miércoles, 30 de octubre de 2013

El lento aprendizaje del otoño


14 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Cuando sabemos que pese a la tempestad de un gris otoño nos esperaránn besos y abrazos...
Nunca habrá suficientes tormentas y
aguaceros tardíos para seguir esperando.
Besos, Pedro.

María dijo...

Un beso de otoño que se saborea desde la voz de tus palabras, la verdad es que ha sido un placer escucharte, Pedro, me ha encantado el vídeo.

Un beso.

elisa lichazul dijo...

lento y delicioso trascurre el beso y la caricia en otoño
cuando las pasiones se maduran

bello y sensual poema PEDRO
besos

mojadopapel dijo...

Otro Otoño distinto...marino...tormentoso... mientras llovizna fuera y llueve dentro.

São dijo...

Infelizmente, o vídeo não abriu.

Te deixo um enorme abraço, meu querido amigo.

Paco Cuesta dijo...

Distinto en cada estación. Pero siempre amor.
Un abrazo

Joselu dijo...

Otoño: tiempo para los frutos tardíos en la antesala del invierno. Tiempo para Sonata de otoño. Tiempo para el hogar y la lumbre y la relectura de Fray Luis de León. En otoño, amor.

José Núñez de Cela dijo...

Ni siquiera el puerto más seguro nos protege por siempre

Saludos!

Myriam dijo...

En esa intimidad, el otoño puede facilitar muchos aprendizaje, ¡ya lo creo que sí!. Me gusta tu vena romántica.

Besos

MIMOSA dijo...

El amor debería persistir a todas las estaciones del año y por muchos de ellos...hasta agotarlo, si tenemos vida necesaria para ello...

Besos, y disfruta de este otoño, Pedro.

carmensabes dijo...

Mientras llovizna fuera todo puede ocurrir... Un placer escucharte.

Edurne dijo...

No sé qué expresión utilizar, Pedro...!
Rendida quedo, caballero! Rendida ante las palabras, el tono, el ambiente, la imagen, el tempo...

Besos otoñales.
Seguiremos en el aprendizaje.
;)

Omar enletrasarte dijo...

ah..algo me ha pasado,
solo veo el título
.
trataré de utilizar otro pc,
.
perdón amigo, un abrazo

PENELOPE-GELU dijo...

Buenas noches, profesor Ojeda:

He vuelto a escuchar el poema para transcribirlo según iba recitándolo.
Es bello de veras.
“...pero quedan más besos y promesas”

Saludos