jueves, 16 de enero de 2014

Cruje en ti mi ansiedad última. Angustia y entrega en los Veinte poemas de amor de Neruda y noticias de nuestras lecturas.



Diseño de Rita para la lectura del poemario de Neruda

En Veinte poemas de amor y una canción desesperada predomina un romanticismo de la angustia. El amor es un episodio milagroso de sublime entrega precedido de tristeza y seguido de melancolía y desesperanza. El poeta viene de la soledad y la tristeza y marcha hacia ella de forma inexorable. El encuentro amoroso es apenas un breve momento que se da en una naturaleza en ebullición constante -uno de los más llamativos valores del poemario son las imágenes de la naturaleza para la expresión del contexto amoroso, de la amada y de la pasión. Por eso, al ser consciente de la brevedad del amor, el poeta lo vive de forma angustiosa: Última amarra, cruje en ti mi ansiedad última, dice en el poema 8. Todo se encamina, de forma inevitable, hacia el crepúsculo. De ahí los insistentes tintes de dolor permanente y la necesidad ansiosa de encontrar el cuerpo de la amada y entregarse a él en ese breve momento que dura el amor (Entre los labios y la voz algo se va muriendo, dice el poema 13). De ahí también la necesidad de fijar con urgencia el sentimiento -la pulsión amorosa, la tristeza, la soledad y la angustia- con la palabra poética. Pero es precisamente esa intensidad de la entrega la que provoca más dolor. El poeta sabe que la intensidad de la entrega es recompensa espléndida pero también semilla larga de dolor futura: Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido (poema 20). A pesar del largo proceso doloroso que implica el amor en este poemario, el poeta no se arrepiente de su experiencia sino que incurre en cierta morbosa delectación del sufrimiento: mi alma no se contenta con haberla perdido (poema 20). Este dolor que provoca de forma inevitable el mismo sentimiento que da la felicidad máxima, la angustiosa vivencia de la experiencia amorosa, es una de las claves que más atrapan de este poemario. Y cuando el poeta debe marchar, encaminarse hacia el resto de su vida (Es la hora de partir. Oh abandonado, canción desesperada), va cargado de ese dolor pero el lector intuye que en el poemario se nos ha cantado un amor de esos que destrozan por dentro a quien lo vive.


Recitado del Poema 1:



Recitado del Poema 2:



Recitado del Poema 3:



Recitado del Poema 4:



Recitado del Poema 5:



Recitado del Poema 6:


En las dos próximas entregas del Club de lectura del mes de enero completaré el recitado de los poemas.

 Noticias de nuestras lecturas


Kety sigue con su homenaje en verso a Neruda, ahora con una inspiración a partir del poema 12.

Gelu ilustra con todo acierto el poema 18 y recupera una antigua entrada suya sobre Neruda que recomiendo leer. Todo aqui.

Paco Cuesta comenta de forma tan acertada el poema 5 -uno de los mejores del poemario- que no se puede pedir más. Imprescindible.

Mª Ángeles Merino comenta e ilustra el poema 7: descubre por qué el poeta es un náufrago que encuentra breve refugio en los ojos amados.

Luz del Olmo nos regala unos versos de gran belleza escritos a partir del poema 13 de Neruda. 


Pancho, en su novena entrada sobre Todo lo que era sólido, aborda la devastadora actuación megalómana de nuestros políticos -que todos consentimos- y su internacionalización paleta.... Inmejorables las ilustraciones, tan apropiadas. En su décima entrada, dos claves más: la falta de cultura del diálogo y la desmesura de los años de la opulencia. Tampoco hay que perderse las fotografías.

Antonio Aguilera escribe su última entrada sobre Todo lo que era sólido, con una conclusión acertada sobre la democracia participativa.


Gelu no olvida completar su lectura de La estafeta romántica de Benito Pérez Galdós, de ahí su nueva entrada al estilo de las anteriores.

Anuncio de la lectura del mes de febrero


En el mes de febrero leemos la novela de Laura Castañón Dejar las cosas en sus días. En este enlace podéis encontrar su página oficial en Facebook, con toda la información necesaria.

