viernes, 10 de enero de 2014

Leer como si fuera un niño


En el rincón infantil de Frutas Isabel

Leer como si fuera un niño. Desaprender el significado de las cosas para volver a aprenderlas, para soprenderme ante la maravilla de que aquellas letras significaran cosas y acciones y sentimientos con precisión. Que la palabra alfombra volara. Leer como si no hubiera otra cosa que hacer y pasar una tarde entera en una selva de Asia o en la pradera del oeste norteamericano o en las entrañas de la tierra. Leer como si el verano fuera eterno y descubrir que es verdad, que el mundo entero puede caber en la siguiente página. Descubrir las cosas en cada línea como si aún hubiera esperanza.

22 comentarios:

Pamisola dijo...

Está claro que te lo pasaste bomba.


Besos.

elisa lichazul dijo...

saludable rincón por lo visto

besos

María dijo...

Parece ser un rincón entrañable y que disfrutaste mucho.

La lectura nos enriquece y además nos entretiene.

Un beso.

LUISA M. dijo...

Es una maravilla que sigas emocionándote al leer como cuando eras niño. Y ¡qué bien lo expresas en este texto!
Un abrazo.

Edurne dijo...

Eso sí que es verdadera magia!

Besos de alfombra voladora!
;)

casilda garcía archilla dijo...

Muy bonito post. Y la foto... encantadora!

Roberto dijo...

es bueno y sano dis-fruta-r leyendo... muy buena entrada.... saludos

Abejita de la Vega dijo...

Leer con ojos nuevos.

Rita dijo...

De vez en cuando tenemos que dejarnos llevar y mirar con ojos de niño.

São dijo...

A leitura é como as viagens: abrem-nos horizonte e dão-nos momentos inesquecíveis.

Pelo que percebi, é uma frutaria com um recanto onde há livros para as crianças lerem: que ideai feliz!

E a ti te agradou, vê-se, rrss

Querido amigo mio, te desejo feliz fim de semana

impersonem dijo...

Surcar el tiempo y el espacio a caballo de las letras, d3jar volar la imaginación... la lectura informa y entretiene.

pancho dijo...

Dejarse asombrar por las palabras nuevas que te descubren el misterio de la lectura.

PENELOPE-GELU dijo...

Buenos días, profesor Ojeda:

Qué maravillosos libros de cuentos se pueden disfrutar.
Y de paso, hacer la compra de frutas y verduras. ¿La vendedora de la tienda es así, como esta acerolera?
La esperanza siempre está en los niños.

Un abrazo.

Natàlia Tàrraco dijo...

Leer entre frutas olorosas, coloca y vivifica. Un besito de año nuevo.

Esther dijo...

levantar la mirada del libro, mirar por la ventana y soñar con otros mundos, olvidar la nostalgia que produce el saber que otros mundos no existen, sí olvidar y "desaprender el significado de las cosas" ... a veces pienso que una tendría que tener la capacidad metafórica de tirarse por las escaleras como Oscar.

Camino a Gaia dijo...

En la esperanza invierten nuestras ilusiones y expectativas. Tenemos que aprender a buscar en el futuro los entresijos de la belleza, porque sin ella la vida pierde el dardo de la trascendencia.
Un saludo

fiorella dijo...

Nada como leer, y esa foto de alguna manera lo está diciendo: leer alimenta. Un beso

Myriam dijo...

Cuando el niño que llevamos dentro habla, la espontaneidad, la mirada nueva y la capacidad de asombro florecen en nosotros como una nueva primavera. El tuyo es un buen recordatorio y ese lugar infantil en el puesto de frutas, una maravilla.

Besos

Isabel FrutasIsabel dijo...

Muchas gracias Pedro, por sentarte y leer en nuestro pequeño rincón del pequelector, tu disfrutaste y nosotros lo hicimos también, la lectura nos trasporta a lugares y situaciones fantásticas y esta es nuestra pequeña aportación a esa afición maravillosa.

virgi dijo...

¡Qué idea tan linda, se te ve muy contento!

José Luis Ríos Gabás dijo...

Vuelvo a disfrutar leyendo ahora, de mayor, como cuando era niño.

un abrazo

María Luz Evangelio dijo...

Qué hermoso todo lo qure has dicho. Sí, el mundo entero en una página. Sí señor.