sábado, 11 de enero de 2014

Escribo porque si no el mundo sería incomprensible


Escribo porque si no el mundo me sería incomprensible. Escribo porque quiero entender las razones por las que las calles no arden a pesar de que todo sople a favor del fuego, porque quiero comprender la raíz de la maldad humana pero también del amor. Escribo porque un día cogí un papel y no he podido dejarlo. Escribí un tiempo porque hubo quien no comprendía que lo hiciera pero leí en un supermercado un libro de autoayuda que recomendaba buscar motivaciones propias. Escribo porque quiero saber dónde poner las cosas. Porque alguien una mañana desayunó y recordó su infancia y porque otro imaginó un loco que recorrió caminos polvorientos aunque le golpearan. Escribo porque alguien me dijo que las palabras eran besos y mordiscos, porque en la sintaxis de un soneto cabe toda la hermosa precisión de la muerte y de la vida y en una oda una revolución entera. Escribo porque estoy triste pero también porque estoy alegre, porque me ayuda a pensar y me sirve para no sentir frío. Escribo porque soy un náufrago y quiero remitir un mensaje aunque no tenga sello la carta.

31 comentarios:

Pamisola dijo...

Mensaje recibido.
Cuando se tiene tan claro, no hay que dejar de escribir.


Besos


Aldabra dijo...

Leerte es un bálsamo, Pedro.

Es agradable reencontrarme con tus palabras otra vez.

Leerte es encontrarle significado a muchos pensamientos que tengo dentro.

A veces se me hace tan incomprensible este mundo!

biquiños,

Rita dijo...

Es un placer leerte.
Eres un soplo de aire fresco.

Besos.

Antonio Aguilera dijo...

No hay pesadumbre que una hora de buena lectura (o escritura, puedo añadir) no sea capaz de curar: creo que son palabras del Sr de Montaigne.

María dijo...

Impactante tu texto de hoy, Pedro, la verdad es que me ha llegado profundo.

Yo también quisiera entender ¿por qué no arden las calles cuando todo arde? no lo entiendo.

Me ha encantado la profundidad de tu texto, saber por qué escribes.

¿Sabes? yo también antes leía algún que otro libro de autoayuda, sí, me servían de algo, creo que tendría que volver a coger alguno, pero de todas formas, tu escrito, como otros, y escribir lo que llevo dentro, también me sirve de autoayuda, aunque a veces me salen más los silencios que las palabras.

Me ha encantado tu entrada, Pedro, por favor, no dejes de escribir, no solo a ti te haces bien, también nos haces bien a los demás.

Un beso.

Chencho dijo...

Gracias por escribir.
Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

Las calles no arden pk nuestra juventud se fue al extranjero. Pk la gente piensa mas en el futbol q en los problemas. Pk se han aplicado con exito las diez estrategias de manipulacion q dijera Noam Chonsky. Porque el poder ha corrompido a los grandes sindicatos q ya no pueden liderar nada, pq la gente se resigna a vivir con las migajas q arroja el gobierno. Finalmente pk existe muchisima economia sumergida a todos los niveles y la gente va comiendo. Se es egoista e insolidario porque se pilla cacho.

elisa lichazul dijo...

sea cual sea la razón
escribir es una experiencia catártica para quien la practica

besos

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Que no nos falten las reflexiones sinceras de los poetas,
ni sus escritos, con palabras tristes o esperanzadas,
porque los mensajes llegan,
y suavizan el frío que nos hace llorar a chorros.
Que no nos falten la risa azul y la mirada profunda.

Saludos.

Neogéminis dijo...

Sobradas razones. Infinitas...
Un abrazo.

São dijo...

recebi essa tua belíssima mensagem e a compartilhei.

No entanto, a principal razão porque escreves é porque és um ser humano rico e sensível.

Querido amigo mio, te abraço.

LUISA M. dijo...

Todas ellas muy buenas razones para escribir, Pedro. En tu propio beneficio y en el de tus lectores, no dejes de escribir nunca.

Myriam dijo...

Y entre náufragos nos sostenemos y acompañamos. A por mi sonetos, odas, y prosas poéticas. Escribiendo, respiramos.

Besos

Myriam dijo...

A por mil, dice, vale

Abejita de la Vega dijo...

Escribir es leerse a uno mismo y leyéndonos a nosotros mismos leemos al mundo y a la gente que lo habita.

Besos

Kety dijo...

De acuerdo contigo. Cuando se empieza, se convierte en adicción.

Un abrazo

Txema dijo...

Y ya empiezan a arder las calles...

saludos

Paco Cuesta dijo...

Escribir para compartir.
Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Son motivos que comparto.
Un besito.

Joselu dijo...

Escribir es un ejercicio sano y terapéutico que nos ayuda a soltar lastre y a vivir más intensamente.

Isabel dijo...

Pues todos las personas deberíamos escribir y leer más. No habría tanta calle ardiendo por ahí... Besos Isabel

impersonem dijo...

La escritura nos comunica con nosotros mismos y con el resto... y también sirve para drenar el alma cuando el sentimiento aprieta las entrañas.

Encatado de leerte y de aprender de ti.

Un abrazo.

Edurne dijo...

Todo, pero todo, todo lo que has pensado, sentido, dicho y escrito, y compartido... y lo que han apuntado los demás, todo, todo... yo también!

Besos!
;)

Nieves LM dijo...

Y te damos las gracias porque lo hagas. Un beso.

virgi dijo...

Tu yo lo tenía más claro que tú, así sigues, cada día mejor escritor.
Besos

Esther dijo...

Estimado náufrago:
acaso no es un poema un mensaje en una botella?
Gracias por compartirlos.

DORCA´S LIBRARY dijo...

Escribir es una manera de gritar para evitar la locura. Lo bueno de ese grito es que cuando alguien lo oye (al leer lo escrito), cree oir el eco de sus pensamientos, y le hace sentir menos sólo.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Te he leído. Un saludo, Pedro.

XuanRata dijo...

También yo fotografío para saber dónde estoy. No es fácil encontrar el norte: acertar a encontrar la brújula ya es todo un logro.

Un abrazo.

Ana Tapadas dijo...

Também escrevo para organizar o meu mundo...

bj

dafd dijo...

Son todas buenas razones. Comprender, tristeza..., escribir es la almadía del náufrago.