Ya sabéis que recojo en estas entradas de los jueves los comentarios que los seguidores del Club de lectura hacen en su blog hasta el miércoles y aquellos que me dé tiempo del mismo jueves. Si me he olvidado de alguno, os agradecería que me lo hicierais saber.

16 comentarios:

OceanoAzul.Sonhos dijo...

Pablo Neruda, poemas aos quais nunca ficamos indiferentes. Muito bem recitado.

Abraço, Bom Ano.

cvb

elisa lichazul dijo...

ya no usas lentes para leer??
jo, yo ahora uso dos pares de lentes:
uno para lejos y otro para cerca jajajaja

(a ti te salen super bien los poemas declamados , a Neruda la verdad son un tortura para mí)
te dejo los videos con los audios originales del Poeta Neruda

poema 1
http://www.youtube.com/watch?v=GKdVn2XqVNo

poema 2
http://www.youtube.com/watch?v=E_5_SbRH_vk

poema 3
http://www.youtube.com/watch?v=Q_AsyHg6BvQ

poema 4
http://www.youtube.com/watch?v=4NJiL1rPOOs

poema 5
http://www.youtube.com/watch?v=WpiEK3on1VA

poema 6
http://www.youtube.com/watch?v=d8rz3TrFbSo

poema 7
http://www.youtube.com/watch?v=Mi9Qc8AIB8g

poema 8
http://www.youtube.com/watch?v=0HI00tZ9lNw

poema 9
http://www.youtube.com/watch?v=-I9aqjjW4f4

poema 10
http://www.youtube.com/watch?v=i5P4Ryf19jU

poema 11
http://www.youtube.com/watch?v=BHqLJGWeNVg

poema 12
http://www.youtube.com/watch?v=zThqz8SSIbM


poema 13
http://www.youtube.com/watch?v=QOSWBFjDfJc

poema 14
http://www.youtube.com/watch?v=wn-rvpA2ax8


poema 15
http://www.youtube.com/watch?v=mthfipnbjYE

poema 16
http://www.youtube.com/watch?v=GhNvEupoiYQ

poema 17
http://www.youtube.com/watch?v=43RLV43NW3c

poema 18
http://www.youtube.com/watch?v=sy4t2vRdjr0

poema 19
http://www.youtube.com/watch?v=qe_Qxhe7AhQ

poema 20
http://www.youtube.com/watch?v=eMleSs340eM

La Canción Desesperada
http://www.youtube.com/watch?v=SKggHfH-Iz8

Paco Cuesta dijo...

Si con una una imagen tuviera que definir "Veinte poemas", esta sería: Melancolía de Durero
Gracias por lo que me has enseñado. Un abrazo

Luis Antonio dijo...

Un auténtico recital. Te felicito, Pedro y te agradezco el buen rato que me ha proporcionado. Conocer tu voz es conocerte más y mejor.

No domino la técnica de grabar y colgar en la bitácora, pero también me encanta recitar poemas...

Un abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

Pedro estoy intentando comentar el poema 6, pero el tiempo, y la vida me está poniendo algunas zancadillas ...
Si no logro publicar algo aquí y ahora, en este instante en el que vamos de lecturas, ya te lo mando por correo aunque sea a destiempo y lo publico a destiempo también...
Sé que sabrás perdonarme.
;-)
Besos.

Ana Tapadas dijo...

Pablo Neruda está aqui ao alcance da minha mão sobre a secretária (Antología General), por vezes abro ao acaso e releio mais um poema..mas nada como vê-lo aqui comentado ma língua de Cervantes.
O conceito do seu blogue é excelente.

bj

Campurriana Campu dijo...

Pedro, no sé si hay que hacer algún trámite para participar en este comentario de los 20 poemas de amor...

Escribo en mi saloncito. Brevemente.

Gracias por esta labor que haces.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señor Ojeda,

Sigamos con la cebolla nerudiana…chop chop chop cortadita

El Poema 2 no lo entiende ni Neruda, yo lo he leído más de diez veces y llegué a la conclusión de pérdida de tiempo.

