sábado, 25 de enero de 2014

Certezas


¿Cuántas certezas son posibles en la vida? ¿Una, dos, una docena? ¿La propia vida?

30 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Yo diría que ninguna.

elisa lichazul dijo...

la certidumbre niega la reflexión...Humberto Maturana

y a eso le agregaría, la certeza mata toda sorpresa y asombro

besos

elisa lichazul dijo...

pd... lo mejor es dejar de actuar como el sabelotodo, y arriesgarse a descubrir nuevos escenarios

Esther dijo...

Oscura y cierta como la noche, la muerte.
Lo que pasa es que hay personas muy dogmáticas que tienen casi todo cierto y por el contrario, hay otras para las que todo es relativo, y a ver quién los pone de acuerdo. Sin embargo, en mi modesta opinión, en temas de certeza, ni los unos ni otros aciertan realmente porque la vida es diálogo, y el conocimiento seguro sobre la misma, quizás se encuntre a camino entre lo cierto y lo incierto.

Spaghetti dijo...

Solo una, la muerte.

María dijo...

Yo estoy totalmente de acuerdo con Spaghetti.

Me encanta la fotografía.

Un beso.

São dijo...

A única certeza é a da Morte!

Querido Pedro, que tenhas sonhos agradáveis, rrss

Gelu dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

La muerte es la única certeza.

Un abrazo.

Rita dijo...

Interesantes preguntas. No sé las repuestas.

Emilio Manuel dijo...

Dejemos todo en dudas.

Saludos

Amalia Trujillo dijo...

Absolutamente la muerte

Amalia Trujillo dijo...

Absolutamente la muerte

LA ZARZAMORA dijo...

¿Ninguna?
Besos, Pedro.

Natàlia Tàrraco dijo...

Lo que se dice certezas, una, cómo acaba.
Besito

carmensabes dijo...

La única certeza es que no hay certezas.

Besicos.

DORCA´S LIBRARY dijo...

Lo único cierto es que nos vamos a morir, todo lo demás tenemos que ir descubriéndolo. A veces da miedo, otras, te hace sentir especial por lo bueno que te ha tocado o estás viviendo. Al final es como un iceberg del que se nos permite, de vez en cuando, ver uno de sus picos. Lo gordo de verdad, está debajo. A lo mejor tienen razón los místicos y sólo se descubre cuando te vas.
No sé si este comentario me ha quedado un tanto tétrico.
Un abrazo.

Montserrat Sala dijo...

la vida no tiene certezas, mas bien tiene improvisaciones i dudas. pero la muerte es implacable y cierta.

Un saludo.

Abejita de la Vega dijo...

Siento tener que decir lo mismo que los demás: la muerte.

Nieves LM dijo...

pocas la verdad, muy pocas.

Myriam dijo...

Cinco: 1. que me llamo Myriam 2. que estoy viva 3. que en algún momento estiraré la pata, mientras tanto gastaré zapatos 4. que parí un astro que me dio tres luceritos 5. que aún en el ser humano y en su capacidad de reparación y crecimiento.

Besos

Myriam dijo...

5. que aún CREO dice

impersonem dijo...

Alguna... muy pocas... la que apunta Spaghetti se muestra como incontrovertible.

Joselu dijo...

La única certeza es que estamos vivos, y de ahí todo las demás.

mojadopapel dijo...

La propia vida es la certeza, aunque te equivoques.

pancho dijo...

Tampoco se puede ser tan profundo.Buena gana de recordar todo el rato que estamos en este mundo de prestado. Yo tengo certeza de que esa puerta es el paradigma de la fealdad. Lo raro es que los alrededores se hayan salvado del furor de los francotiradores de los esprais.

José Luis Ríos Gabás dijo...

La muerte, y que antes que esa puerta de hierro hubo otra, como se aprecia en esta foto tan contundente.

Un abrazo

Paco Cuesta dijo...

Al menos una: te gustan los graffitis.
Un abrazo

XuanRata dijo...

Certezas son todas esas cosas buenas que se nos olvidan y que recordamos como un chispazo de tarde en tarde. Habría que llevar una pizarra para reescribirlas más a menudo. Y de paso mejorar la caligrafía.

Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Muchas menos de las que nos pensamos y a veces defendemos con demasiada pasión.

Besos

Luz

dafd dijo...

A la vida le llaman valle de lágrimas unos, yo diría caos. Habría que preguntarse si existe la posibilidad de la certeza cuando hay tantos agentes compitiendo para producir la suya.