libros, y colaboro poco para como lo hacen otros, y esa libertad es de agradecer. Los suelo compaginar con los del otro Club al que voy.

Besos.





José Luis Ríos Gabás dijo...

Siento no ayudarte demasiado, porque a mí me parece bien como está. Me fío de tu criterio, ya que tienes una visión global que no tengo, y estoy seguro de que haces una selección equilibrada. El leer, tranquilamente, los comentarios de los demás, sin prisas, y poder comentar de manera pausada y tranquila es algo que me gusta, más que comentar de manera precipitada o poco pensada. En fin, que en este año y medio que llevo con vosotros, con mis comentarios no muy abundantes pero leyendoos de manera habitual, he aprendido mucho y lo estoy pasando muy bien, todo a la vez.
A la olla podrida, aunque me cae lejos, creo que me apunto ya.

Un abrazo

Rita dijo...

Apuntame a lo de la olla. Ya.
Se me olvido cuando comente ayer.
Besos.

Campurriana Campu dijo...

Pedro, escribo con la tableta y no me gusta escribir con ella.
Me gusta este Club como está. Quizá, en obras más densas, sería bueno dejar más tiempo para la lectura y meditación.
Me encantaría que analizásemos a Don Gonzalo Torrente Ballester y también la lectura de El Tragaluz. Me gustó tanto en su día...

pancho dijo...

Internet llegó para poner todo patas arriba, pero por mucho que lo intente, su ruido nunca sustituirá al silencio, la quietud y la soledad requeridos para que el hecho de la lectura sea productivo. Seguramente con internet leamos mucho más, pero más superficial, también.
Un club de lectura por internet es una buena oportunidad para que quien tenga algo que decir, lo haga. Así lo comparte y al menos sabe que encontrará a alguien al otro lado que compensará y aliviará del sufrimiento de la escritura para los que no somos más que aficionados locos. O siempre tendrá la satisfacción de leerse a sí mismo, entenderse y comparar con lo que hacías años atrás para ver la evolución a mejor o a peor, que de todo hay.
Todo texto oculta un misterio, un mensaje cifrado que el lector descodifica e interpreta según su bagaje cultural y manera de ver las cosas. El poder compartir esas distintas interpretaciones y sus argumentos es una riqueza añadida para el lector. Internet es la herramienta ideal para que los escritos distintos se puedan confrontar, la tertulia presencial también suma y es positiva. Si además cuenta con la presencia del autor, mejor todavía.
Como uno admira a cualquiera que sea capaz de escribir unos cientos de folios para narrar una historia, y si además son títulos propuestos por alguien que ha dedicado toda su vida a la lectura y a interpretar lo leído como nuestro coordinador, me parecen acertadas todos las lecturas propuestas. Y como para mí es mucho más difícil escribir un par de entradas o tres sobre una novela completa, prefiero ir más lento aunque sea desacompasado del resto, pero es solo por interés personal.
Me parece muy bien volver sobre Don Quijote, que también era una forma antigua de ser lector.
Se ve que a Abejita le tiran los aires salmantinos por su propuesta de títulos... Y a Esther, bueno, que no sea tan humilde que por lo visto tenemos mucho que aprender de sus aportaciones.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Primero que todo agradecerte a ti el tiempo que dedicas al Club de Lectura de La Acequia. Segundo, que me parece muy bien como está ahora, a razón de un libro por mes. Tercero, que será un placer leer el de Avellaneda y participar in situ de la Olla, como la vez pasada.

Un beso

Myriam dijo...

Ahhh, Y cuarto, siempre es un placer participar activamente en la mayoría de las lecturas que hemos hecho o hacemos.

Paco Cuesta dijo...

Estoy de acuerdo con alternar autores clásicos con autores vivos, no debemos olvidar a los primeros. La experiencia del Quijote, donde cada capítulo puede tratarse por separado fue muy interesante pero no trasladable a otro tipo de narraciones especialmente la novela. Tal vez habría que pensar en adecuar los comentarios virtuales a la extensión de la obra leída. Personalmente me decanto por hacer menos comentarios al mes (esto es personal, insisto) a veces el resto de lecturas y ocupaciones hacen imposible prodigarse más.
En cualquier caso cada uno hemos de buscar nuestro formato y ritmo dentro de lo colectivo.
Gracias Pedro
Un abrazo

Ele Bergón dijo...

Creo que las personas la mayoría de las veces, actuamos por necesidades y una necesidad mía es compartir lo que leo y lo que escribo, por eso desde hace tiempo necesito pertenecer a clubs de lectura o tertulias. En este etapa de mi vida lo hago con esta La acequia que creaste y diriges.

Es una forma diferente, menos personal, menos cara a cara, que a otros a los que pertenecí, pero también más cómoda y quizá más artificial. No obstante, no por eso, deja de ser menos válida.

Sabes que te he dado las gracias porque con este club, no sólo continuo leyendo si no también escribiendo que para mi es muy importante, así que seguiré, aunque a veces me cuesta compaginarlo con otras actividades que me da por hacer.

En cuanto a las sugerencias de lecturas, creo que están bastante bien elegidas, pues tenemos un poco de todo, clásico, actual, y tocamos todos lo géneros, quizá en este año falte el teatro. Como cumple mis expectativas, yo procuraré seguir en este club de lectura porque por ahora , me siento bien en él, sobre todo porque me gusta y necesito aprender.

Un abrazo

Luz

Campurriana Campu dijo...

A mí me gustaría, por ejemplo, leer Intemperie de Jesús Carrasco. Lo haré aunque vaya "hacia atrás" en estas lecturas...
Tiene muy buena pinta, muy buenas críticas.