En fin, cualquiera sabe que el lenguaje poético cuando alcanza el lirismo de las nebulosas personales no tiene porque ser entendido, yo mismo (perdón por ponerme como ejemplo, pero soy el que más a mano tengo) escribo cosas que solo yo comprendo (algo común) otras veces mis versos solo podría entenderlos la persona a quien fue dirigido (con suerte), otras veces ofrezco contexto para que algún avezado lector/ra lo entienda en sus infinitas dimensiones, como migas de pan que muestran el camino a mi caverna.

En la gran mayoría de los poemas, el poeta ofrece un entendimiento parcial, porque una primera lectura es para el neófito, más allá de la estética, donde cada verso se preocupa en sugerir opciones con sentido propio, aunque incluya otras posibles lecturas más profundas, más líricas e íntimas de autor o metapoéticas o intertextuales o contextuales para lectores avanzados en la resolución de rompecabezas.

Imaginemos, que escribo algo que solo yo entiendo, ¿qué sentido tendría publicarlo en un poemario?

Bien, una posible respuesta sería que la belleza estética y expresiva compensase su incoherencia para el resto de los mortales, el lenguaje bello cargado de imágenes, vale por si mismo una misa, pero esa opción es muy arriesgada, porque si el poema no es lo suficientemente bello nacerá muerto para el lector y mejor entonces no desenterrarlo y evitar el funeral el día de su bautizo.

¡Bien! me temo que tendremos que confiar en esa supuesta belleza expresiva para leer muchos de los poemas de amor de Neruda.

El número 2 para mí carece de esa belleza expresiva compensatoria. Y algunos versos, me resultan incluso desagradables:
"así situada
contra las viejas hélices del crepúsculo
que en torno a ti da vueltas"
“de modo que un pueblo pálido y azul
de ti recién nacido se alimenta.
"

Poema 3, le sigue dando vueltas al "crepúsculo" "cayendo en tus ojos" y aunque aquí la cosa se comprende, la cantidad de ripios me parece desmesurada y le resta a mi vista cualquier aspecto destacable.

Del poema 4, salvo este par de versos, mejor olvidarlo, se fue volando:
Como pañuelos blancos de adiós viajan las nubes,
el viento las sacude con sus viajeras manos.
"

El poema 5, empieza a parecer poesía, siempre que superemos el caos de imágenes y nos concentremos en algunos versos, recordando que habla de palabras y que sus metáforas juegan con ello, palabras de un amor que no lo tiene todo tan claro, ella mucho más centrada no está a por uvas como él.

Poema 6, vuelve al "crepús-culo" y acaba con más " -culos". Ella en calma y él cachondo, pero de esos calentones para olvidar.

Poema 7, nos recuerda al poema nº1, aunque muchos de sus poemas están llenos de ojos ausentes, hembras distantes y mías, en fin, a saber en que se gastaba Neruda sus ahorros en Santiago, mejor no imaginarlo.

Poema 8, le hablan poco las mujeres al poeta y como ya comenté en mi comentario II, por los versos que describen la fisionomía de la moza, no repara Pablo en símiles originales para dibujarla; por los caracoles y la mariposa de sombra, podríamos tener el retrato robot de una muchachita seguramente en su desarrollo aún no completo, que nada tiene que ver con la nodriza del poema 1, con todo, los versos son bellos en el uso de metáforas y es uno de los que más me gustan.

Poema 9, se despertó con resaca y recordando, además de eso nada destacable, excepto que podía haber ahorrado lo de “subceleste”.

Señor De la Vega dijo...

Poema 10, empieza con "crepús-culo", me niego a leerlo de nuevo por si encuentro un par de "crepús-culos" más. Dammit! I founded them!

Poema 11, parece una gincana en mitad del bosque, la meta no sé cual es.

Poema 12, continúa con la gincana del 11, pero comparado con el 11 el once ahora me resulta bueno.

Poema 13, sigue con la gincana y añade "crepúsculo", fin de la cita.

