viernes, 3 de enero de 2014

tiovivo


Solo los niños saben que el caballito del tiovivo puede correr libre por las plazas de la ciudad. Los mayores hemos clavado una pértiga en su pecho para que no se muevan.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

O a veces deseamos que pare para bajar y no hay manera...P.M.Sancho

Pamisola dijo...

Esos locos bajitos...

São dijo...

A inocência da infância é comovente, que pena não a podermos guardar para sempre.

Bons sonhos, querido amigo mio.

elisa lichazul dijo...

hay adultos que hacen aquello que dices Pedro
pero habemos otros que seguimos cabalgando

besos

Isabel Huete dijo...

La edad es perversa!

Edurne dijo...

Esta reflexión es buenísima!

Recuerdo mis trotes a lomos de esos caballitos de feria... era la niña más feliz del mundo.

Y aún ahora, cuando veo uno de esos tiovivos con sabor retro me dan ganas de subirme en uno de ellos y dejar que mi corcel surque praderas y valles y...

Mucho me temo que también he sido de las que ha contribuido (sin ser consciente de ello) a clavar esa pértiga en sus pechos...
Mea culpa!

Feliz día!
Besos
;)

Tendríamos que organizar una para liberar a todos esos caballitos, no?

Roberto dijo...

es el miedo a galopar, a movernos...pensamos que es mejor quedarnos quietos mientras el mundo gira...feliz año...

Myriam dijo...

Pues a montar en un Pegasus y a volar por el país de los sueños, para hacer que se concreten aquí en la Tierra.

Un beso, Pedro

Myriam dijo...

¿No sabías que las pérticas bien templadas se pueden transformar en alas?

Otro beso

Myriam dijo...

ah, me olvidaba, y un abrazo, estirable a cuantos días quieras.

pancho dijo...

No des muchas ideas, que vienen y los liberan...

Esther dijo...

Qué pena de caballito! Yo tengo una amiga que se rió del destino y de la pértiga y el caballito se fabricó un unicornio, el animalillo alegre saciaba su sed con las lágrimas de los sueños. Es verdad Sr. Ojeda, ya lo decían los poetas, bajo la bóveda dorada de la infancia todo es libertad.

Campurriana Campu dijo...

Sin duda, crecer es una putada.

María dijo...

Qué recuerdos me has traído con el tío vivo, la de veces que habré montado de niña, me encantaba.

Voy a hacer un repaso por tus entradas a ver cuántas me he perdido, que con tanta fiesta, estuve algo abandonada por estos medios.

Feliz noche mágica de Reyes Magos.

Un beso.

María dijo...

Qué recuerdos me has traído con el tío vivo, la de veces que habré montado de niña, me encantaba.

Voy a hacer un repaso por tus entradas a ver cuántas me he perdido, que con tanta fiesta, estuve algo abandonada por estos medios.

Feliz noche mágica de Reyes Magos.

Un beso.

Ele Bergón dijo...

Nos viene bien a los adultos, volvernos un poco niños y olvidar esa pértiga.

Un abrazo

Luz