martes, 24 de diciembre de 2013

Elogio de la esencia


Por estas tierras mías, el campo ahora está desnudo de todo adorno. Por eso, más cierto. Nada falta, nada sobra. Forma esencial que pocos miran, encogidos en las solapas del abrigo, camino de cosas que no importan. Qué hermoso es el invierno que prepara la primavera.

18 comentarios:

CARDOS dijo...

de Escocia.

elisa lichazul dijo...

solo la semilla allí , para qué más PEDRO


FELIZ NAVIDAD!!!
besos

Anónimo dijo...

Que bonito es el invierno que huele a primavera.
Besos

Rita.

'país del año' dijo...

Uruguay "por su receta de la felicidad humana

Antonio Aguilera dijo...

Si hubiera llovido ya tendríamos una alfombra verde y podríamos tomar jugo de hierba de trigo.

São dijo...

O essencial, o sóbrio, o nu. é lindo, tens razão.

Mas nem por isso, o Inverno consegue ser a minha estação preferida...

Bom Natal , querido amigo!

Clara dijo...

Cultivo una rosa blanca
en junio como enero
para el amigo sincero
que me da su mano franca.
Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni ortiga cultivo;
cultivo la rosa blanca.

Myriam dijo...

La verdad es que veo a esos cardones muy estáticos para el viento y la lluvia que estáis pasando por allí estos días, así que vuelen arropados en el viento y mojados por la lluvia besos y abrazos, de los esenciales.

Jan Puerta dijo...

Cuando los ausentes se reúnen, el campo es infinitamente más bello y menos secundario.
Un abrazo

Tomás Martinez Fernandez dijo...

(Fragmento de Hojas de Hierba)

Creo que una brizna de hierba no es inferior a la jornada de los astros
Y que la hormiga no es menos perfecta ni lo es un grano de arena
Y que el escorzo es una obra de arte para los gustos más exigentes
Y que la articulación más pequeña de mi mano es un escarnio para todas las máquinas.
Quédate conmigo este día y esta noche y poseerás el origen de todos los poemas.
Creo en ti, alma mía, el otro que soy no debe humillarse ante ti,
Ni tú debes humillarte ante el otro.
Retoza conmigo sobre la hierba, borra el freno de tu garganta.

Abejita de la Vega dijo...

Cuesta ver una promesa de primavera en esos cardos, pero la habrá, sin duda.

Besos

pancho dijo...

Pero los espacios cambian con el tiempo porque como escribía Ángel González: "Nada es lo mismo. Nada permanece. Menos la historia y la morcilla de mi tierra: se hacen las dos con sangre, se repiten". La sangre es el agua que germina en horizonte de esperanza.

Estrella dijo...

Prepara la primavera empujando al sol hacia arriba. Ese sol es hermoso, y esencia pura de vida.

Pamisola dijo...

Se podría decir que se muestran así para que en la primavera la sorpresa sea más grande.

Besos.

LA ZARZAMORA dijo...

Ojalá tengamos esa primavera que anuncias.

Besos, pedro.

XuanRata dijo...

La felicidad de comprobar como la tierra y el aire ignoran nuestras fechas.

Un abrazo.

José Luis Ríos Gabás dijo...

No he estado por tus tierras en invierno (bueno, hace unos años para visitar Atapuerca, en invierno, realmente con mucho frío), pero por aquí también solo queda lo esencial. Somos de pueblo,con un ligero barniz.Así éramos.

Un abrazo

dafd dijo...

"Qué hermoso es el invierno que prepara la primavera"

Me ha parecido una frase feliz. Con tan pocas palabras...