martes, 15 de octubre de 2013

Llueve estos días lento


Llueve estos días lento
-otoño bienvenido-
y el agua busca el surco
exacto de tu rostro
hacia el fértil misterio de tu labio.

17 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Hermoso otoño simulando encontrarla acequia de sus labios.
Corto pero intenso.
Un abrazo

Misterio dijo...

Bello...

Un beso

Pamisola dijo...

-Bienvenido otoño-

Me gusta la foto recién bañada.

besos.

virgi dijo...

Delicado recorrido del agua hasta el deseo.
Abrazo

Aldabra dijo...

el poema es hermoso... lento como la lluvia.

pero no puedo menos de sonreirme al leerlo porque comparo la lluvia de tu poema con el contraste de la lluvia real que cae en estos momentos... que delenta no tienen nada.

como decimos aquí "cae la del pulpo"


biquiños,

Abejita de la Vega dijo...

Traviesa el agua.

Anónimo dijo...

Precioso.Una maravilla para la vista el otoño.
Te leo a diario, pero hay veces que con la velocidad de la vida, no puedo comentar.

Besos

Rita.

Paco Cuesta dijo...

Lluvia suave: beso de la naturaleza
Un abrazo

carmensabes dijo...

Anda que no sabe el agua...

Natàlia Tàrraco dijo...

Llueve como el caño de una fuente con labios. Tenemos sed en otoño y siempre.

Myriam dijo...

Esa parece una lluvia muy benigna...
Bienvenido sea, entonces, el otoño.

elisa lichazul dijo...

somos agua Pedro

besos

MIMOSA dijo...

La sutilidad de la lluvia en ese poema es más que una caricia...

Besos

MIMOSA dijo...

Me quedé con las ganas de llevarme una acerola!!

María dijo...

Suave caer lento de gotas que resbalan por nuestra piel, llueve lluvia, tranquila y serena, resbalando por nuestras miradas.

Un beso.

dafd dijo...

Esta lluvia fina trae una sensación de frescor y de desentumecimiento en el cuerpo que nos aviva los sentidos. Y si es fina, mejor. Así va recorriendo, sin salirse de madre, los cauces naturales. Como dices, no se desparrama del surco, sino que lo recorre exacto.

LA ZARZAMORA dijo...

Bendita sea entonces, ese agua...
Besos, Pedro.