martes, 7 de enero de 2014

Esa certera precisión de la vida


Esa certera precisión de la vida, a quemarropa, hagas lo que hagas. Ya estás muerto, tenías que haberlo vivido antes.

16 comentarios:

Myriam dijo...

Pues, quedará para la próxima...

Besos

Myriam dijo...

A menos que reconvierta o transmute y resucite en ésta...

São dijo...

É assim...que se pode fazer?

Bons sonhos, querido amigo mio

Alicia Montero dijo...

Si viviste bien, no tienes por qué preocuparte sobre la muerte, aunque solo te quede un día de vida. El factor tiempo no juega mas que un papel insignificante y de todas maneras esta basado en una concepción elaborada por el hombre. Vivir bien quiere decir aprender a amar.

Del Arte de Vivir, para bien Morir.

Saludos,

Ali

Anónimo dijo...

iNIcIo cátedra de resusitología interesados inscibirse ya, vacantes limitadas.

/El Topo Gigio

elisa lichazul dijo...

no sé Pedro
la certeza
la precisión
no siempre andan de la mano

besos

Luis Antonio dijo...

La única certeza que tengo es la de la muerte. Todo lo demás son incertidumbres.

Un abrazo

Tesa dijo...

Y como dice la sabiduría popular en uno de sus refranes al respecto del carpe diem: oveja que bala, pierde bocado.

Ele Bergón dijo...

La vida es así, se empeña en darnos sorpresas que nunca antes habíamos vivido, pero de todo se aprende y si vuelve, ya sabemos.

Un abrazo

Luz

Joselu dijo...

En la vida no suele haber una segunda oportunidad.

Kasioles dijo...

Siempre le he temido a la muerte, es inevitable, pero, cuando llegue, las dos nos fundiremos en un fuerte abrazo.
Cariños.
Kasioles

José Núñez de Cela dijo...

Estamos muertos, sí. O al menos, solo soñando. la pregunta es ¿Despertaremos?

Saludos desde una morgue.

Omar enletrasarte dijo...

uno es nada
hasta que vive
luego hay que procurar
ser todo, menos nada
.
la muerte, es otro cantar
no nos preocupemos por ahora
.
un abrazo Profe

Esther dijo...

Uy! Eso suena tan pesimistamente trágico como la respuesta que dió el sabio Sileno al rey Midas a su pregunta de qué era lo mejor y más preferible para el hombre: " “Estirpe miserable de un día, hijos del azar y de la fatiga, ¿por qué me fuerzas a decirte lo que para ti sería muy ventajoso no oír? Lo mejor de todo es totalmente inalcanzable para ti: no haber nacido, no ser, ser nada. Y lo mejor en segundo lugar es para ti morir pronto.” No sé, y aquello tan esperanzador de "ay mísero de mí, ay infelice ..." pero "la vida es sueño".

pancho dijo...

La muerte nos cerca incluso antes de nacer. Vivir es un milagro de la muerte, una excepción entre tanta masa inerte. Así que la defensa de la vida es otra excepción.

María dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de nuestro amigo Luis Antonio, me ratifico en lo que ha dicho.

Un beso.