jueves, 24 de octubre de 2013

Motivos para apoyar las manifestaciones contra la reforma legislativa en materia de educación.


Dadas las movilizaciones convocadas para el día de hoy en el sector de la educación,
 retraso hasta mañana la publicación de la entrada correspondiente al Club de lectura 
y pongo de manifiesto mi opinión en un sector que me es tan cercano.
 Espero que los lectores de La Acequia lo comprendan.
Razón de la foto, en este enlace.

Podría aducir aquí varios motivos que me hacen apoyar las manifestaciones convocadas contra la reforma legislativa en materia de educación que promueve el actual gobierno español. El primero de ellos sería que la inspira un espíritu ideológico contrario al que yo deseo para la educación en España; el segundo que participa de unos principios pedagógicos que no son los míos. Pero todo esto podría debatirlo y aceptar puntos intermedios porque para eso está el debate académico, en el que nadie tiene la razón completa y debe entenderse la legislación como un lugar de encuentro.

También podría aducir que no se acompaña de un apoyo decidido a la promocion de los sectores económicos más desfavorecidos; que aparca en vías de difícil salida a quienes durante un tiempo bajen su rendimiento por la razón que sea. A esto le sumaría que se perpetra y consolida el ataque a las humanidades de los últimos tiempos, grave error con funestas consecuencias presentes y futuras para un país como España que debería estar a la cabeza de la promoción de la cultura en español y del humanismo.

Podría añadir también los modos con los que actúan el Ministro y varias personas del Ministerio que, casi desde el día siguiente a su toma de posesión, han cargado con virulencia y sarcasmo contra los profesionales de la educación a los que han acusado de forma continuada de vagos y privilegiados sin distinguir tirios de troyanos. Y que estas acusaciones no han venido nunca acompañadas de las medidas para dignificar este oficio, como son favorecer la correcta formación y retribuir a los profesores de acuerdo con la valoración y exigencia que debe tener alguien que se dedica a educar lo mejor que tiene un país, los niños y los jóvenes.

Pero ninguno de estos motivos me parece más importante que el primero que debe darse en toda reforma en materia de educación. Ésta debe ser negociada y tener un consenso social y político amplio, cosa que no se da en la ley sometida a debate puesto que tiene contestación incluso entre los gobernantes autonómicos que pertenecen al mismo partido del gobierno nacional. Cuando una ley basa su legitimidad en la exclusiva legalidad que da una mayoría absoluta parlamentaria, se aprueba con plazo fijo de caducidad, el que marca la pérdida de esa mayoría absoluta. Y el país ya ha sufrido demasiado en materia de educación en los últimos veinte años y a estas alturas lo que necesita es poner unas bases duraderas que permitan la continuidad del esfuerzo. Lo contrario es perder el tiempo.

14 comentarios:

Myriam dijo...

Que pena que ésto esté pasando; "España que debería estar a la cabeza de la promoción de la cultura en español y del humanismo".

Toda mi solidaridad para con este sector.

Besos

ibso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abejita de la Vega dijo...

Nada de cultura, competitividad es lo que se lleva ahora. ¿Competitividad inculta?
¡Qué pena!

ibso dijo...

¿No has pensado que quizá ese sea el propósito último: reformar hasta el hastío y que el fracaso consecuente en la educación pública deje el terreno abonado para el negocio de la privatización?

ibso dijo...

El consenso es muy complicado cuando no se pretende dar una educación a todos, sino preparar a la élite que pueda pagar su futuro.
Este mundo humano hace siglos que tiende a lo mismo: amos y esclavos, sea textualmente, económicamente o culturalmente (o, seguramente, todo a la vez).

LA ZARZAMORA dijo...

He visto desfilar tantas y tan absurdas leyes y cambios que me resisto a pensar que debemos aplicarlas todas a rajatabla.
La desobediencia cívica existe.
Deberíamos echar mano nosotros también de esta ley, y explicarle a Wert que francamente de todas las que nos hemos visto obligados a aplicar hasta la fecha, ésta es una que no podemos aceptar.
Obsoleta, decadente, y que supone una vuelta atrás del pensamiento y del sistema educativo puesto en marcha desde la llegada de la democracia.

Besos, Pedro.

María dijo...

Esta Ley es un retroceso, un volver atrás como en los tiempos franquistas, es una Ley retrógrada, favorece la discriminación.

Interesante tu entrada, Pedro.

Un beso.

elisa lichazul dijo...

España no es ajena a los vaivenes fluctuantes del mercado y de las economías globales, pues todos están inmersos en las políticas de su desarrollo

si se quiere ser desarrollado en este mundo tal y como está regido...
business are business

Ayer el secretario de la OCDE estimó que Chile no debe de fomentar la Educación (Universitaria), sino destinar sus recursos a la secundaria y a la primaria

te dejo este enlace por si te interesa leer la entrevista
http://www.24horas.cl/nacional/ocde-chile-hace-los-deberes-pero-el-entorno-es-complicado-904816

España , Chile o cualquier país que se precie en buscar el desarrollo ha de orbitar en la misma dirección que sus vecinos para potenciar esa fuerza de cambio, las economías ya no son cosa aislada ni las políticas de desarrollo social
ahora hay estándares que se buscan entre los mismos estados para integrar el conglomerado al que se aspira

la competencia es feroz y todo ello se traspasa en las políticas públicas hacia los ciudadanos en forma maquillada pero siempre siempre constante

disculpa mi comentario largo
buena jornada
besos

pancho dijo...

No cambiamos ni a tiros. Seguimos usando la cabeza para embestir, como decía Machado. Falta cultura del debate y del consenso que es el origen del progreso desde que el mundo es mundo. En los extremos no hay nada provechoso, solo miseria y círculos viciosos de discordias que van a más porque al otro lo vas a tener de frente, seguro.
Con todo, lo mejor son los profesionales dedicados a la educación que siguen haciendo las cosas lo mejor que pueden y saben a pesar de las bajadas de sueldo,sindicatos vendidos, el aumento de las horas de trabajo, la subida de la ratio de alumnos por aula...
Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Ayer las calles de Madrid se llenaron de camisetas verdes.Otros llevábamos una capucha blanca para aguantar la lluvia que nos respetó bastante. A mi me pilló el gran chaparrón justo cuando pasábamos por el Ministerio de Educación. Nos paramos y acompañados de pitidos gritamos "Di-mi-sión, Di-mi-sión"No sé si se conseguirá algo, pero debemos seguir luchando y además del buen debate, apoyar nuestro descontento con la toma de las calles.

Un abrazo

Luz

Paco Cuesta dijo...

Llevamos demasiado tiempo perdido en proyectos no consensuados que más parecen la tela de Penélope que la voluntad de dar fin a un problema.
Un abrazo

amelche dijo...

Nos sobran los motivos, por eso hice huelga ayer y fui a la manifestación. En fin, un abrazo.

virgi dijo...

"Educar a un niño es labor de toda una tribu", conocida frase que circula mucho, qpoe que a este gobierno le trae al pairo. Funcionan entre si como una tribu, pero nada más.
Ni saben ni quieren saber de educación, derechos, investigación. Un horror retroceder cincuenta años.

MIMOSA dijo...

Otro absurdo cambio, que nos lleva en la dirección que suelen llevar los cangrejos cuando buscan el mar, y al final más que encontrarlo, éste viene a arrastrarlos.
Y así estamos...arrastrados a un bucle sin fin que lejos de buscar soluciones razonables está dando palos de ciego. ¡Qué triste!

Besos, Pedro