Poema 14, aquí llega a la meta y convierte el sexo en una merendola en su cerebro (por desgracia con algún "crepúsculo").

Poema 15, es un poema del que se extrajeron carteles 15M, solo por eso, además de la coincidencia numérica, el poema tiene mi aprobación, claro está que deberíamos quitar los versos que no me gustan entre medias y dejarlo de este modo:

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.


¡Mucho mejor! todo un himno 15m, si aplicamos al objeto callado la sustitución por 'democracia'.

Poema 16, si quitamos los últimos 6 versos, me gusta también, que no es poco considerando la escabechina que estoy realizando.

Poema 17 acaba con el verso: "Quién eres tú, quién eres?" pues si no lo sabe él yo tampoco y leyendo los versos y poemas anteriores imposible dar con la clave.

Poema 18, “Mi hastío forcejea con los lentos crepúsculos.

Poema 19, aquí retoma para alegría de los lectores del poemario a la crecida niña del poema 8 y juega con el sol y no cesa de mirarla, pero sin tocar.

Poema 20, es el poema que más me gusta de todos y demuestra como apuntaba la calidad poética de Neruda. Trazado en la noche (sin crepúsculos que valgan), lleno de imágenes de sustancia amatoria, propuestas y melodía.

Yo al poemario lo retitularía -Poema de amor nº 20 y crepús-culos varios-.

Suyo, Z+

Abejita de la Vega dijo...

Me guardo los comentarios del señor de la Vega que son geniales, rematados con esos "crepus-culos" varios".

Te he escuchado recitar el 5, mi favorito, da gusto oírte; qué horror escuchar a Neruda, con voz que me recuerda la de Alberti nonagenario con su paloooma que se equivocaaaba.

La conclusión no puede ser más triste, el amor es un punto feliz entre dos tristezas. No sé quién dijo que el amor es lo más triste pero es lo mejor que existe…ripiosos pero real.

Esta semana me cautivaron unos ojos oceánicos, a ver cuál de las veinte me pega el tirón para la siguiente. Los poemas de Neruda a pequeñas dosis, uno detrás de otro pueden ser tóxicos. Confieso que llegué a soltar el libro con cierta violencia…al principio.

Besos

Ele Bergón dijo...

La poesía es para escucharla o leerla en voz alta. No en vano es música.

Gracias por el recital

Un abrazo

Luz

Esther dijo...

Me gusta mucho su lectura de los poemas y tengo que reconocer que me gusta porque cuando le escucho tengo la sensación de escuchar los poemas por primera vez, y esto me parece muy enriquecedor; no sé si es la modulación de la voz, las pausas, los silencios, la respiración, los énfasis no sé si hasta sea por la voz enmarcada en esa imagen completamente en blanco y negro lo que me convierte estos poemas que tantas veces leí en otros poemas, poemas nuevos. Leo su interpretación y se ajusta como un guante a lo que veo y escucho.

En este poemario de Neruda usted pone el énfasis en lo que llama "el romanticismo de la angustia", digamos que aunque el poeta muestre al amor en sus aspectos positivos como un sentimiento pasional y vital que merece ser vivido, sin embargo, un amor así, por su condición pasional y efímera "destroza por dentro a quien lo vive". Si lo he entendido bien, usted sitúa este poemario, a nivel emocional, sobre todo en la región del "ocaso" (n°XVIII), en un horizonte en donde, de la experiencia amorosa, predomina más la oscuridad que la luz, es decir el amor agonizante.

