sábado, 21 de septiembre de 2013

Como ir en bañador de época por el centro de una ciudad sin mar





Si fuéramos inteligentes provocaríamos que las alteraciones del espacio y del tiempo que se producen en una ciudad en fiesta duraran más.Tanto que no las pudiéramos sentir como el metro de más que se nos cede en la soga con la que estamos atados.

9 comentarios:

Spaghetti dijo...

Las alteraciones del espacio-tiempo en una ciudad en fiesta no dejan de divertirme. Si esto responde a romper con una ciudad rígida y uniformada debieran de darse todo el año.

Abejita de la Vega dijo...

Doy la espalda a las fiestas populares casi siempre. Pero comprendo a quien necesita romper de vez en cuando.

Desde una ciudad que va perdiendo sus rigideces de antaño.

Besos

elisa lichazul dijo...

entre tanto desempleado y desconsuelo, que aún insistan en festejar habla de la utopía humana
o de la individualidad extrema en la que se refugian

besos

mojadopapel dijo...

Me apunto a todo lo que mueve una sonrisa o una mirada de asombro.

Myriam dijo...

Exacto, alteraciones que duraran más y fueran más creativas y profundas hasta que lograran romper la soga y transformar la realidad.

Existe la creencia generalizada de que cuanto peor estamos, debemos desgarrarnos las vestiduras y llorar. Eso no nos saca del estado actual. la creatividad y la voluntad de cambio sí.

Besos

Montserrat Sala dijo...

Hola profesor: a mi me parece ridículo, pero soy de la opinión, que cada cual vista de verano de invierno o de càrnaval como le apetezca. La gente joven tiende siempre a romper moldes, y como en el pasado y seguramente va a ser así, por los siglos de lso siglos.
Hay gente que dice que van así para destacar en algo, ya que no puden sobresalir en nada más.

Un saludo muy cordiall

dafd dijo...

A veces los estorbos festivos son bastante perceptibles para aquellos que necesitan dormir con el objetivo de obtener, al día siguiente, otro metro de consuelo; o, tal vez, de soñarlo.

José Luis Ríos Gabás dijo...

Te he leído y estoy de acuerdo.

Un abrazo

virgi dijo...

Hay una cantidad de fiestas que me parece exagerado, será que no me chiflan.
Beso