sábado, 28 de diciembre de 2013

Si te pones de puntillas puedes ver el mar


Si te pones de puntillas puedes ver el mar. Si miras más allá de la desembocadura, río abajo, más allá de la otra orilla, puedes verlo. Un mar de invierno, galerna hermosa y libre. Si te aúpas un poco más puedes verlo calmado y terso, listo para la caricia. Si te pones de puntillas puedes mirar el mar y reír al llenar tus ojos de su horizonte.

22 comentarios:

Myriam dijo...

El mar, el cielo y las estrellas...

Myriam dijo...

Besos

Antonio Aguilera dijo...

¡¡Cómo me gustan esos ríos limpios!!

Hace fresquito (la cara lo dice todo), eh Pedro?

JOSÉ LUIS MORANTE dijo...

El mar es sinónimo de acabamiento y final, prefiero ver el cauce del río, su manso discurrir; la vida es eso, un poco de agua limpia que se pierde en el horizonte. Felices fiestas, Pedro.

Kasioles dijo...

Si alguna foto me apasiona, son las del mar y de los ríos, no me preguntes por qué, quizás el agua tenga su encanto, cuando la veo correr y llega lejos, es libre, puede acariciar y querer.
Aprovecho para desearte una feliz salida y entrada de año y añado un fuerte abrazo lleno de cariños.
Kasioles

María dijo...

¡Qué fotografía más bonita, Pedro! no solo por tu cara bonita y sonriente, sino por ese fondo con agua que riega y se pasea por la fotografía, hasta se puede escuchar su susurro.

Un beso.

Edurne dijo...

"Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar..."

Qué razón tenía Manrique, y qué razón tienes tú!
Si nos aupamos un poquito, se puede ver el mar, la espuma rompiente en el horizonte bravo yo en el otro, en el calmo...

Yo que soy de mar bravo y guerrero, lo llevo siempre dentro, y ahora está crecido y rabioso mi mar...
Pero si me pongo de puntillas, sí, puedo ver la otra orilla y serenar mi alma con el mar tranquilo, liso, brillante...

Besos marineros!
;)

Edurne dijo...

Fe de erratas:
Quise decir:
"en el horizonte bravo o en el otro, en el calmo..."

Sorry!
;)

São dijo...

Amo o mar em todos os seus aspectos: calmo, tempestuoso, liso, ondulado, ....

Meu querido amigo, bom domingo!

Pedro J. Sabalete dijo...

El empeño y la ilusión lo hacen casi todo, gracias Pedro por este año, vayamos a por otro más, feliz 2014.

Sor Austringiliana dijo...

Soñamos con el mar los castellanos de Castilla.

pancho dijo...

La línea divisoria del ser y el no ser se hace cada vez más fina, cada instante es una resta al calendario de instantes del horizonte devastado por todos los que han sido. Del manantial a las juntas, entrambasaguas, la desembocadura lorquiana del río Hudson.

Ele Bergón dijo...

Siempre hay que mirar, más allá, porque es bueno otear el horizonte. Sigues feliz, me alegro

FELIZ AÑO 2014

Un abrazo

Luz

elisa lichazul dijo...

hay mares congelados tanto que impiden desplazarse hasta los rompehielos
son estos los que nos atrapan Pedro
ojalá no existieran en la vida ni en los sueños

besos

Isabel Huete dijo...

Hermosas palabras, Pedro. Un beso grande y que ese mar te deposite en la arena muchas alegrías en 2014.

amelche dijo...

Yo lo vi el otro día en Alicante y estaba muy calmado y terso.

Neogéminis dijo...

Hay quiebnes insisten en mirar la vida -el amr- muy desde abajo, haciendo que su horizonte se vea chato, sin ilusiones...intento no ser de esos!
Un abrazo enorme!
Que comiences el 2014 lleno de ilusiones...y que gran parte (al menos)de ellas consigas realizarlas!

Pamisola dijo...

A veces hay que ponerse de puntillas para ver y hacerse ver, y si hay suerte divisar lo se que busca.
El mar puede ser tantas cosas...


Feliz Año.

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Le hablas a una convencida...
Ni imaginas la de veces que lo he visto desde un balcón de París.
Besos, Pedro.

elisa lichazul dijo...

un mar calmo , terso, listo para la caricia...
es una invitación PEDRO

las gaviotas adoran el mar calmo,y también con sus tumbos y con sus furias porque aman la vida toda

un mar congelado también es un mar calmo y listo para una caricia pero a ese mar las gaviotas prefieren evitar , no vaya ser que queden atrapadas sus alas en el hielo...

besos y gracias por tu huella en Puelche

Campurriana Campu dijo...

Yo lo respiro cuando llego a una de mis ciudades...lo respiro con fuerza para llevarlo el resto de la semana dentro de mí.

José Luis Ríos Gabás dijo...

El mar parece tener ciertas connotaciones que no tienen las montañas. No me imagino a los de mar echando de menos las montañas. Sin embargo, si soy de algún sitio,y creo que tú también, es de tierra adentro, aunque en verano nos hagamos la ilusión de que somos de mar, durante unos días.

Un abrazo