Esta lectura me ha dejado sorprendida porque yo cuando termino de leer el poemario el énfasis de la experiencia amorosa que aquí se describe no lo recuerdo tanto en los aspectos destructivos del mismo como en los positivos, el amor como sentimiento vital que aun siendo doloroso es "arma"(n°I) de supervivencia contra la soledad y la tristeza que lo preceden, un motor vital y creativo que incluso en el dolor causado por su pérdida sigue actuando: "Oh carne, carne mía, mujer que amé y perdí, a ti en esta hora húmeda, evoco y hago canto"(La canción desesperada). A nivel emocional,-ya sé que esto no es muy canónico- yo sitúo la experiencia amorosa plasmada en estos 21 poemas en la tensión entre esos dos puntos que usted indica: la tristeza que precede al amor y la melancolía y desesperanza que le siguen, en la región del "crepúsculo" como momento del día en el que el sol, la luz, si bien se presenta como llama mortal, todavía es fuego: "Hemos visto arder tantas veces el lucero ... y sobre nuestras cabezas destorcerse los crepúsculos en abanicos girantes." (n°XIV), de hecho son tantas y tan recurrentes las imágenes de fuego y "crepúsculo" en casi todo el poemario, tanta pasión, incluso en la tristeza que, en mi opinión, hasta la melancolía del "ocaso" es una melancolía exaltada y vital. Es más, a mí en este poemario los ciclos del amor se me asemejan a los ciclos vitales de la naturaleza: las estaciones, el día y la noche, ... todo en continuo proceso de muerte y renovación, nada romántico en su conjunto. "Es la hora de partir. Oh abandonado!" Con este verso termina el poemario. "Partir" A dónde? al próximo amor, al próximo poemario? En cualquier caso, adiós tristeza! Por eso me gusta este poemario, por eso, aun no siendo de los mejores, siempre vuelvo.

pancho dijo...

En este poemario predomina el mal de amores. El poeta expresa con sinceridad y hondura distintos aspectos del amor y su contrario como la tristeza, la soledad, el olvido y la desilusión por el amor no correspondido.
El comentario muestra la magnífica capacidad de síntensis del autor.
La poesía debe brotar para ser dicha. Escuchada de manera repetida hasta aprenderla como si se tratara de una canción, como haces en este despliegue de sonido e imagen. Por supuesto algo mucho más cercano y natural que esa ampulosa oratoria del autor que invita a la huida de la poesía aunque esa no fuera su intención.

Un ejemplo de inspiración nerudiana.

Con relación a Intemperie, Nicolas Carrasco, comentarista que dice ser hermano de Jesús Carrasco, dejó un comentario en
esta entrada del blog en relación con la ubicación del espacio al que se refiere la novela.

Un abrazo

Pamisola dijo...

Te felicito Pedro, por tus lecturas.

Es estupendo ver todo lo que provoca un libro, tantas ideas, y opiniones,puntos de vista y descubrimientos, que tanto nos enriquece.

Besos.

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

Gracias por el recital de los poemas de Neruda. Esperamos los catorce de amor, restantes, más la Canción desesperada.
Un disfrute estas lecturas. Por cierto, parece que lo del sentimiento poético es contagioso. ¡Qué estupendos comentarios!
Genial el Señor De la Vega, en su doble aportación con el repaso general. No estoy de acuerdo en todo, pero sería alargarme mucho ir punto por punto, aunque no será por ganas. ¡En noviembre 2007!,
ya nos había dejado un post dedicado a ‘CONFIESO QUE HE VIVIDO’- MEMORIAS. Lo leí hace años, y me gustó muchísimo, pero ha sido ahora cuando creo que casi he llegado a encontrar su esencia.
Cuánta emoción leer lo que pensaba Neruda de la POESÍA, las anécdotas, cómo era capaz de encontrar la belleza para decir las cosas más sencillas.
Desde los 13 años publicó sus versos y colaboró en publicaciones. "De Veinte poemas de amor y una canción desesperada" nos dice: "...son un libro doloroso y pastoril que contiene mis más atormentadas pasiones adolescentes. [...]Es un libro que amo porque a pesar de su aguda melancolía está presente en él el goce de la existencia."
Dejo el tango
'Madreselvas', flores que tanto mencionaba en sus escritos.

Abrazos.

Alicia Montero dijo...

Querido Pedro, maestro y amigo, me has impresionado una vez más--- al igual que mi compatriota, no soportaba la voz de Neruda, reconociendo su grandiosidad, su voz, para mi, no era nada de grata.
Junto a ti, sigo aprendiendo...

te dije que te quiero por ahi?
bueno,....

cuidate, besos

Ali