jueves, 4 de julio de 2013

La historia irrumpe en la vida de los Salcedo en El Hereje de Delibes y noticias de nuestras lecturas.


Delibes cuida mucho dos cosas en esta novela histórica. En primer lugar, el estudio de la psicología de Cipriano Salcedo marcada por las relaciones con su padre en la infancia; en segundo lugar, la combinación de cuestiones domésticas y grandes asuntos históricos. El autor carga las tintas en estas cosas: ve la historia a través de Salcedo. Quizá por eso negara su condición de novela histórica, pero por eso mismo es más novela histórica. A la historia se le debe aproximar uno levantando las faldas de la mesa camilla para que podamos comprenderla mejor y nos sea más próxima. La distancia pertenece a otro género: la tragedia.

Cipriano Salcedo es como es por la difícil relación con su padre y todos los acontecimientos vividos en la infancia. De la misma manera, los grandes problemas históricos del momento -la reforma religiosa y la reacción de la Iglesia católica y la Monarquía española- se ven mejor desde los ángulos a través de los cuales nos los presenta Delibes: la forma en la que afectan a la gente normal. Así, la primera irrupción brusca de la historia en la vida doméstica de los Salcedo se produce con motivo de la Guerra de las Comunidades de 1521, mezclada aquí con los asuntos de cama de don Bernardo. Y la irrupción de las controversias que provocará la reforma luterana, a través de los ojos de un niño Cipriano. Este ambiente, que Delibes extrae de la Historia de los heterodoxos españoles de don Marcelino Menéndez y Pelayo (aquí, aquí y aquí) -si bien con un sentido ideológico contrario-, se nos cuela cuando más atentos estábamos a las circunstancias personales de Cipriano y su padre. Sabia forma de devolvernos al inicio de la novela, dosis de ida y vuelta manejada magistralmente por Delibes.

Noticias de nuestras lecturas

Pancho, cuyos comentarios de hace tiempo nos sirven de guía de lectura, publica una nueva vuelta de tuerca magistral a El Hereje: impagable esta sabia entrada que nos ayuda a llevar mejor el silencio del verano.

Gelu ambienta el lugar en el que Delibes sitúa el almacén al que acude Salcedo para depositar su lana, en Burgos.

Mª Ángeles Merino muestra oportunamente cómo Delibes va introduciendo el problema histórico en la vida de Salcedo.

Paco Cuesta, tras indicar los encuentros que cambian la vida de Cipriano Salcedo, reflexiona sobre el final de El Hereje y lo que significa, en especial, la posición del narrador ante los acontecimientos.

Myriam acomete una magnífica serie de entradas sobre las cuestiones psicológicas en El Hereje, que se convierten en una referencia indispensable en esta lectura:  las bases de los tipos de pareja según el comportamiento social, el desarrollo de los fracasos de las parejas y, finalmente, la fina conclusión a la que llega.

8 comentarios:

Myriam dijo...

Esas dosis de ida y vuelta me parecen a mí magistrales, eso y todo lo demás en esta novela. Mil gracias por los enlaces a MMyP que leeré, espero, en el fin de semana y por las palabras que me dedicas.

Un abrazo a tí y saludos a los compañeros de lectura.

Paco Cuesta dijo...

La historia a través de lo cotidiano. Algo tan sutil sólo puede salir de la pluma de un gran escritor.
Gracias por la guía en tantas y tan buenas lecturas. Nos vemos.
Un abrzazo

Abejita de la Vega dijo...

La Conferencia sobre Erasmo y la epidemia de peste están magistralmente ensamblados con la vida de Cipriano Salcedo; como esperamos de alguien tan grande como Delibes.

Este hereje es un personaje de Delibes, con eso está dicho todo. Vivo e inolvidable.

Es muy curioso consultar al ortodoxo don Marcelino, fue una buena fuente para el escritor, aunque este vaya en dirección contraria.

Sigamos, que yo todavía no lo he casado.

Besos

elisa lichazul dijo...

interesante y completo análisis PEDRO,
que sigue el hilo narrativo de este libro

besitos

Omar enletrasarte dijo...

DelíbEs y la mayúscula indica su "silla" en la Real Academia
saludos para vos (ah, Profe ¿sigo esperando?)

Myriam dijo...

Me quedó clara la postura ideológica de Dn MMyP:

"porque el catolicismo, que es todo luz, odia las tinieblas y ninguna verdad puede ser hostil a la Verdad Suma, puesto que todas son reflejos de ella, y se encienden y apuran en su lumbre"

"y España, que aún tenía el brazo teñido en sangre mora y acababa de expulsar a los judíos, mostró en la conservación de la unidad, a tanto precio conquistada, tesón increíble, dureza, intolerancia, si queréis; pero noble y salvadora intolerancia."

" Para mí, la Reforma en España es sólo un episodio curioso y de no grande trascendencia. A otros descarríos ha sido y es más propenso el pensamiento ibérico. Hostil siempre a esos términos medios, cuando se aparta de la verdad católica, hácelo para llevar el error a sus últimas consecuencias...."

No tenía idea que que habían sido tan los los heterodoxos españoles... NI que el Dr Cazalla y su mami Dña Leonor habían existido realmente, creí que eran personaje inventados en ese contexto histórico. Muy, muy interesate. Gracias de nuevo, Pedro.

Besos

José Luis Ríos Gabás dijo...

Leo, aunque retrasado respecto a vosotros. Me está gustando mucho, creo que no había leído nada o casi nada de Delibes ("Un mundo que agoniza", creo que leí hace tiempo). Lástima que esté tan lejos. Si no fuera así me plantaría en Valladolid para la visita. Quizás en otra ocasión.

Un abrazo

Antonio Aguilera dijo...

Pude leerlo antes de nuestra lectura colectiva del Quijote. Pero ahora mis compromisos revulsivos no me dejan acompañaros. Lo siento de veras.
Os sigo muchos dias en silencio, ahi agazapado.

Besos y abrazos para todos